Si se te pasó la segunda dosis de la vacuna vs el COVID-19, debes buscar la manera de aplicarla lo más pronto posible para tener la máxima protección.
Por Ricardo Treviño | Redacción Nacional CONECTA - 03/11/2021 Fotos Shutterstock

¿Qué pasa si ya pasó la fecha para ponerme la segunda dosis de la vacuna contra el COVID? ¿Tiene "caducidad" la primera vacuna? ¿Si me enfermé aún me la debo poner?

Infectólogos de TecSalud compartieron para CONECTA aspectos a tomar en cuenta si ya tienes la primera dosis de alguna vacuna de doble aplicación y que por alguna razón no has tenido la oportunidad de recibir la segunda.

En México las vacunas que cuentan con un esquema de doble aplicación son: Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Sputnik V, Sinovac Covaxin. 

 

En México están aprobadas varias vacunas de doble aplicación.
 

Una sola dosis ya te protege 

El Dr. Reynaldo Lara, médico infectólogo de TecSalud, comentó que una sola dosis de las vacunas anti-COVID, de doble aplicación sí te protege, sin embargo es importante completar el esquema completo de inmunización.

“Las vacunas se diseñaron con la idea de generar una inmunidad eficiente contra el virus de COVID. Una primera dosis genera una inmunidad que va a brindar protección tal vez en un 60 o 70% de los casos.

“Con la aplicación de la segunda dosis, que es como un refuerzo, se incrementa la eficacia de las vacunas hasta los resultados que estaban publicados, por arriba del 90%. Entonces, sí es muy importante que las personas completen su esquema de vacunación”, dijo Lara.

 

 

La primera dosis no tiene caducidad

Lo común es que la segunda dosis se reciba entre los 21 y 28 días después de la primera, señalo el Dr. Lara, sin embargo, no hay problema en caso de que sea mayor el tiempo de espera.

“Idealmente las personas deberán recibir su esquema de vacunación en el tiempo que está definido. Por ejemplo, en el caso de Moderna son 28 días de separación; en el caso de Pfizer son 21 días; solamente AstraZeneca se ha ido despegando un poco más.

“Sin embargo, hay información que nos hace pensar que si se retrasa un poco (la aplicación de la segunda dosis), no debería haber ningún problema. Lo que buscamos es una respuesta de memoria, con células que van a identificar segmentos para generar la inmunidad”, dijo Lara.

 

Una sola vacuna anti COVID (de doble aplicación) genera entre un 50 y 70% de protección.

 

En caso de que las personas, pese a que lleven esperando días o semanas por la segunda vacuna, estas no deben temer por perder la eficacia de esta o falta total de protección ante la enfermedad, señaló la Dra. Teresa Ramírez, infectóloga de TecSalud.

“Las personas no deben tener miedo de que la segunda dosis no les vaya a funcionar igual, si es que se tardan un poco más en aplicarla. Por ejemplo, el caso del booster, que vemos que se recupera el nivel de protección, así es igual con la segunda dosis.

“A pesar de que pase el tiempo, se vuelven a alcanzar los niveles que se esperan para esa vacuna en particular. Entonces, la recomendación es que estén tranquilos y cuando les llegue la oportunidad se la pongan, no hay que olvidarlo”, dijo la doctora.

 

"Hay información que nos hace pensar que si se retrasa un poco (la aplicación de la segunda dosis), no debería haber ningún problema".- Dr. Reynaldo Lara


 

La segunda dosis eleva tu nivel de protección al máximo

La Dra. Ramírez señala que la primera dosis brinda una protección de entre 55 y 70%, sin embargo, al igual que cuando se aplica el esquema completo, el nivel de protección empieza a disminuir con el tiempo.

“Por eso es importante que las personas se apliquen la segunda dosis, porque no han alcanzado la máxima protección que puede ofrecer la vacuna; los boosters son para mantener los niveles de protección, pero con una sola dosis ni siquiera se ha alcanzado su potencial”, dijo la doctora. 

 

Según expertos en salud, es necesario recibir el esquema completo de vacunación para alcanzar la máxima protección.

 

Tampoco hay que adelantar el proceso 

Así como las personas no deben desesperarse si no han podido aplicarse la vacuna, tampoco deben apresurarse por completar el esquema antes del tiempo indicado, añadió la Dra. Ramírez.

“Sin importar el tipo de tecnología que utilicen, lo importante de las vacunas es esperar ese mínimo de 3 o 4 semanas recomendadas porque es lo que el cuerpo necesita para reaccionar a la primera dosis.

“Si ponemos las dos dosis en un tiempo menor, por ejemplo, una semana una y la segunda a la semana siguiente, el cuerpo no habrá terminado de generar la respuesta inmune que se espera con la primera dosis”, explicó la doctora.

 

"Es importante que las personas se apliquen la segunda dosis, porque no han alcanzado la máxima protección que puede ofrecer la vacuna".- Dra. Teresa Ramírez

 

Aplica las medidas de prevención mientras llega la segunda dosis

Para permanecer tranquilos mientras se espera el llamado para la segunda aplicación de la vacuna, el Dr. Lara, sugiere mantener las medidas de prevención que han mostrado eficacia para reducir la tasa de contagios durante la pandemia.

“Previo a las vacunas, lo más parecido que teníamos como medida preventiva era el cubrebocas; es decir, el uso del cubrebocas es como una vacuna artificial porque es una maniobra que limita la infección.

“Es una estrategia de salud que ha demostrado eficacia; entonces, la vacunación sí es muy importante, pero no es la única medida y en espera de la siguiente dosis hay que seguir las otras recomendaciones para estar protegidos como sana distancia y lavado de manos”, añadió.

 

Es importante que grupos de personas con mayor riesgo a presentar enfermedad grave reciban las dos dosis de vacuna contra el COVID.

 

Si te enfermaste de COVID, aún necesitas segunda dosis

En el caso de las personas que ya contaban con la primera dosis de alguna de las vacunas disponibles y que se contagian de COVID después de su aplicación, deben esperar a que pase la enfermedad para ponerse la segunda, dijo el Dr. Lara.

“Una vez que una persona se enferme, es importante que primero sepan que, aunque tengan un esquema de vacunación incompleta, talvez esa sola dosis si les va a brindar cierta protección para que no desarrollan una enfermedad severa.

“Lo segundo es que una vez que pasen la enfermedad, una vez que se recuperen y terminen su periodo de aislamiento, pues busquen completar su esquema de vacunación”, señaló Lara.

 

Si tuviste reacción adversa, consulta con tu médico

Aunque no suelen ser frecuentes, la Dra. Ramírez señala que puede haber casos en los que la primera aplicación pueda generar una alergia o reacción adversa.

“La recomendación sería que, si hay una reacción en la piel, se presenta diarrea o fiebre, hay que hablar con su médico de base y explicarle para saber que se puede hacer al respecto, como tomar un medicamento preventivo o algún tratamiento.

“Si fue un cuadro que sí puso en riesgo su vida es cuando -con supervisión médica- se puede optar por seguir solo las recomendaciones de prevención o aplicar una vacuna con tecnología diferente”, agregó la especialista.

La Dra. Ramírez señaló que en cualquiera de los casos, es preferible que los pacientes se acerquen con un experto en salud que los ayude con su caso, en vez de decidir por su propia cuenta el no completar el esquema de vacunación.

El Dr. Lara también dijo que en caso de presentarse molestias tras la primera dosis, como dolor de cabeza o en el brazo de aplicación, entre otras, estas son normales, por lo que no debe ser razón para tener miedo o temor a la segunda dosis.

"Estos efectos se pueden evitar premedicando (con paracetamol) al paciente antes de la vacuna", dijo.

 

 

LEE TAMBIÉN

 

Y PARA SABER MÁS SOBRE LAS VACUNAS:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría: