A 2 meses de aislamiento, padres del mundo han sido puestos a prueba por sus pequeños, en un periodo que será recordado por su carga emocional.
Por Jorge Zanella Alvear | Campus Puebla - 08/05/2020

Las niñas y niños son la alegría de un hogar: con sus cálidas sonrisas y personalidad sin igual, son el deleite de padres y madres, señala Raúl Sánchez Ledezma, director de Bienestar y Consejería de la Región Sur del Tec de Monterrey.

“Compartimos un objetivo colectivo común: cuidar de nuestros hijos e hijas. ¿Cómo explicar que son sus ocurrencias y hermosos hábitos, los que nos cuidan hoy a nosotros ante algo que para ellos es casi incomprensible?”, plantea el experto.

Si embargo, y como por “arte de magia”, las emociones, los “berrinches” y las reacciones de los padres se entrelazan y dan un giro de 180 grados que pude llevar a los integrantes de toda la familia a la desesperación, dice.

Por ello, este experto te comparte 4 tips para ayudarte a que “te saques un 10” en este periodo.
 

El niño es capaz de concebirse como un integrante de la familia
El niño es capaz de concebirse como un integrante de la familia
  1. ASÍ SON LOS PENSAMIENTOS DE TU PEQUE

El pensamiento como mecanismo inherente para gozar de raciocinio y alcanzar la solución de conflictos, nos es otorgado como virtud a todos y todas por igual.

Sánchez Ledezma señala que los pensamientos más extravagantes se experimentan en edades que pertenecen a finales de la primera infancia y principios de la segunda.

Piaget describe que el niño o la niña experimentan un mejoramiento de la capacidad para pensar de manera lógica, en un cambio de forma constante”.

En esa etapa, los niños pueden resolver problemas de una manera lógica, aunque aún no son capaces de pensar de forma abstracta o hipotética.

“Ya no conciben la construcción del mundo como propia; saben que forman parte de una familia y de una sociedad con reglas. Luchan constantemente por conducirse en el mundo concreto del adulto y evitan navegar en el maravilloso mundo de las fantasías”.
 

Los niños pueden llegar a la desesperación por algo que consideren injusto
Los niños pueden llegar a la desesperación por algo que consideren injusto.
  1. AGUAS CON LOS “BERRINCHES”

El pensamiento de los niños es moldeado por costumbres y hábitos de crianza de los padres; tras un estallido de tu pequeño sumado a tu sentimiento de angustia, es posible que se vea reflejado en tus pequeños.

Los “berrinches” se detonan por la necesidad de expresar un descontento o la impotencia por no conseguir algo que el niño considera como injusto. A ese estado se le llama desesperación.

“Existen técnicas psicológicas sofisticadas para detener el episodio mediante ejercicios dirigidos a condicionar las respuestas de los niños otorgando premios, castigos o prohibiciones”.

Una alternativa inmediata, natural y efectiva conocida como “espejear”, ayudará en la respuesta del niño ante la conducta desesperada, y pueda entender tu liderazgo. Consiste en ponerte a la misma altura de tu niño; con ello le darás confianza y certeza.
 

Con un balance emocional podrás mostrar tu liderazgo
Con un balance emocional podrás mostrar tu liderazgo.
  1. MIDE TU INTELIGENCIA EMOCIONAL Y SE UN LÍDER

Valores como el amor y la amistad podrá ser reforzados e implica ponerse a la altura del niño con la misma técnica de espejeo en todos los sentidos.

Mediante tu propia respiración podrás enseñarle a calmar la suya, a tener una expresión de tranquilidad, modular el tono de voz y tener un contacto físico afectivo con un uso adecuado del lenguaje.

“Este es un momento ideal para que comencemos a indagar sobre nuestra propia inteligencia emocional (…) es sencillo encontrar artículos confiables respecto de este tipo de inteligencia”.

La inteligencia es el cumulo de procesos para solucionar problemas, respecto de la inteligencia emocional; podemos optar por iniciar practicando el propio autoconocimiento, la auto aceptación y la autorregulación.

Recuerda que es más fácil despertar en un niño su adulto interno, que despertar en un adulto su niño interior.

 

  1. LAS BUENAS RUTINAS SIEMPRE SERÁN UTILES

Las bondades inherentes a la época de la tecnología e inteligencia artificial facilitan a los niños adaptarse a circunstancias educativas virtuales explica el consejero.

“Por esa razón nuestra tarea como padres consiste en establecer rutinas, hábitos y rituales diarios que mantengan una finalidad para ellos”.
 

Establecer rutinas es clave
Establecer rutinas es clave.

Continuar con actividades de activación física y artística, diversión continua y constante, plasmar y evidenciar sus sueños futuros siempre será una buena idea.

De manera alterna este puede ser el mejor momento de la vida para actividades como diseñar un escudo o ejercicio heráldico, para establecer una misión y visión familiares.

Resaltar fortalezas y virtudes individuales, además de agruparlas en el propósito de existencia de la familia ayudará a la conciliación integral.

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN: 

 

 

 ESTE ES EL ESPECIAL DE CONECTA CON NOTAS SOBRE EL CORONAVIRUS:

 

 EL ESPECIAL DE CONECTA CON NOTAS SOBRE LA CUARENTENA:

 

Y EL ESPECIAL DE CONECTA SOBRE LO QUE HACE EL TEC EN ESTA PANDEMIA:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios