Daniela Abella es creadora de "Libretas CICLO" y pretende dar un giro de 180 grados con un proyecto amigable para la naturaleza.
por Margarita Alvarado - 09/04/2018

“Amo México, la calidez de su gente, su perseverancia y creatividad. Me inspira a querer hacer algo por el mundo empezando por México.”

 

Daniela Abella Wappler, egresada de la Ingeniería en Diseño Industrial en el Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, nos presentó su nuevo proyecto llamado Libretas CICLO, hecho a base de un textil vegano, biodegradable, hecho con cáscara de frutas y papel reciclado. Además, cuando se termina la libreta se puede usar el forro como una maceta biodegradable que no deja residuos.

“Libretas CICLO surge del dolor que me genera ver la inconsciencia en México, ante nuestro consumo cotidiano en general. Nos da igual si los productos que consumimos producen o no problemas ambientales, como la cantidad de agua que gastan o la gasolina que utilizan para llegar a nuestras manos, aun habiendo una opción hecho en la misma ciudad o país”, nos comenta Daniela en su inquietud por querer aportar a esta causa.

Libretas biodegradables

“Parecen ser insignificantes, pero si lo llevamos a un nivel sociedad/país, las consecuencias son enormes y como no repercuten en nuestras vidas pues nos dan igual” resalta Abella.

 Lo que Libretas CICLO intenta hacer es empezar con niños impartiendo talleres a escuelas, ya que las nuevas generaciones tienen una mente menos contaminada en este aspecto y de esta forma se cierre el ciclo de los jóvenes junto a las libretas.

Al termino de su vida útil estas libretas pueden convertirse en macetas.

“Yo le apuesto a la educación y siento que si desde chicos se acostumbran a usar productos que no contaminan o que proponen algo diferente a lo que productos similares no tienen, pueden crecer con la conciencia realista y responsable en cuanto al medio ambiente.”

Daniela se considera una persona preocupada por el ámbito social y cree firmemente que el Tec de Monterrey, junto con sus profesores formaron parte importante del proceso en su construcción como profesionista, ya que la institución inculca la cultura del emprendimiento que va de la mano con el sentido humano. “Tuve la oportunidad y el espacio para formalizar una inquietud que tenía y materializarla.”

 

Daniela sigue promoviendo su producto junto con los talleres y espera llegar a muchas escuelas, para plantar la semilla de la conciencia que, como ella lo confirma, ha sido su mayor logro en cuanto a este ambicioso proyecto.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios