A dos años de su fundación por un EXATEC, Giandora ha crecido exponencialmente, con una empleabilidad de 4 a 13 empleados, de los cuales 69% son mujeres. De la diversidad de productos que ofrecen, el 60% de la venta son pasteles, con una venta promedio de 64 pasteles individuales al día.
por Miranda Hernández - 10/05/2019

Miranda Hernández | Campus Querétaro

Francisco González Gil, egresado del Tec de Monterrey de la carrera de Ingeniería en Industrias Alimentarias, generación 2012, y de la mano de su esposa, la Chef Estefanía Paniagua (Universidad Cordon Bleu de Madrid), crearon Giandora: un establecimiento que ofrece alta pastelería, además de tener servicio de cafetería.

El nombre surge de la palabra “Gianduja”, una mezcla de cacao y avellana, con la palabra oro en femenino, simbolizando la elegancia.

La historia de dicha pastelería comenzó en el año 2017, cuando Francisco y su esposa tomaron la decisión de emprender.

“Creo que son decisiones que no la tomas de un día a otro, son cosas que piensas, en el Tec nos inculcan el emprendimiento, es algo que tienes en la cabeza desde el primer día que entraste. Define, plantea en papel y con todo el miedo, aviéntate”, comentó Francisco en entrevista para CONECTA, sobre su disposición para emprender en un proyecto como Giandora.

A dos años de su fundación, Giandora ha crecido exponencialmente, con una empleabilidad de 4 a 13 empleados, de los cuales 69% son mujeres. De la diversidad de productos que ofrecen, el 60% de la venta son pasteles, con una venta promedio de 64 pasteles individuales al día y su crecimiento lo atribuye a tres diferenciadores clave: la calidad, la imagen y a la innovación.

Giandora 1

El primero lo cubren siempre utilizando ingredientes de la más alta calidad, el segundo cuidando siempre con detalle que el producto sea atractivo visualmente y, por último, la innovación. 

Este último es el diferenciador principal del negocio de alta repostería: sus pasteles en su versión individual. Esta idea es tendencia europea que tiene como finalidad el acompañamiento de un postre después de una comida, sin ser específicamente un día especial. 

Deliciosa pasión por el emprendimiento: “Giandora, alta pastelería”

En el rol de Francisco, sus esfuerzos van dirigidos a las áreas de Contabilidad, Marketing y Ventas de la empresa, por lo que ha seguido en contacto con el Tec, específicamente con el área de Vinculación Académica en proyectos de fotografía, video corporativo y finanzas. Él mismo señala que la aceptación de los clientes ha facilitado la apertura de una segunda sucursal sin embargo, su visión va aún más allá, esperando cubrir varios puntos importantes de la ciudad de Querétaro, siempre manteniendo la mejor calidad.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios