Las donaciones pueden solicitarse por medio de la página oficial de Mefrup.
Por por XIMENA LÓPEZ | CAMPUS QUERÉTARO - 07/05/2020

Tania Citlalli, alumna de PrepaTec Celaya, se ha unido junto con su familia y la empresa  Mefrup en la que labora su papá, para llevar a cabo un proyecto dedicado a fabricar y donar caretas para el sector médico en los lugares más críticos. 

“La iniciativa nació de la empatía y la preocupación sobre lo que sucedió en otros países por la escasez de estos productos por la pandemia y en la imprevisión nos vimos en la tarea de actuar” Tania Citlalli 

La iniciativa consiste en fabricar y donar caretas para el personal de salud, a través de la empresa Mefrup y cuyas pruebas de campo fueron en Villagrán, Guanajuato. 

Después de diez días las donaciones comenzaron en toda la República, los principales lugares donde se enviaron las caretas fueron Guadalajara, Guanajuato, Querétaro y Tijuana. 

Tania con sus esfuerzos y el apoyo de Mefrup han podido entregar más de 400 caretas desde que inició el proyecto, motivando a todas las familias a apoyar el proyecto desde la plataforma de Donadora y así alcanzar la meta de 2000 caretas donadas. 

 

Alumna de Prepa y su familia reparten caretas en hospitales de Celaya

 

“Con la experiencia de mi padre en la ingeniería de plásticos y elastómeros, con la ayuda de mi tío y mi inquietud por hacer algo en estos tiempos de crisis nos dimos a la tarea de iniciar este proyecto”  enfatizó Tania.

La familia de Tania desea ayudar a brindar las herramientas necesarias a las personas que trabajan dentro del sector médico para que estén seguras y protegidas, y de esta forma puedan seguir realizando su valiosa labor de cuidado.

Como todo proyecto tuvo cambios durante la marcha, al inicio la familia diseñó una careta con diadema de silicón, a pesar de  ser un diseño muy bueno, tuvieron que reinventarlo para optimizar tiempo y recursos. 

Las nuevas caretas se elaboran con láser y vivak PETG, un plástico que puede tratarse con calor para darle la forma que se requiere, la parte que tiene contacto con la frente lleva un sello de silicón blando para mayor confort.. 

“Metimos nuestro proyecto a donadora para que así la gente empezara a ayudar la causa, donando desde 110 pesos que es lo que cuesta una careta aproximadamente, sin dinero aumentado para nuestro beneficio ya que lo hacemos con un fin sin lucro.” finalizó la alumna.

 

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER


 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios