En México resulta particularmente relevante hablar de la industria de la producción musical y el diseño sonoro.
por Paris Gómez Vázquez - 13/01/2020

En el plano económico, la dimensión creativa ha experimentado un crecimiento nunca visto. Las áreas de generación de riqueza y bienestar que de la misma emanan, han gozado de un reconocimiento que desde hace tiempo reclamaban.

Tal es el caso de sectores muy diversos, pero profundamente relevantes como el cine, la arquitectura, la gastronomía, el turismo, el diseño y la música. La razón principal del protagonismo que paulatinamente han exhibido radica en la relevancia de éstas en métricas de crecimiento como el PIB tanto de naciones, como de regiones y, por supuesto, el de carácter global.

Prácticamente de manera generalizada los países y las diferentes zonas geográficas ostentan índices cercanos al 6% (en muchos casos superior) de impacto de las industrias creativas en el total del valor generado. Lo anterior, entre otros factores, es consecuencia de las oportunidades que el contexto digital entraña.

Aunque, por supuesto, se podría abundar en cualquiera de los sectores que constituyen la también llamada economía naranja, en México resulta particularmente relevante hablar de la industria de la producción musical y el diseño sonoro. Utilizando la nomenclatura del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económica, es oportuno decir que la música es el sector con el mayor número de establecimientos a nivel nacional, representando un porcentaje del orden del 30%.

Lo anterior, sin duda, representa una oportunidad de desarrollo para los profesionales de la industria, sea en el plano de la composición, la interpretación, la comercialización, el diseño sonoro, la sonorización, entre muchas otras dimensiones contenidas en el sector. Las instituciones educativas debemos hacernos cargo de estas oportunidades emergentes, ofreciendo una oferta de desarrollo en el ámbito musical que perfile a los jóvenes y les dote de herramientas para desarrollarse con éxito en el mundo productivo y potencializar la vocación.

Dr. Paris Gómez Vázquez es Decano de la Escuela de Humanidades y Educación Región Centro del Tecnológico de Monterrey.

**Este texto fue publicado el viernes 10 de enero del 2020 en el Diario de Querétaro, y se reproduce con permiso.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios