Con un plan diario de actividades puedes tener tiempo para trabajar, atender a tus hijos y resolver pendientes en tu casa
Por Ricardo Treviño | Redacción Nacional - 25/03/2020

¿Te tocó cuidar de tus hijos y también hacer home office durante la cuarentena de prevención de la epidemia de COVID-19?

CONECTA te comparte tips y testimonios de 3 hombres y 2 mujeres, así como de una especialista en tecnología y trabajo a distancia del Tec.

“Sí, se puede hacer home office con hijos", resalta Bertha Saldívar, directora de Tecnologías para la Educación del Tec de Monterrey

"A veces es difícil equilibrar tus tiempos, pero necesitas tener conversación abierta con ellos, establecer reglas y ver que hay un momento para cada cosa

 

Niño sonríe al realizar actividades en casa, mientras sus papás realizan home office

 

1. Haz de la PLANEACIÓN tu aliada

Planea tu día: actividades tuyas y de ellos, incluyendo de "trabajo" o responsabilidades, pero también recreativas. 

"Poner horarios me ha servido mucho tanto para mí como para mis hijos", comparte Adriana Gamboa líder de Marca EXATEC. 

 

2. Adapta los espacios

Busca un espacio adecuado para tu trabajo, pero también prepara el de tus hijos, para que puedan estar jugando o haciendo actividades, mientras tú estás trabajando. 

Si son pequeños puede ser un lugar cercano para que puedas vigilar lo que hacen, si son mayores busca un lugar apto para sus responsabilidades como estudiar. 

 

3. Ponles retos y ocupaciones 

Asígnales tareas retadoras, actividades educativas, juegos, que los mantengan entreteniéndose y activos, al mismo tiempo que tú. 

“A mis hijos, les ponía una actividad para que hicieran mientras yo trabajaba y terminábamos al mismo tiempo.

"Es algo que recomiendo, sobre todo para niños chiquitos, que siempre tengan algo que hacer”, comenta Bertha Saldívar.

 

Padre jugando con su hijo con tablillas de madera

 

4. Ten diálogo y reglas

Habla con ellos y explícales que no es como un fin de semana o vacaciones. Que estás en casa, pero tienes que trabajar y acuerda ciertas reglas que deben seguir. 

“Necesitas tener conversación abierta y hacerles ver que hay un momento para cada cosa, explica Saldívar.

 

5. Sigue tus horarios 

Busca ser lo más disciplinado o disciplinada que puedas en las actividades que planeaste. Que tu agenda laboral no se vuelva más importante que convivir con tu familia. 

"Trata de que tu tiempo personal, familiar, sea -en la medida de lo posible- inamovible, como si fuera una junta importante", comenta Alejandro Navarrete, editor nacional de CONECTA. 

 

Niña realizando actividades, al fondo se observa su mamá en un escritorio trabajando

 

6. Convive y aprovecha las facilidades del trabajo a distancia 

Aprovecha el home office para hacer actividades que te permitan estar conectado al trabajo pero también interactuando de alguna manera con tus hijos. 

"Cuanto tengo llamadas que no necesito estar frente a la computadora, me llevo a mis hijos al patio y los pongo a hacer actividades físicas, a brinca, a bailar, o jugar", platica Shel-Ha Bahena, líder de Redes Sociales del Tec.

"Si hay varias juntas seguidas, aprovecho esos breaks de 5 minutos entre junta y junta, para ver qué están haciendo o ponerles un juego. Y si es por teléfono, me pongo audífonos y estoy con ellos", añade Luis Bueno, líder de Estrategia de CONECTA y Tec.mx.

 

Papás e hija preparando una comida saludable

 

7. Date breaks y alterna trabajo con hogar

En general, son muy sanos los recesos al trabajar en tu oficina o en home office. Con mayor razón, con familia. Date 10, 15 minutos cada cierto tiempo.

“También hay que darte ciertos espacios: párate por un café, haz estiramientos o despéjate un poco”, recomienda Bertha.

 

8. Aprovecha los momentos tranquilos

Si hay momentos tranquilos en tu trabajo o en la actividad de tus hijos (por ejemplo, las siestas en niños pequeños), puedes aprovecharlas para descansar o sacar pendientes personales o familiares que quieras. 

"Estoy con mi hija y aprovecho sus horas de siesta para sacar pendientes prioritarios del día y el resto del día atender el correo y demás cosas menos exigentes. Así no descuido el trabajo ni el tiempo con ella", recomienda Alejandra Gabuardi, líder de Marca Escuelas Nacionales del Tec.

 

Papás conviviendo con su hija en un camping improvisado dentro de su casa

 

9. No dejes de jugar con tus hijos y sé creativo 

Así como dedicas tiempo al trabajo y a poner actividades a tus hijos, dedícalo, al final de la jornada o en momentos estratégicos a jugar y entretenerse juntos. 

“Hay que buscar actividades que cotidianamente no son tan comunes como un juego de mesa o hacer una dinámica juntos, que sientas que estás haciendo una cosa diferente y que además estás conviviendo con ellos”, señala Bertha.

La UNICEF enlista ideas como:

  • Inventar una coreografía o baile.
  • Desfile de disfraces.
  • Hacer un día de campo en algún lugar de la casa.
  • Búsqueda del tesoro.

¿Quieres más ideas? En este link puede encontrarlas.

 

10. Descansa 

Cada día trae su propio afán. Los pendientes de trabajo seguirán mañana y la familia también.

Asegúrate de descansar y estar bien física y emocionalmente, para que también lo estés con tus hijos y en el trabajo. 

 

SEGURO TAMBIÉN QUERRÁS LEER:

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios