Sara Almanza es una alumna de PrepaTec del Tecnológico de Monterrey en Saltillo y su pasión es el tenis. Gracias a su entrega a este deporte fue acreedora del primer lugar en el Nacional Grado Mil.

Andrea González | Campus Saltillo

Sara Almanza es una joven que desde sus ochos años de edad comenzó a jugar tenis. A pesar de eso nunca se imaginó que por un curso de verano podría terminar tan enamorada de un deporte como lo es el tenis y que ahora no duda ni un instante en llamarlo su verdadera pasión.

“Al finalizar el curso de verano el coach me invitó a formar parte de su equipo femenil de tenis en el American Sport y así fue como comencé a practicar y conforme pasaba el tiempo se volvió como una costumbre para mí” añadió Sara.

La alumna de preparatoria del Tecnológico de Monterrey en Saltillo ha participado en distintas categorías como Mini tenis, 10 femenil, 12 femenil, 14 femenil, 16 femenil y 18 femenil. Asimismo ha competido en los ITF que son torneos internacionales donde se enfrentan jóvenes menores de 18 años.

Dos mujeres tenistas sonriendo a la cámara

Para Sara este deporte significa mucho y quiso enfatizar en una de sus más anheladas metas dentro del tenis, la cual es obtener una beca del 100 por ciento en Estados Unidos o dentro de México. En su búsqueda por alcanzar dicha meta, Almanza se inspira en Roger Federer, un tenista profesional al que busca imitar a diario.

“Él es mi jugador favorito, es mi ídolo. Lo que más admiro de él es su humildad ya que es el más grande jugador y nunca ha hecho menos a los demás, espero algún dio poder llegar a ser como él” comentó la alumna.

Sara asegura que para tener éxito en el cualquier deporte se tiene que tener mucha disciplina y constancia. Ella entrena alrededor de dos horas y después se prepara dentro de las instalaciones del Tecnológico de Monterrey en Saltillo aproximadamente durante una hora con su entrenador Jorge Vélez.

Gracias a su disciplina y entrenamiento, Sara logró el primer lugar en “Singles” en la categoría 18 años femenil durante la semana del 24 al 29 de abril en el torneo que se llevó a cabo en Saltillo, Coahuila, dentro de las instalaciones del Club Campestre.

Sara con el reconocimiento del primer lugar

“Jugué un Nacional Grado Mil, este es uno de los torneos más importantes del país ya que si lo ganas te hacen merecedor de mil puntos en el ranking de la Federación Mexicana de tenis, y logré ganarlo.” dijo Sara.

Sara comenta que cuando competía de pequeña le decía a su madre “¿Ya viste con quien me tocó?, esa niña está enorme” y su madre siempre respondía en tono de broma, que no tenía que cargarla. Almanza afirma que su madre tenía razón. Tanto ella como su competidora tenían las mismas probabilidades de ganar. Un aspecto que Sara descubrió con el paso del tiempo es que el éxito dependía no del tamaño, sino de la pasión por obtener el triunfo. 

Joven mujer con medalla en el cuello sonriendo hacia la derecha

"La competidora que jugará con más corazón era la que verdaderamente ganaba” añadió.

Al terminar la entrevista, Sara quiso dar algunos consejos a los jóvenes que en ocasiones dudan de sus capacidades en algún deporte: “Lo más importante es creer en ti, tener disciplina y por supuesto entrenar muy duro" finalizó.

Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios