Los juegos Intercampus Tec del Tecnológico de Monterrey en esta ocasión se realizan de manera simultánea a nivel nacional.

 

Asael Villanueva | Campus Saltillo

Sale el sol y la capital saltillense despierta con mil habitantes más. Los hoteles de la ciudad son embestidos por una ola azul. Alumnos de Monterrey, Tampico, Chihuahua, Cd. Juárez y Laguna visitan el Campus Saltillo. Hoy dan inicio los Intercampus, la más grande expresión deportiva del Tec de Monterrey que se lleva a cabo en cada una de las zonas del país.

Hoy Saltillo es la sede de la Región Norte y los partidos dan inicio desde las siete de la mañana. El frio característico de la capital de Coahuila no detiene a los jóvenes que disputan sus encuentros en las categorías de Futbol Siete Varonil, Futbol Rápido Femenil, Basquetbol Varonil y Femenil, Voleibol Femenil, Tochito y Tenis.

Formación en círculo, siempre el entrenador delante de los demás alentando con gritos a sus jugadores, unos tan fuertes que podrían pasar como un regaño. ¡Sí coach! responden. Y rompen filas con un aplauso o un grito.

Algunos al pisar el campo o la cancha se agachan a tocar el piso y llevan su mano al pecho. Realizan una cruz simbólica y besan una de sus manos. Otros miran al cielo como esperando que la divinidad les dé el triunfo. Sonrisas y saludos se ven por doquier y un compañerismo que hace honor a la expresión que predomina en los campus del Tecnológico de Monterrey en todo México: Somos un solo Tec.

Una expresión que queda fuera de la cancha, ahí dentro el Tec se fragmenta y da lugar a unos aguerridos encuentros donde los alumnos dejan todo. Gritos, sudor, caídas y lágrimas son parte de cada uno de los deportes. Algunos caen victimas de choques, barridas o incluso del cansancio.

Coach gritando
La pasión estuvo presente todo el fin de semana.

Cuando un equipo juega, los compañeros de sus campus olvidan su rol de deportistas y se convierten en una afición que ruge con cada salto, con cada jugada, cada encestada, cada touchdown. Gritan alentando a sus compañeros y les inspiran a entregarlo todo.

Tampico va abajo en el marcador por un gol. Sus rivales de Ciudad Juárez tienen el balón y avanzan hacia su meta, en el viento se alcanza a oír un grito ahogado de la afición tamaulipeca que no había parado de alentar. Hasta ahora. Cae el gol y se quedan en silencio por algunos segundos. "Yo soy de Tampico y tengo aguante" grita una de las fanáticas que provoca que los demás comiencen a cantar de nuevo. Al final Tampico pierde por tres goles en uno de los partidos con mayor asistencia del día entre saludos de ambos equipos y un incesante coreo de la gente. No se detuvo.

Así transcurre cada encuentro que se disputa en el nuboso Saltillo donde se desata la lluvia que se suma a la lista de cosas que no detienen a los alumnos, a los borregos del Tec. Continúan jugando a pesar del agua. Algunos cambian de sede a diversos espacios deportivos en la ciudad, otros se quedan a hacerle frente a la tempestad.

Lo cierto es que los borregos han venido con la actitud que caracteriza a los campeones, no parece que quieran rendirse, no dejan nada a la suerte.

Este día el Tecnológico de Monterrey a nivel nacional celebra los Intercampus en tres de sus regiones, dando muestra que el trabajo en equipo es posible y que el deporte es capaz de hermanar a la sociedad. Así lo menciona Angelberto Guardado en la ceremonia de inauguración que se celebró cuando el sol abandonó el cielo.

"Hoy celebramos los Intercampus en las regiones norte, región occidente y región centro. Como saben, dos regiones están sufriendo por la tragedia que hemos vivido" comentaba Víctor Gutiérrez Aladro, Rector de la Región Norte, invitando a tener en mente a los afectados.

Suena un tambor dos veces y los alumnos gritan Tec mientras aplauden, atendiendo a la indicación nacional. Las regiones están conectadas mediante una video llamada por lo que las inauguraciones se llevan a cabo al mismo tiempo y se vive el mismo ambiente en cada una de ellas.

La luz se difumina y el auditorio donde están concentrados los alumnos de los seis campus se llena de música y baile. Afuera les espera una cancha con un ambiente de celebración y con algo para llenar el estómago.

Al siguiente día habrá que iniciar los encuentros temprano, el siguiente día habrá que dejarlo todo de nueva cuenta en la cancha. La mañana traerá el segundo día de Intercampus y los alumnos tendrán otra oportunidad de enfrentarse, el siguiente día podrán dividirse por campus e intentar ganar la mayor cantidad de encuentros.

Pero esta noche sólo se celebra. Esta noche no hay delegaciones ni porras por campus, esta noche las fotos grupales incluyen a jóvenes de estados de la republica distintos. Esta noche todos cantan y bailan. Esta noche se vuelve a hacer honor a la expresión que reina los Intercampus: ¡Somos un solo Tec!

 

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios