Los recursos para esta gran iniciativa no solo llegaron de organizaciones como FEMSA, JUPASA y DIF, si no que los estudiantes se dieron la tarea de ir puerta por puerta explicando su objetivo y recibiendo artículos de muchas personas.

por María José Cedeño - 05/12/2018

María José Cedeño | Campus Querétaro

Los jóvenes de PrepaTec Celaya Arlette Victoria Flores, Eric Arreguín y Raúl Eduardo Raya, llevaron a acabo la iniciativa denominada “Cruzada contra el hambre” que tuvo como objetivo hacer llegar despensas a comunidades rurales de Cortazar en el estado de Guanajuato.

La iniciativa 

El proyecto social se hizo en conjunto con el área de dirección de PrepaTec Celaya, y con el apoyo de Adriana Jiménez, directora. También se contó con apoyo de los profesores Mayra Márquez Hernández  y Gerardo Unricho Aguado, que auxiliaron a los alumnos en los temas como el transporte y la repartición.

El día que armaron las despensas, lo chicos pensaron que podrían haber hecho más, pero al entregar las despensas se dieron cuenta que la gente estaba muy agradecida y que les costaba trabajo levantar lo que les habían preparado. Esto les recordó en gran esfuerzo y determinación que pusieron y tienen planes e ir a otra comunidad para poder enseñarles a crear huertos familiares y poder hacer familias autosustentables.

El director de estas comunidades rurales les hizo saber la necesidad en la que se encuentran, y les ofreció información de censos para poder darles una idea de la tarea que querían cumplir.

“Recuerdo que después de entregar las despensas un niña me preguntó si podía tomarse una foto conmigo,  y luego me agradeció. Se sintió muy bonito que al final de todo las personas nos decían “qué bueno que se acordaron de nosotros”.” - enfatiza Arlette. 

Al iniciar preparativos los alumnos no creían poder conseguir lo necesario, pero con determinación y ganas de ayudar lograron apoyar a aproximadamente 50 familias con despensas. Estas despensas contenían artículos como arroz, verduras enlatadas, atún, botellas de agua y papel higiénico. Asimismo, el equipo realizó un folleto informativo de alimentación y nutrición para poder repartir a los residentes.

Los recursos para esta gran iniciativa no solo llegaron de organizaciones como FEMSA, JUPASA y DIF, si no que los estudiantes se dieron la tarea de ir puerta por puerta explicando su objetivo y recibiendo artículos de gente externa, que apoyó a los estudiantes.

“Queríamos darles a entender que la iniciativa era para ellos, y que los teníamos en nuestra mente” -opina Arlette.

LEE TAMBIÉN:

Estos alumnos demostraron que el sentido humano no solo se encuentra dentro de la institución, si no al mirar a través de los muros de la misma. Lograron identificar comunidades con necesidades mucho mayores a las nuestras, y nos mostraron que en el mundo hay mucho más de lo que alcanzamos a percibir, y que si podemos apoyar a nuestra comunidad debemos hacerlo.

“Esta actividad ayudó a comprender que existen muchas personas que tienen que pensar en cómo sobrevivir y poder tener condiciones de vida dignas, ellos no tienen las facilidades que tenemos. Tenemos que empezar a pensar en estas personas.” - finaliza Eric.

Cruzada 1

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios