La iniciativa tiene como fin diseñar, fondear y construir espacios personalizados para parteras del municipio de Tenejapa, Chiapas
por Dulce Pontaza - 04/03/2019

Dulce Pontaza | Tec Review

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a diario mueren cerca de 830 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto, también señala que la mayor parte de los casos ocurre en zonas rurales y marginadas.

En Chiapas, aproximadamente el 90% de los nacimientos son atendidos por parteras, quienes no cuentan con los recursos económicos suficientes para tener un espacio adecuado con los requisitos mínimos de salubridad requeridos para llevar a cabo sus tareas.

Ante este escenario, la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tecnológico de Monterrey impulsó “Trueque: casas de las parteras en el estado de Chiapas” para diseñar, fondear y construir espacios para parteras en el municipio de Tenejapa.



LEE MÁS:


EL PROYECTO

La finalidad del proyecto, reconocidos en la 49 edición de Congreso de Investigación y Desarrollo del Tecnológico de Monterrey, es disminuir la mortalidad materno-infantil a través de un ‘trueque’ de conocimiento y experiencias.

“Generalmente las parteras atienden a sus pacientes en sus propias habitaciones, en sus propias camas. El proyecto tiene como finalidad construir una casa para cada partera de Tenejapa”, apuntó José Agustín López, arquitecto tzeltal del proyecto y profesor del Tec campus Toluca.

El ecosistema de la iniciativa, que busca beneficiar a 64 parteras de la entidad, está conformado por las mujeres chiapanecas, así como estudiantes y profesores del Tecnológico de Monterrey.

El proyecto es liderado por la maestra Patricia Torres, decana regional de la Escuela de Arquitectura y Diseño y el profesor Juan Pablo Rodríguez, de campus Toluca.

Trueque.

Los estudiantes del Tecnológico de Monterrey, a través del programa Experiencias i, se suman al proyecto en el que asisten (por un verano o semestre) a las comunidades involucradas para continuar lograr la construcción de los espacios personalizados en beneficio de las parteras.

“Comprendemos lo que hacen las parteras, reconocemos su labor de generosidad de mujer a mujer, ellas no cobran por esta labor, ya que son comunidades de escasos recursos.

"Hacemos un reconocimiento a través del cual buscamos su empoderamiento, que empiecen a ser agentes de referencia de transformación en su comunidad y que al final construyamos una comunidad resiliente, compartió Torres.

“El modelo puede ser aplicable y muy fácil de reproducir en comunidades de mujeres”, aseguró la decana regional de la Escuela de Arquitectura y Diseño.

Trueque
 

CASAS PERSONALIZADAS

Estas casas son construidas con materiales como madera y piedra y son de aproximadamente 25 y 30 metros cuadrados.

Un espacio de reunión, un núcleo sanitario y el área de atención para la embarazada son las tres zonas que las conforman, aunque cada casa es diseñada especialmente para cubrir cada una de las necesidades de las parteras. Actualmente se han construido dos casas.

Para construcción de la primera casa en la comunidad de Navil, el proyecto arquitectónico estuvo a cargo de Joaquín Alfonso Fábrega y Alan Fernando Saucedo. Los asesores en diseño y construcción fueron Marcos Betanzos Correa, Juan Pablo Rodríguez y José Agustín López.

Para la segunda casa, ubicada en Shishintonil, el proyecto arquitectónico lo lideró Pablo Ruiz, Carlos Iván Espejel y Francisco Fragoso Rodríguez. Para su diseño y construcción, se encargaron Marcos Betanzos Correa, Juan Pablo Rodríguez y José Agustín López.

“Como Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño hemos acompañado y tenido una presencia constante con las parteras y eso ha formado un lazo muy estrecho de colaboración con ellas”, señaló el profesor Rodríguez Méndez.

trueque
 

TRABAJO EN EQUIPO

Uno de los aliados que sirve como plataforma para llevar a cabo esta iniciativa es el Centro Internacional para la Innovación Social (CIIS) del Tecnológico de Monterrey, ubicado en San Cristóbal de las Casas, que tiene como objetivo potenciar el sentido humano en los estudiantes.

A través de éste, los estudiantes y profesores se ‘nutren’ de conocimiento para aplicarlo en proyectos que impacten positivamente a las comunidades marginadas como es el caso de las parteras de la entidad.


LEE MÁS:

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios