“Cocogusano” llevará diversión a niños de albergues y brindará a alumnos de campus Puebla la oportunidad de participar en el QS Reimagine Education Conference & Awards.
Por Jorge Zanella Alvear - 23/11/2018

Jorge Zanella Alvear | Campus Puebla

Trabajar en proyectos relacionados con su área de “expertise” y brindar sonrisas a niños en condición vulnerable no es algo que las personas logren todos los días, aunque lo anterior sí fue posible para alumnos de la materia de Diseño y Optimización de Operaciones, impartida por la maestra Claudia Lizette Garay en campus Puebla.

Con “Cocogusano” los involucrados traspasarán fronteras del sentido humano y geográficas; los días 29 y 30 de noviembre el proyecto será presentado en el QS Reimagine Education Conference & Awards, a celebrarse en San Francisco, California.

Los estudiantes en la planeacion del proyecto
Los estudiantes en la planeacion del proyecto

“Cocogusano” y otros proyectos dedicados a la labor social tienen origen dentro del Lean Thinking Learning Space, espacio de aprendizaje experiencial que desarrolla competencias personales y disciplinares en estudiantes de ingeniería industrial.

Este tipo de proyectos son una muestra de la innovación educativa basada en el Modelo Tec 21, ya que tiene como punto de partida la Educación Basada en Competencias, el Aprendizaje Experiencial y la Educación basada en Retos.

Este espacio de aprendizaje es finalista de entre más de 1500 proyectos de innovación educativa en el mundo, para el QS Reimagine Education Conference & Awards 2018 y concursará por el premio mundial de la categoría Presence Learning Award.

Dedicaron horas de esfuerzo para llegar a su meta
Dedicaron horas de esfuerzo para llegar a su meta

“Me parece una muy buena idea porque estamos aplicando los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera para un fin social, nos motiva hacer algo que dará frutos y que dará sentido a todo lo que estamos haciendo” señala María de las Nieves Romano Lamuño, estudiante de noveno semestre de Ingeniería Industrial.

A través de este reto los estudiantes tienen la oportunidad de diseñar un producto, el proceso y el sistema a desarrollar, dentro de limitaciones realistas de índole económica, ambiental, social, ética, de manufactura, de salud y seguridad.

Se concentraron en el diseño y en el proceso de producción
Se concentraron en el diseño y en el proceso de producción

El plan ha sido retador para Javier Alfonso Agraz Castellanos y sus compañeros, quien comenta como fue que llegaron a la conclusión de fabricar un juguete.

La parte del diseño fue una de las partes más complicadas, tuvimos una intensa lluvia de ideas y de hecho se hicieron bastantes prototipos antes de llegar al modelo final; en la última etapa juntamos las ideas que se hicieron de dos equipos diferentes, una era un gusano y otra un cocodrilo y de ahí fue donde nació el Cocogusano”.

Son juguetes diseñados y fabricados por nosotros para brindar diversión a estos niños, Javier Agraz, estudiante de Ingeniería Industrial.

Hace unos días los estudiantes regalaron los juguetes a niños de la Casa Hogar San Nicolás de Bari y de Casa de Sol, ambas en Puebla, donde además organizaron actividades y juegos para los pequeños.

“Queremos hacer que esos niños que viven situaciones un poquito más complicadas logren tener un escape o un momento de felicidad, provocado a través de este regalo” sostiene Agraz.

Los niños fueron los más felices con el desarrollo de Cocogusano
Los niños fueron los más felices con el desarrollo de Cocogusano

Para llegar a ese resultado los estudiantes jugaron roles diferentes, por ejemplo, algunos se convirtieron en operarios de las áreas de pintura, dibujo y diseño.

Otros se integraron como ingenieros del sistema LEAN, que ayuda a alcanzar un sistema pull para producir pieza por pieza y alcanzar una productividad efectiva, con tiempos estandarizados para lograr juguetes rápidamente y con mayor calidad.

La maestra Garay es pieza clave del proyecto
La maestra Garay es pieza clave del proyecto

“En los materiales nos basamos en lo que estaba disponible en el laboratorio que era madera de 3 y 12 milímetros, pero por fines del diseño utilizamos el MDF de 12 milímetros para que quedara más estético el juguete” enfatizó Nieves Romano.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios