Moisés Medina EXATEC de campus Puebla comparte lo difícil que resulta dejar los primeros emprendimientos atrás para probar lo dulce de iniciar con otros nuevos.
Por Jorge Zanella Alvear | Campus Puebla - 14/10/2020

Innovar con productos del ramo alimenticio con beneficios para la salud, ha sido la misión de vida del EXATEC Moisés Medina, hoy creador de una línea de confitería sin azúcar.

“Es aliarse con el consumidor en pro de su salud, sin cambiar su esquema en cuanto a gustos ni sacrificar su entusiasmo por lo dulce”.

Moisés inició su historia de emprendimiento en Aulas 2502, aún como estudiante del Tecnológico de Monterrey campus Puebla junto a su compañero Pedro Magaña, con la idea de desarrollar un endulzante apto para diabéticos.

Con el padecimiento de diabetes de la mamá de Moisés como principal motor, ambos han trabajado por años en investigaciones que los ha llevado a lograr el éxito en el competido mercado de los endulzantes.

 

Ayudar a los demás es la misión de Moisés
Ayudar a los demás es la misión de Moisés

 

Convenios con cadenas de autoservicio, aerolíneas, hospitales y otros marcaron el camino del graduado de Ingeniaría Industrial y de Sistemas para dirigir Livana.

“Fueron 4 años increíbles, pero después ya no me sentía feliz con lo que estaba sucediendo, circunstancias que pasaron porque así debía ser; es parte del crecimiento y no es culpa de nadie”.

Reconocimientos en el First Entrepreneur Festival de Manchester, la Bolsa Mexicana de Valores, el Premio al Estudiante Emprendedor, el Premio Nacional del Emprendedor y diversas publicaciones en revistas y periódicos son parte de su palmarés.

Pero para el EXATEC “no todo lo bueno dura para siempre” y la vida pone a prueba a las personas.

Con la llegada de inversionistas, las cosas cambiaron para los integrantes del equipo original, orillándolos a tomar la decisión de dejar en manos de otros lo que hasta ese momento fue su más preciada creación.

 

En emprendedor se renueva continuamente
En emprendedor se renueva continuamente

 

¿DULCES SIN AZÚCAR?

Moisés continúa como socio de ese proyecto, aunque gracias a su “chip de emprendedor” y al deseo de encontrar nuevos retos sigue en movimiento.

A principios de este año, el emprendedor y su equipo incursionaron en la línea de bebidas energéticas naturales para deportistas sin azúcar, proyecto que paró en febrero debido a la llegada de la pandemia.

A pesar de ello continuaron en la creación de nuevas ideas, e introdujeron en el mercado unas “gomitas energéticas”, también sin azúcar, cuyo desempeño los sorprendió.

“Ya estábamos con el recurso listo para las bebidas y se nos viene la pandemia (…) con las gomitas les quitamos la parte energética y poco a poco se da una oferta padre que nos ha sorprendido porque lo que se vendió se fue rapidísimo”. Así nació DELOU.

 

Dieron en el clavo
Dieron en el clavo

 

Moisés narra que el mercado de la confitería, incluidas las gomitas es extenso, aunque pocos productos de ese sector se fabrican sin azúcar.

“Ahí está nuestro reto; fabricamos dulces sin azúcar que conserven las texturas, sabores y colores naturales (…) hicimos un cambio en toda la esencia de los dulces”.

“Nuestro mercado es de gente que está consciente de lo que come y se quiere cuidar y aunque no está pensada en inicio para niños, también es apta para ellos”.

 

Nuevos productos, nuevos mercados
Nuevos productos, nuevos mercados

 

DESARROLLANDO LA ESTRATEGIA

Una vez desarrollado el nuevo esquema de negocio, Moisés cuenta que se encuentran listos para ganarse un lugar en el extenso mercado de Estados Unidos, donde este tipo de productos son “bien vistos y bien pagados”.

A diferencia de su primer emprendimiento donde Moisés aceptó la entrada de socios, en esta ocasión la estrategia es contraria, al considerar que, con paciencia, la nueva empresa se fortalecerá bajo un plan de crecimiento basado en la reinversión.

“Riesgo siempre habrá, pero siempre es medido (…) hay de dos, o quedarse llorando por no tomar el riesgo o ir con el riesgo y tratar de medirlo. Es aprender de errores del pasado, ver que cambiarías o modificarías”.

Con la experiencia de sus diversos emprendimientos, Moisés considera que no existe una receta ideal sobre cuando ir con socios o sin socios, aunque se ha vuelto partidario de generar capital.

 

Mili y Moisés son compañeros profesionales y de vida
Mili y Moisés son compañeros profesionales y de vida

“Lo sensato es aguantar lo más que se pueda. Muchas empresas han crecido porque tienen socios, pero otras que hoy son un gran ejemplo como Mars, son familiares y no han necesitado sociedades”.

“Hay que tratar de darle lo más lejos posible sin capital externo, si en algún momento se elige esa vía es para crecer y no para cosas innecesarias como engordar equipos; hay que asesorarse con un abogado que sepa de temas corporativos”.

Por el momento este equipo trabaja en el diseño de empaques y una estrategia de posicionamiento en e-commerce, además del desarrollo de canales propios de venta.

 

Van por un mercado mayor
Van por un mercado mayor

“A largo plazo veo a la empresa como una marca de confitería que revoluciona el mercado, las normas han cambiado y falta todavía, pero poco a poco la gente es más consciente de lo que come y ahí tenemos una ventana de oportunidad grande”.

Moisés considera que su equipo está en posición de ser disruptivo en ese mercado y espera que, con calidad en sus productos, generaciones crezcan al lado de su marca.

 

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios