“El Tecnológico de Monterrey te exige, y te ayuda para cualquier aspecto de tu vida profesional. Tú no te das cuenta del poder de emprender, hasta que estás en el Tec. Estando ahí, es demasiado fácil sacar adelante tus ideas.”

- Creadoras de Cate de mi Corazón

Mariana Marín | Campus Querétaro

Un set de comida mexicana elaborado por estudiantes del Tecnológico de Monterrey en Querétaro, a partir de materiales ecológicos inspirados en la cultura, los colores y detalles de México, entrelazan el diseño indígena junto al talento y emprendimiento queretano en Punto México, un espacio de la Secretaría de Turismo destinado a la difusión del turismo nacional.

Creadoras Cate de mi Corazón

Verónica Zaragoza, Paola Vázquez y Sandra Solís, estudiantes de la Licenciatura de Diseño Industrial, son las creadoras de Cate de mi Corazón; el resultado de una sinergia de ideas y talento germinado en la clase de Diseño del Producto. A través de su proyecto final el cual consistía en crear un set de comida mexicana de cerámica, fueron ganadoras del concurso impulsado por QUERE empresa de diseño que apoya a exponer artistas y diseñadores queretanos a nivel nacional e internacional. Asimismo, el esfuerzo y creatividad de las estudiantes contó con el apoyo y fondeo de la empresa EXATEC, Asesoría Empresarial de México.

Las tres tuvieron, originalmente, una concepción de diseño individual con propuestas tales como tazas, platos para churros y un set de sopa de tortilla con estilo azteca.

“Al final es una marca conjunta. Tomamos lo mejor de cada pieza, lo más especial y lo que los distinguía. Es la unión de todas.”, comentan las diseñadoras.

Sus ideas confluyeron hacia una propuesta innovadora que les otorgó un lugar en la exposición Punto México, un espacio de difusión para exhibir, a través del diseño y la tecnología, los colores y tradiciones de cada estado de la República. La promoción del turismo estatal llegó a Punto México representado, de igual forma, por el diseño y talento del Tecnológico de Monterrey.

Los diseños cuentan su propia historia. Cada una, a través de sus propias experiencias, otorgaron un valor agregado único a sus diseños:

  • “Perder para ganar”, concepto dado por Paola Vázquez, a través de su experiencia en Teotihuacán. Las figuras tienen una forma geométrica reflejando el concepto mediante huecos, simbolizando lo que perdiste y ganaste.
  • “Equilibrio”, significado otorgado por Sandra Solís. Este concepto, comenta, transcurrió después de un proceso de prueba y error, por lo cual “debemos tener un equilibrio entre lo que damos y tenemos”.
  • “Unión y constancia”, es el tercer y último concepto de la colección dado por Verónica Zaragoza. Este significado nace de las experiencias que México ha vivido últimamente. “Me sentía impotente por todo lo que había estado pasando en México. Los mexicanos podemos ser muy unidos; en el fútbol, contra los [discursos] de Trump, el 19 de septiembre. Pero, ¿por qué entre nosotros nos ofendemos? Siempre hay una desigualdad”. A partir de esta premisa, Verónica, mediante el diseño de experiencias, perfiló en sus diseños unas curvas continuas, figurando la unión que debemos tener siempre los mexicanos; la constancia de la unión.

Set Cate de mi Corazón

De cada una destacó las líneas de trabajo aprendidas en el Tec de Monterrey. “Esta es nuestra primera oportunidad. Es el inicio y la balsa que nos llevará a otras cosas. No nos cerramos a esto, queremos crecer más”, exponen las creadoras de Cate de mi Corazón. A través de las experiencias, las estudiantes expresan que cada una tiene fortalezas y juntándolas logran algo increíble.

El Tecnológico de Monterrey te exige, y te ayuda para cualquier aspecto de tu vida profesional. Tú no te das cuenta del poder de emprender, hasta que estás en el Tec. Estando ahí, es demasiado fácil sacar adelante tus ideas”, concluyeron las alumnas.

Si estás interesado en apoyar el talento local, encuentra estos diseños en su perfil de Instagram: @cate.demicorazon

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios