Distinguen a los mejores formadores LiFE en las categorías de instructor, profesional de la salud, consejero, coach y trayectoria.
Por Asael Villanueva - 27/11/2018

Asael Villanueva | Redacción Nacional

El Tec de Monterrey distinguió a sus mejores formadores de alumnos del área de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE) con una ceremonia de entrega de premios.

El Premio al Formador LiFE 2018 reconoció a los mejores formadores de las áreas Arte y Cultura, Atlético y Deportivo, Liderazgo y Vivencia, Consejería y Bienestar y Profesionales de la Salud del Tec de Monterrey.

La cuarta edición de este premio se celebró el 26 de noviembre en el Centro de Congresos del campus Monterrey con la asistencia de directivos, colaboradores y alumnos del Tec de todo el país.

LiFE va de la mano del nuevo Modelo Educativo TEC21, que tiene a la vivencia estudiantil memorable como uno de sus 4 pilares.

LEE TAMBIÉN:


LOS GANADORES

Patricia

Patricia Magdalena, del área de Bienestar del campus Monterrey, obtuvo el premio en la categoría de Instructor.

“Realmente la pasión que nos mueve a todos es lograr ese potencial que tiene cada uno de nuestros alumnos, en cada cosa que realiza”, comentó Patricia.

 

Claudia

Asimismo, fue galardonada en la categoría de Consejero a Claudia Toledano Ayala, del área de Vida y Carrera del campus Hidalgo.

“Es un privilegio poder impactar la vida de nuestros alumnos […], es algo que me apasiona, definitivamente son nuestra razón de ser”, mencionó

 

CarlosReyna

En la categoría de Profesional de la Salud fue premiado Carlos Alejandro Reyna, del campus San Luis Potosí, quien se desempeña en al área de Consejería y Bienestar.

“Lo que hacemos es proyectar con el ejemplo. Entonces si nosotros podemos hacer lo que nos gusta y lo vivimos con valores, podemos inculcarlo en nuestros alumnos”, comentó Carlos.

 

Gonzalo

Gonzalo Blancarte, del área de Liderazgo y Vivencia de campus Sonora Norte, fue el ganador de la categoría de Coach.

“[Los alumnos] son la razón por la que me levanto todos los días, son la razón por la que uno quiere superarse y ser mejor cada día, porque ellos lo son y uno quiere estar a su nivel”, aseveró Gonzalo.
 

Trayectoria

El último premiado de la noche, en la categoría de Trayectoria LiFE fue Jorge Lozano Laín, quien actualmente es director de Bienestar y Consejería de la Región Norte del Tecnológico de Monterrey.

La carrera de Jorge comenzó hace 34 años cuando fue entrenador del equipo representativo de Judo del campus Monterrey, para luego ser nombrado jefe de actividades deportivas, director de residencias y director de Asuntos Estudiantiles, entre otros puestos.

Agradezco por la oportunidad de hacer lo que me apasiona, estar con los alumnos […], si pudiera yo romper este trofeo en pedazos se los le daría a mi equipo, porque parte [del logro] es de mi equipo”, añadió Jorge.

EL PREMIO

Este premio reconoce a los formadores LiFE por su trayectoria en el impulso de una vida plena y la potencialización del liderazgo de los alumnos del Tec.

Salvador Alva, presidente del Tecnológico de Monterrey, dirigió unas palabras a los asistentes y resaltó la importancia del Premio al Formador LiFE.

“Lo más grande que han hecho ustedes no es lo que vimos hoy, ustedes ya están cambiando el rostro del Tec […] lo que están logrando es maravilloso, muchas felicidades”, mencionó Alva.

Asimismo, asistieron a la entrega Bruno Zepeda, vicepresidente de Operaciones; Hernán García, líder de Talento y Cultura; Víctor Gutiérrez, vicepresidente de Campus Región Norte y Luis Raúl Domínguez, director nacional de Liderazgo y Formación Estudiantil, entre otros.

Los formadores LiFE son calificados en diversos rubros para ser considerados para recibir el premio:

  • Innovación: Implementación de nuevas estrategias, proyectos o herramientas en su área.
  • Logros: Impulso de resultados de los alumnos mediante el apoyo en su formación estudiantil.
  • Vivencia: Generación de experiencias de alto impacto que propicien el crecimiento personal y profesional de los alumnos
  • Modelo a seguir: Conducta personal y profesional que inspira a los alumnos para ser mejores.

LEE TAMBIÉN:


El premio se divide en tres etapas, siendo la local celebrada en los campus del Tec y de la que se obtienen los semifinalistas, quienes pasan a la tercera etapa: la nacional.

Los ganadores locales obtienen además un monto de 10 mil pesos, los semifinalistas 30 mil, mientras que los ganadores nacionales obtuvieron un viaje para dos personas con valor de 50 mil pesos.

Para reflejar el impacto que ocasionan los formadores LiFE en los alumnos, los reconocimientos constaban de una huella marcada en un roble con unos anillos que asemejaban crecimiento.

Durante la premiación también se reconoció a cada uno de los semifinalistas de las cuatro categorías premiadas.

Al finalizar el evento se realizó la invitación a los asistentes a postularse en la edición 2019 del premio y a continuar con la labor dentro de las diversas áreas de Liderazgo y Formación Estudiantil.


LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios