El sargazo consume enormes cantidades de oxígeno disuelto en el agua generando condiciones anóxicas (ausencia de oxígeno) que terminan por afectar seriamente los ecosistemas acuáticos.
Por Hiram Alonso Ortega Borunda - 26/06/2019

La crisis de sargazo que actualmente azota al caribe mexicano podría terminar con la vida de los arrecifes coralinos ya que al descomponerse en la superficie del mar, se propician condiciones anaerobias y una reducción en el pH de las aguas, lo que atenta contra las estructuras subacuáticas, advirtió el profesor Miguel Ángel López, Investigador del Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CdA) del Tecnológico de Monterrey.

El 9% de los arrecifes coralinos del mundo está concentrado en El Caribe, y de 1970 al 2014, los arrecifes de la región disminuyeron a la mitad y podrían desaparecer para el 2034, según un informe de la Red Mundial de Vigilancia de Arrecifes Coralinos (GCRMN), la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (UICN) y el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP). Sin embargo, la situación en el caribe mexicano es más dramática ya que la disminución en el mismo periodo de tiempo fue del orden del 80%, según Juan Pablo Carricart Ganivet, investigador de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales Puerto Morelos, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La desaparición de los arrecifes coralinos representa una problemática aun mayor, ya que estos ecosistemas son el principal mecanismo que tiene el planeta para fijar el dióxido de carbono y sin ellos, el calentamiento global se potenciaría y consecuentemente el cambio climático estaría alcanzando nuevas dimensiones, reconoció el también catedrático de la Escuela de Ingeniería y Ciencias.

Profesor Miguel Ángel López
Doctor Miguel Ángel López Zavala, profesor investigador del Centro del Agua.

Agregó que los arrecifes coralinos son ecosistemas muy sensibles que requieren bajas concentraciones de nutrientes en sus aguas para subsistir, 

"La proliferación desmedida de las algas como el sargazo, es una consecuencia de la alta disponibilidad de nutrientes en el agua marina, la gente piensa erróneamente que el océano tiene una capacidad infinita”.

El sargazo no es más que la evidencia de las descargas sin control de las aguas residuales en los océanos y es un problema grave para la salud de la población, la economía y los ecosistemas marinos.

"El crecimiento acelerado de la población, el desarrollo masivo y sin planeación de zonas turísticas costeras y la descarga de sus aguas residuales en ríos y playas, es uno de los factores más importantes que están contribuyendo a la desaparición de los arrecifes coralinos. Dichas aguas residuales son ricas en nutrientes, los cuales, tienen como destino final el océano; así, cada año se descargan millones de toneladas de nutrientes al mar", explicó.

Un estudio realizado en el 2013 por el profesor, Miguel Ángel López, estimó que en América Latina, se descargan a través de las aguas residuales alrededor de:

  • 2.4 millones de toneladas de nitrógeno,
  • 580 mil toneladas de potasio,
  • 375 mil toneladas de fósforo,
  • 562 mil toneladas de calcio.  
  • 46 mil toneladas de magnesio.

Lo anterior, tomando en cuenta que los países de la región del Caribe y América Central, sólo tratan el 10% de sus aguas residuales; además de que muchos de los sistemas de tratamiento implementados no fueron diseñados para remover los nutrientes contenidos en el agua residual doméstica, cuyo origen es la excreta humana, es evidente que dichos nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio) terminan en ríos y finalmente en el Mar Caribe.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios