Como parte de esta beca jóvenes podrán recibir asesoría de mentores del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera y de la Incubadora de Empresas del Tec
por Ricardo Treviño | Redacción Nacional - 21/07/2019

Un popote comestible a base de algas. una empresa para el desarrollo agrícola, y una burbuja para ingerir líquidos tienen algo en común: todos son proyectos creados por jóvenes que recibieron la Beca al Talento Emprendedor del Tec de Monterrey.

La segunda generación de esta beca está integrada por 30 jóvenes que estudiarán a partir de agosto 2019 en 12 campus del Tec

Para obtener la beca ellos aplicaron a una convocatoria y compitieron junto a otros jóvenes en un Bootcamp nacional, en donde fueron asesorados para acelerar sus proyectos.

En CONECTA te presentamos a cinco jóvenes que además de estudiar su carrera en el Tec de Monterrey, podrán ser parte de un ecosistema de emprendimiento:

 

1.-JESÚS ABRAHAM MAYA: CREA POPOTE COMESTIBLE

Ayudar a reducir el uso de plásticos de un solo uso para cuidar el medio ambiente es la meta del proyecto "Popotépetl" de Jesús Abraham Maya.

El egresado de PrepaTec en Querétaro obtuvo el Premio Nacional de la Juventud 2018 por esta iniciativa, la cual consiste en elaborar los popotes a base de algas, que sea comestible y que pueda tener sabores variados.

"Una piña colada con un popote sabor a coco te da una experiencia diferente, ese es nuestro valor agregado. Si no lo quieres comer, como está hecho de algas es biodegradable, es compostable y se degrada de manera natural en poco tiempo.

Jesús Maya ganó el Premio Nacional de la Juventud 2018 con el Popotépetl.

 

Ya tenemos nuestro Producto Mínimo Viable, nos faltaría terminar de desarrollarlo para que tenga estándares de calidad y ver por completo el modelo de negocio, platicó.

Para Jesús el obtener la beca en el Tec significa retribuir el sacrificio de sus padres para que pudiera continuar con sus estudios. 

En un futuro me veo como un empresario social, el cual tenga no solo la empresa de Popotépetl, sino que pueda desarrollar más proyectos para que la vida de las personas pueda ser mejor”, expresó.

 

2.- CÉSAR SOTO: BUSCA APOYAR A COMUNIDADES AGRÍCOLAS

"Siembra tu tierra" es el proyecto de César Soto que consiste en un modelo de empresa social que busca mejorar la actividad agrícola en México.

La falta de oportunidades de desarrollo para familias de agricultores y el acceso a los mercados para los productos de sus cultivos son las principales demandas que este emprendedor busca resolver.

“Lo que hace mi empresa es hacer las conexiones necesarias para proveer capacitación técnica y tecnología a los agricultores de pequeña escala en México", señaló el joven que estudiará en el campus Monterrey.

“Queremos contar con productos con calidad en comunidades, después transformarlos a través de procesos que también se hacen en la comunidad, para generar empleos, y después venderlos en un mercado local, nacional o internacional”, añadió.

 

 3.- EILEEN GALVÁN: ENERGÍA E INTERNET AL ALCANCE DE QUIENES LO NECESITAN

Eileen Galván desarrolló un kiosko con tecnología para cargar su celular y poder navegar en Internet, ya que no tenía acceso cuando cursaba la preparatoria en el municipio de Cerro Azul, Veracruz.

Ella será estudiante del campus Puebla e ideó el proyecto Kiin, a través del cual lanzó el kiosko Tonatiu y que presentó como proyecto para obtener la beca.

Eileen Galván realizó un prototipo de Tonatiu para un trabajo escolar.

Su diseño y su nombre rinden tributo a la cultura mexicana, comentó, pues Tonatiuh significa sol en náhuatl, debido a que utiliza celdas solares para almacenar la energía.

“Es como un tambor con una sombrilla, tiene unos módulos donde depositas una cantidad de dinero y te brinda a cambio cierto tiempo de energía eléctrica alternativa para cargar tu celular y al mismo tiempo acceder a Internet.

“Se tiene pensado que se lleve a lugares turísticos, escuelas o incluso en centros comerciales abiertos. Hay un beneficio social y es lo que nos hace felices”, apuntó.

 

4.- NANCY BARBOSA: CREA BURBUJAS HIDRATANTES 

El nombre del proyecto de Nancy Barbosa es Vepo -agua en griego- que es una especie de burbuja capaz de contener líquidos para el consumo humano.

Lo que busca Nancy con este proyecto es reducir el uso de las botellas de plástico, ya que Vepo es comestible y está fabricada a base de algas, agua y calcio.

 

Nancy Barbosa ideó un proyecto que consiste en una burbuja para ingerir líquidos.

“En las carreras en vez de que te den agua en un envase de plástico te tomas la burbuja; te la metes a la boca y se deshace para tomar el agua.

“Además, está la posibilidad que sea para las personas que no pueden tragar cápsulas de medicina por cualquier dificultad; utilizar esta burbuja para ingerir de manera más fácil ya sea vitaminas o la misma medicina”, explicó la futura alumna del campus Monterrey.

 

5.- CREA AGENCIA DE PUBLICIDAD CON REALIDAD AUMENTADA

Adrian Montemayor es parte de la primera generación de la Beca Talento Emprendedor. En un año con el apoyo de sus tutores desarrolló Delex, proyecto que consiste en una agencia de publicidad que utiliza realidad aumentada.

Nuestro concepto es cambiar la publicidad tradicional, creemos que el 90 por ciento de las cosas que tenemos ahorita van a estar virtualizadas en un futuro”, señaló.

El estudiante de Ingeniería en Tecnologías Computacionales platicó que aprovecha la asesoría de sus tutores, así como los espacios de tecnologías emergentes del Tec como MOSTLA.

“Los tutores que nos otorgan del Instituto Eugenio Garza Lagüera y de la Incubadora de Empresas, siempre se cercioran de que estés haciendo bien tu trabajo, que no te desvíes, ver de tu proyecto qué cosas están funcionando y cuáles no”, resaltó el alumno del campus Monterrey.

 

FUTUROS EMPRESARIOS PARA MÉXICO

En noviembre de 2017 el Tec de Monterrey se convirtió en la primera universidad de México en anunciar una beca para incentivar a jóvenes que desarrollan proyectos innovadores.

“Es una gran oportunidad para apoyar no solo a aquellos que tienen talento académico, sino también la capacidad de identificar oportunidades y convertirlas en negocio”, destacó Hugo Garza, vicepresidente de Proyectos Estratégicos de Emprendimiento del Tec.

En abril de 2018 se eligieron a los primeros 25 jóvenes que recibirían esta beca y en mayo de 2019 a quienes conforman la segunda generación.

La beca también ofrece a los alumnos asesoría de mentores durante su toda su formación como estudiantes emprendedores, participación en los programas de incubación y así como el uso de espacios de Coworking en Campus.

“El que tengamos jóvenes que ya tienen probada capacidad de detectar oportunidades, ejecutarlas y llevarlas a un nivel de desarrollo, aumenta la probabilidad de éxito de que tenemos en frente a los futuros empresarios de México”, añadió Garza.

 

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios