Los arrecifes de coral son vitales en la conservación de los ecosistemas; con entusiasmo, Miranda Ríos toma el reto de difundir su importancia en el planeta.
por Jorge Zanella Alvear| Campus Puebla - 14/06/2019

Sembrar y preservar diferentes especies de coral en Cozumel, Quintana Roo, es una tarea que experimentarán 15 alumnos del Tec de Monterrey campus Puebla a través del proyecto Zoe-A Living, impulsado por la alumna Miranda Ríos González.

La actividad se llevará a cabo en formato de servicio social que la estudiante propuso en campus Puebla, con la intención de contribuir junto con los 15 alumnos de manera voluntaria a la proliferación del coral.

“Les vamos a enseñar a bucear durante 3 inmersiones. El curso son 5 días; incluirá pláticas y limpieza de basura de la isla de Cozumel” explica la alumna de quinto semestre de la Licenciatura en Administración de Empresas (LAE).
 

Es un trabajo para extender las colonias de coral
Es un trabajo para extender las colonias de coral,


Los arrecifes de coral son organismos vivos; hay quienes piensan que se trata de algas marinas o de “piedritas”, pero en realidad son animales con esqueleto calcáreo que forman colonias.

Su importancia radica en que, con el paso del tiempo, (algunos han requerido miles de años para su formación), las colonias crecen hasta convertirse en “barreras naturales” que protegen a las playas de marejadas, tormentas y huracanes, además de evitar la erosión en la tierra.
 

Los arrecifes de coral protegen las costas de fenómenos meteorológicos
Los arrecifes de coral protegen las costas de fenómenos meteorológicos.


El coral también da refugio a diferentes tipos de especies: desde microorganismos hasta tiburones, con lo que da cumplimiento a la cadena alimenticia.
 

Son cientos de especies las que dependen de los arrecifes de coral
Son cientos de especies las que dependen de los arrecifes de coral,


El proyecto de siembra de arrecifes de coral en el caso de la isla de Cozumel nace del amor que Miranda tiene por el mar.

Tras decenas de inmersiones, Miranda ha percibido una disminución de la salud de estos ecosistemas; al desarrollar el proyecto junto a los 15 estudiantes, intentará compartirles su preocupación por la necesidad de restaurar este entorno marino.

“Quiero contagiarlos de ese sentimiento de impactar medioambiental y socialmente y que el mensaje llegue a más personas (…) en promedio conocemos a 100 personas, si estos 15 chicos lo cuentan a otras 100, miles más lo entenderán”.
 

Miranda demuestra su amor por el mar con esta actividad de preservación ambiental
Miranda demuestra su amor por el mar con esta actividad de preservación ambiental.

 

LA SIEMBRA DEL CORAL

Lo primero que las personas necesitan saber para sembrar coral es saber diferenciarlos; ello asegura conocer que especies pueden trasplantarse y hacerlo de manera segura.

“No tomamos los que ya nacieron ahí por los nutrientes del mar, lo que hacemos es bucear sin tocar el fondo, para recolectar pedacitos de coral que por diversos factores no están en su lugar (…) previamente se debe tener un lugar específico para sembrarlos”.

El lugar donde será sembrado el coral es una escultura denominada “Zoe”, que combina arte y química que da como resultado una bio-roca. Por otra parte, el mar produce de manera natural electricidad; combinadas favorecen el crecimiento del coral.
 

El fondo marino guarda muchas sorpresas
El fondo marino guarda muchas sorpresas.


Cabe mencionar que la técnica no puede aplicarse en cualquier roca que se encuentre en el mar.

Llevamos el coral hasta la escultura y lo adherimos con tirantes superficialmente; igual que una planta terrestre se pone en la tierra; crecen sacando sus raíces y se van adhiriendo a la escultura; eso hace que se forme un arrecife en la escultura”.
 

LA ESCULTURA DE ZOE-A LIVING

Hace 3 años Colleen Flanigan, escultora y estudiante de la Universidad de California (UCLA) creó una efigie que al inicio estaría en el museo submarino de Cancún; por logística fue llevada finalmente a Cozumel.

La escultura fue construida en honor a una chica de nombre Zoe, dedicada a proyectos ambientalistas en el mar. Zoe falleció y la escultura, que está supervisada por el biólogo marino Germán Méndez, recibió su nombre.

Actualmente Sand Dollar Sports, empresa que en su momento hizo gestiones junto con Colleen Flanigan para llevar la estatua a Cozumel, tiene una importante aportación al facilitar energía eléctrica para el funcionamiento de la escultura, la cámara y el streaming, para que la gente observe el funcionamiento al interior del mar.

Al realizar las inmersiones para la siembra de coral en la escultura de Zoe, los estudiantes deberán ser cuidadosos para no causar daños.

“En el curso les diremos como ser conscientes de sus aletas y el equipo (…) si rompes un pedacito de coral es algo que pudo haber tardado de 5 a 10 años en crecer; centímetros tardan añísimos en crecer; cuando van los turistas no lo saben y tocan el fondo marino”.
 

El cuidado en el uso del equipo es importante para no romper las estructuras de coral
El cuidado en el uso del equipo es importante para no romper las estructuras de coral.


LIMPIEZA EN COZUMEL

Otra de las actividades que realizará el grupo de estudiantes del Tec de Monterrey será la de recolectar basura; trabajaran de la mano de la Fundación Hazlo Hoy, organización sin fines de lucro, que trata de crear una cultura de reciclaje en ayuda del mar, los corales y en general de la isla de Cozumel, al recuperar plástico y empaque que tardan cientos de años en biodegradarse.

Si quieres seguir en vivo la actividad a realizarse del 10 al 14 de julio, podrás hacerlo a través de la página livingseasculpture.com que cuenta con una cámara submarina.


LEE TAMBIÉN:


 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios