El Ingeniero en Biotecnología Axel Gómez-Ortigoza, creador del sustituto del unicel, ahora trabaja para sustituir la piel animal y transformar la industria del cuero.

Asael Villanueva | Redacción Nacional

Un cuero vegano que evite sacrificar animales para producir zapatos, bolsas y otros productos de piel y que evite la contaminación de la actual industria ha sido inventado por una empresa mexicana.

Polybion, fundada por Axel Gómez-Ortigoza, ha desarrollado este producto llamado Celium, un sustituto de piel libre de crueldad animal, a partir de la modificación genética de bacterias.

En entrevista para CONECTA, el ingeniero en Biotecnología del Tec de Monterrey afirmó que su producto puede crecer de un tamaño y forma específica, evitando el desperdicio.

Actualmente llevamos como un año y medio con el producto y ha ido mejorando substancialmente, y ya estamos haciendo pruebas con una empresa de pieles muy importante en León [Guanajuato]”, expresó en entrevista con CONECTA.

Imagen eliminada.

Añadió que se puede este cuero vegano se puede producir en tan solo un par de semanas, mientras que la piel animal tarda hasta dos años.

Axel comentó que otra de las metas es frenar la contaminación generada por la actual industria.

 Cuando se curte el cuero se hace con metales pesados y el agua se contamina y no se puede reutilizar”, expresó Gómez.

Imagen eliminada.
 

 

LAS RAÍCES

El ingeniero en Biotecnología del Tec de Monterrey fundó Polybion con la idea de reemplazar polímeros tóxicos mediante biomanufactura utilizando hongos, bacterias y levaduras.

Su empresa obtuvo en el 2017 el primer lugar del concurso INC Accelerator del festival de emprendimiento INCMty por la creación de un sustituto del plástico llamado Fungicel desarrollado a partir de hongos.

Además, Axel apareció en la revista MIT Technology Review en español como uno de los 35 innovadores menores de 35 de Latinoamérica.
 

LEE TAMBIÉN:

 

¿SE PUEDE MODIFICAR EL FUTURO GENÉTICAMENTE?

Axel afirmó que en la sociedad existen ciertos temores respecto a la modificación genética.

Afirmó que muchos de estos miedos surgen de lo que se escucha y ve en los medios respecto a los peligros de los alimentos transgénicos. Sin embargo, enfatizó que la modificación genética que realizan es en un ambiente controlado, por lo que no existe contaminación.

Hoy en día el 80 por ciento de los fármacos son fabricados modificando genéticamente bacterias y cepas, reveló Axel.

Asimismo, aseguró que buscarán continuar con sus investigaciones y trabajo, pensando en crear un biocatálogo de materiales modificados, según las especificaciones de los clientes.


LEE TAMBIÉN:

 

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios