Natalia López, alumna de preparatoria de Tecmilenio, recibió el Premio Nacional de la Juventud por su trayectoria en defensa de las comunidades indígenas que inició desde temprana edad
Por Asael Villanueva - 23/10/2018

Asael Villanueva | Redacción Nacional

Apasionada por sus raíces, Natalia López fue galardonada este 16 de octubre con el Premio Nacional de la Juventud 2018 por su trayectoria como promotora de las culturas indígenas.

Siendo el premio más importante que un joven mexicano puede recibir, la estudiante de 16 años de la preparatoria Tecmilenio fue distinguida en la categoría Fortalecimiento a la Cultura Indígenaen ceremonia realizada en Los Pinos.

De tez morena, cabello largo y oscuro y con una sonrisa transparente, la joven platicó con CONECTA sobre su vida.

Nacida en Nuevo León de padres provenientes de Veracruz se dio a conocer en el año 2012 al viralizarse en Internet uno de sus discursos en el que defendía a los pueblos indígenas.


"Empezó todo cuando tenía 10 años cuando despertó en mi la necesidad de hablar porque yo veía como las personas nos discriminaban por pertenecer a una cultura indígena".

Al ser la familia de su madre de origen náhuatl y la de su padre totonaca, fue testigo de la discriminación por la manera de hablar, vestir e incluso por el color de piel de su familia.

Por tal motivo decidió que alzaría la voz por todas las comunidades indígenas.

Aprovechó cuando la invitaron a un Parlamento Infantil en el Congreso de Nuevo León, en donde fue diputada por un día.

Natalia es alumna de Tec Milenio.

Tiempo después fue designada como vocera del gobierno de Nuevo León y nombrada “La voz de las etnias” por el gobierno de Veracruz.

Desde entonces se dedicó a dar conferencias acerca de las culturas indígenas.

"He dado conferencias en distintas partes de México y el único país que conozco es Ecuador", dijo.

Sus conferencias son de concientización por la discriminación que sufren los indígenas para que la gente se interese por ellos.

"La discriminicación es el principal factor que está haciendo que nuestras culturas indígenas estén desapareciendo", indicó.

Natalia es alumna de TecMilenio.

Debido a sus conferencias, un jurado determinó que este año fuera la ganadora del Premio Nacional de la Juventud.

“En eso momento pasó por mi mente todas las cosas que he sufrido, todos mis logros y todas las personas que me han apoyado”.

Ella dice sentirse con una gran responsabilidad.

"Pero lo hago con mucho gusto, porque me encanta y es algo que disfruto, el hablar frente a un público e inspirar a jóvenes indígenas y no indígenas", aseveró.


SUS PLANES

Su siguiente paso, dice con voz segura, es finalizar sus estudios de preparatoria en Tecmilenio, en donde tiene beca del 100 por ciento, e iniciar su carrera en leyes.

“Elegí leyes para conocer los derechos de la sociedad por la que yo voy a trabajar, afirmó.

 

Ganadores del Premio Nacional de la Juventud 2018.

EL NÁHUATL

Para Natalia el idioma es igual de importante que otros aspectos de las culturas indígenas, por lo que domina el náhuatl, lengua nativa de su madre.

"Mi abuelito, que siempre fue orgulloso de las tradiciones indígenas, les inculcó la cultura a todos mis tíos y afortunadamente mi mamá me la transmitió a mí", mencionó.

Natalia junto a Enrique Peña Nieto

SU SUEÑO
Natalia compartió que su sueño es llegar a ser la primera presidenta de México.

“Quería demostrarle a la sociedad que nosotros los indígenas, también tenemos la misma capacidad e inteligencia que cualquier otra persona”, afirmó Natalia.

Natalia además afirma que uno de sus mensajes dirigidos a los jóvenes indígenas es que se sientan orgullosos de formar parte de una cultura ancestral.

"Nunca se avergüencen de las culturas a las que pertenecen [..] al contrario, hay que sentirnos orgullosos de pertenecer a las grandes raíces de México", finalizó.
 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios