El Tec de Monterrey se sumó a los esfuerzos para comprender, detectar y tratar estos padecimientos

Martha Mariano | Campus Monterrey

Alrededor de 70 millones de personas en el mundo padecen un trastorno de la conducta alimentaria  (TCA) -como la anorexia nerviosa, bulimia nerviosa o compulsión por comer- por lo que conocer a fondo qué son esas enfermedades y sus tratamientos puede ayudar a disminuir esa alarmante cifra.

Diversas organizaciones se unen año con año para fomentar el Día Mundial de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria, por lo que el 1 de junio el Tec de Monterrey se sumó a este esfuerzo, con el objetivo de romper el estigma, celebrar la vida y crear conciencia en torno a los TCA.

El CAT (Concientización de Adicciones en el Tec) del campus Monterrey, en colaboración con la organización “Comenzar de Nuevo”, presentaron una serie de conferencias magistrales en las que se trató en tema desde diferentes puntos de vista como médico, social y psicológico.

“Este año queremos erradicar mitos y abogar por el tratamiento basado en evidencia que ayude a quienes padecen estos trastornos, por eso nos unimos a la Academy for Eating Disorders y a las más de 200 organizaciones en más de 40 países para apoyar esta causa y dar una esperanza que llene de vida”, compartió la doctora Eva María Trujillo, directora de Comenzar de Nuevo.

Realidades del TCA

Uno de los temas centrales durante las conferencias fue el conocer a fondo este padecimiento a través de una serie de ‘realidades’ que buscan describir todo el proceso al que se enfrenta no solo quien lo padece, sino también las personas que los rodean.

Eva María Trujillo, directora de Comenzar de Nuevo.

“Debemos entender que los trastornos de la conducta alimentaria no son una elección, sino enfermedades mentales muy serias biológicamente influenciadas, pero espero que se queden con el mensaje de que son curables y la recuperación depende mucho de quienes los rodean”.- Dra. Eva María Trujillo, directora de Comenzar de Nuevo.

Durante la jornada se animó a los presentes a sumarse a la campaña de concientización a través de acciones que promuevan la búsqueda de soluciones y de una guía como una manera de alentar al diálogo entre la comunidad y las familias para generar una lucha constante contra este trastorno.

“El tratamiento basado en la familia es el tratamiento más efectivo para adolescentes con anorexia nerviosa; el impacto de la anorexia en una familia es grande y el tratamiento incluye a los padres y a los hermanos para apoyar al paciente y en los tratamientos para mejorar hay que empeorar, por eso necesitamos el apoyo de todos”, destacó la doctora Trujillo.

En la Biblioteca del Campus Monterrey se habló de los TCA

 

Campus:
Categoría: