La empresa busca fomentar esta práctica para cuidar el medio ambiente en México

Raphaela Cáceres y Mar Marín | Campus Querétaro

¿Te imaginas que el mismo aceite utilizado para freír comida ahora puede ser reutilizado para mover motores?

Ahora es posible en México gracias a Biodiqro: una empresa nacida en Querétaro de la necesidad de hacer sustentable el uso del aceite comestible quemado al convertirlo en biodiésel de calidad.

Los hermanos Miguel León y María José León, quienes fundaron esta empresa en el año 2015, fueron acreedores en su entidad del Premio Juventud 2018 en la categoría “Ingenio Emprendedor” al reconocer su innovación, tecnología y sustentabilidad.

Los egresados del Tec de Monterrey en Querétaro explicaron que el uso del biodiésel ya es una realidad en Europa, por lo que Biodiqro busca fomentar esta práctica empleando la tecnología en favor del medio ambiente en México.

 

Biodiqro: biocombustible, biodiésel.

Beneficios ambientales

  • Por cada litro de biodiésel producido se recicla 1 litro de aceite usado de cocina.
  • Cada litro de aceite recolectado evita que contamine hasta mil litros de agua.
  • Proviene de recursos renovables.
  • Reduce emisiones de CO2 en un 80% comparado al uso del diésel.
  • Por cada litro de biodiésel se reduce en 2 kg de CO2
  • La diferencia en la potencia en motores de biodiésel y diésel es mínima.

 

“No lo tires, recoléctalo y transfórmalo en biocombustible”

Para Miguel León, el gran objetivo es que Querétaro se convierta en el primer estado en el país nacional en el consumo de biodiésel.

Bajo esta premisa, el egresado de la carrera de Ingeniería Mecánica está creando, en conjunto con diferentes redes de alianzas empresariales, la primera normativa a nivel municipal para lograr que el 100% del aceite vegetal se convierta en biocombustible.

“El camino no ha sido fácil. Lograr un producto de calidad, como lo es el biodiésel, necesita de la sociedad y el cambio de sus hábitos en torno a la disposición final del aceite vegetal quemado”, añade Miguel.

 

Biodiqro: biocombustible, biodiésel.

Actualmente la norma federal NOM161 obligan a los restaurantes o establecimientos productores de aceite vegetal quemado a disponer de manera responsable del residuo.

El aceite vegetal quemado puede servir como alimento de ganado, para producir jabones o en la fabricación de biocombustible.

Actualmente el biodiésel producido en Biodiqro también se está utilizando en pruebas con turbinas de avión Rhino.


LEE TAMBIÉN:

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios