Al mejorar procesos de logística en LuK Schaeffler México, alumnos del Tec de Monterrey en Puebla lograrán mejoras económicas y ambientales
por Jorge Zanella Alvear - 26/06/2019

Estudiantes del Tec de Monterrey lograrán reducir hasta un 78 por ciento los gastos por pieza en empaque, gracias al proyecto logístico “Control e implementación de empaque retornable” con el que ganaron en "Move Challenge" 2019, organizado por LuK Schaeffler México.

El costo del proceso, que originalmente era de 18 centavos de dólar por empaque, bajo a 4 centavos de dólares, con lo que la empresa y los 3 alumnos involucrados tendrán un fuerte impacto económico y ambiental.

“Más que competencia fue aprendizaje. Nos gustó que, como socio formador Schaeffler nos dio la oportunidad de meternos en sus procesos, de equivocarnos (…) Nos dejaron aprender echando a perder, señala Jocelyne Quintana, integrante del equipo ganador.

Schaeffler es una empresa que se dedica a la fabricación de repuestos automotrices.
 

Es la primera vez que un equipo del Tec de Monterrey gana el "Move Challenge"
Es la primera vez que un equipo del Tec de Monterrey gana el "Move Challenge".


Este año participaron en el desafío alumnos de ingeniería industrial de universidades como Ibero Puebla, UDLAP, UPAEP, BUAP, Tec Regional de Puebla y Tec de Irapuato, además de los estudiantes del Tec de Monterrey campus Puebla con el proyecto ganador.

“Desde enero que nos dijeron quienes éramos los seleccionados. Recuerdo que en la primera reunión dijimos, tenemos que hacer al Tec campeón apunta Jocelyne.

Con ese objetivo establecido, los integrantes del equipo lograron una verdadera sinergia, al trabajar por los mismos intereses, objetivos e ideales.
 

Schaeffler les ha dado la oportunidad de potenciar sus carreras
Schaeffler les ha dado la oportunidad de potenciar sus carreras


“Nos la creímos, a todos los involucrados en el proyecto logramos convencerlos de que también creyeran en el proyecto (…) Ese fue el diferenciador de nuestro proyecto”.

Jocelyne, junto a Brenda López y Alejandro Sánchez, todos de octavo semestre, trabajaron durante 3 meses en el concurso "Move Challenge", organizado por la empresa Schaeffler que tiene como fin la detección de talento.

Ahí los participantes tienen la oportunidad de conocer de cerca las problemáticas de la empresa y adquirir experiencia en el ramo automotriz.

En inicio, uno de los requisitos para los estudiantes del Tec para poder participar, fue tener alguna experiencia previa; el Semestre i, el periodo escolar donde los alumnos aprenden mediante retos en la vida real, con el socio formador Volkswagen, ayudó a detonar el resultado final.

 

LA DINÁMICA DE LA PARTICIPACIÓN

Para cumplir su objetivo, los estudiantes lograron puntos a favor al juzgar con precisión y rapidez el reto.

Teníamos que contemplar todo para ver lo específico. Si vas a cambiar algo debes visualizar como va a cambiar todo el sistema” explica Alejandro Sánchez.
 

Alejandro Sánchez visitó también la planta de Schaeffler en Irapuato
Alejandro Sánchez (verde) visitó también la planta de Schaeffler en Irapuato.


Durante el proyecto los equipos contaron con mentores. En el caso del equipo Tec Aranza Zago, con solo año y medio de experiencia en la empresa, supo liderar y aprovechar ese talento.

“Por ser la más joven tuvo esas ganas de no quedarse atrás; hicimos un equipo bastante padre y tuvimos muchísima suerte en que ella estuviera apoyándonos”, confirma Jocelyne.

 

EL PROCESO

Parte del proceso fue la visita que Alejandro Sánchez hizo a la planta de Schaeffler en Irapuato, para una capacitación y visualizar mejor el proyecto de Puebla.

Ahí observó que los componentes automotrices llegan a la planta en empaques de diversos materiales como cartón, madera, bolsas de plástico y más.

La tendencia global en la industria y principal arista del equipo del Tec era cambiar el empaque desechable por retornable, debido a temas de sostenibilidad y ecología.

Para los estudiantes lograrlo significó un reto, al tener que negociar con proveedores para cambiar el sistema, además de convencer a la gente en piso de adaptarse al cambio.
 

Los trabajadores de la planta toman una especial relevancia en este tipo de proyectos
Los trabajadores de la planta toman una especial relevancia en este tipo de proyectos.


“Nuestro proyecto era eliminar el cartón porque a fin de cuentas es un desechable, solo tiene un uso. Al material retornable le estamos pronosticando de 3 a 5 años, dando vuelta entre el proveedor y la planta”, expone Alejandro.

“Esa comunicación que tuvimos con la gente de piso fue clave para sacar un buen resultado y también poder convencer a la gente de arriba (…) es importante convencer al que lo va a ejecutar como al que tiene que hacer los cálculos ratifica Jocelyne.

Por ser campeones, los alumnos del Tec de Monterrey esperan ser considerados para quedarse como practicantes fijos y aspirar posteriormente a puesto en la empresa.
 

La planta de profesores del Tec de Monterrey que asesoró al equipo
Las profesoras que acompañaron al equipo durante el proceso.


Desde el año 2013 equipos del Tec de Monterrey han participado en el “Move Challenge”; esta es la primera vez que uno de sus equipos logra el primer lugar.

“Tomaron la iniciativa incluso con los profesores; es la primera vez que los mismos alumnos buscan a todos los profesores del departamento para preguntar, pedir asesoría, eso hablaba muy bien de ellos”, señala Claudia Lizete Garay, profesora de cátedra.

El contacto con la gente y la humildad mostrada fue la “fórmula” ganadora para la maestra Garay, quien apunta que el sentido humano en ocasiones se pierde dentro del enfoque de la industria.

 

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios