Desde 2019, el docente es representante del Tec en el Clúster Automotriz de Coahuila.
Por Roberto Frías | campus Saltillo - 15/05/2020

Eduardo Arrambide Leal es un profesor del Tec de Monterrey que trabaja de la mano con la industria automotriz para mejorar la experiencia y formación de otros maestros. 

Desde su llegada al campus Saltillo en 2019 se ha dedicado a crear y mantener vínculos con dicho sector a través de varios proyectos.

“Una de las razones por las que vine a Saltillo fue para reforzar la vinculación de profesores con la industria”, afirmó. 

Actualmente, el docente con 14 años de trayectoria es representante activo del Tec en el Clúster Automotriz de Coahuila.

Eduardo Arrambide trabajando en oficina

 

Entre las iniciativas que ha encabezado Eduardo Arrambide destaca el acercamiento con las principales ensambladoras de la región, como General Motors

“Tuvimos una visita a la planta con un grupo de profesores de Saltillo y Monterrey, en la que vimos la línea de producción y planteamos propuestas para hacer consultoría y educación continua”, señaló.

Agregó que tal proyecto continuará una vez que se haya mitigado la contingencia sanitaria.

Visita de Eduardo a General Motors

 

Su participación dentro del clúster ha propiciado que otras empresas como Magna y Daimler busquen sumarse a las actividades de Semana i y Semestre i.

Estas corresponden al Modelo Educativo Tec21 y promueven el aprendizaje vivencial de los estudiantes. 

“Otro de los proyectos en los que trabajamos es un ciclo de conferencias relacionadas a la industria 4.0”, dijo. 

Estudiado como Ingeniero Mecánico, ha estado involucrado en la consolidación de equipos multidisciplinarios que representan a la institución en competencias internacionales. 

“Además tuve la oportunidad de representar al Tec en Japón, donde presenté algunos proyectos que he implementado en mis clases”, agregó.

Eduardo con grupo de estudiantes

 

Para Eduardo Arrambide, el quehacer de un docente se extiende más allá de los salones de clases, e incluso, debe significar algo más que solo enseñar.

“Yo creí que la docencia sería solo un escalón a la siguiente etapa de mi vida, pero terminé encontrando mi pasión”, expresó. 

Por ello, este docente también apuesta por las conexiones con sus alumnos. 

Eduardo impartiendo clases por Zoom

 

“La clave para ser un buen profesor es lograr conectarte con tus estudiantes, porque entonces así transformamos sus vidas”, dijo.

A pesar del reto que representa impartir clases de forma virtual, asegura que es una oportunidad para mejorar sus prácticas y habilidades.

“Gracias a que la tecnología está de nuestro lado podemos hacer nuestra labor. La mayoría vamos a aplicar después lo que estamos aprendiendo ahora”, finalizó.

Eduardo recibió el premio al Profesor Inspirador 2020 del Tec de Monterrey, gracias a su trabajo de excelencia durante el pasado ciclo escolar.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios