Un proyecto de Semana i identificó necesidades profundas en los ejidos del noroeste del país, por lo que un grupo de profesores y alumnos trabajaron en el Semestre i “Moléculas del millón en el desierto” durante los semestres agosto-diciembre 2017 y enero-mayo del 2018.

por Mónica Arreola - 24/10/2018

Mónica Arreola | Escuela de Ingeniería y Ciencias

 

Cada ser vivo tiene su propósito y su lugar en la naturaleza. Al no conocer sus propiedades, los habitantes del Ejido El Porvenir, General Zepeda, Coahuila podrían clasificar alguna planta desértica como maleza.

 

El Semestre i “Moléculas del millón en el desierto” nació de la Semana i “Moléculas del millón”. La iniciativa de la Escuela de Ingeniería y Ciencias (EIC) en el Tecnológico de Monterrey para que los alumnos contribuyan a atender una problemática en una comunidad. Las necesidades identificadas en el primero abrieron la posibilidad para que los estudiantes acreditaran siete materias y horas del servicio social comunitario. Este es además el primer Semestre i del departamento regional de Bioingeniería, Región Norte. El reto ha sido trabajado durante un año, dividido en el semestre agosto-diciembre 2017 y enero-mayo del 2018.

 

Primera generación
Primera generación de Semestre i: profesor Daniel Guajardo, Janet Gutiérrez, Arlette Santacruz y Diana Cárdenas y los estudiantes (de izquierda a derecha).

 

“Identificamos una necesidad mucho más profunda y por eso diseñamos el Semestre i. La primera generación fue de 14 alumnos, mientras que en la segunda generación participaron 12 alumnos. Los 26 alumnos adquirieron competencias en medio ambiente y desarrollo económico para reconocer y registrar las plantas del ejido que no estaban siendo utilizadas. Con los conocimientos en biotecnología, bioprocesos y microbiologías realizaron propuestas innovadoras para que los habitantes de la región puedan aprovechar de manera ética los recursos naturales a su alrededor” comentó Arlette Santacruz López, profesora investigadora y líder del Semestre i, EIC.

 

El entregable final de este Semestre i es el desarrollo de un prototipo de bioproducto tomando en cuenta su entorno social, económico, político y cultural. Durante agosto-diciembre 2017 se identificó que la empresa AGMEL produce MIMEX, agua miel de la variedad del agave Agave salmiana mientras que el resto de la planta se desecha. Los estudiantes propusieron que los desechos de la empresa sean utilizados como una alternativa de energía renovable. En enero-mayo del 2018 también propusieron la creación de bioetanol con propuestas aplicables.

Segunda generación
Los profesores Daniel Guajardo, Rafael Bourget, Patricia Vázquez, Arlette Santacruz, Miguel Martínez y Esther Pérez. con los alumnos de la segunda generación (de izquierda a derecha). 

“El apoyo para hacer este proyecto ha sido por parte del propietario de la empresa AGMEL, Albino Vargas quien nos ayudó a acceder al ejido, entablar entrevistas con el ejidatario y habitantes de la comunidad y con asesorías para que los estudiantes pudieran elaborar sus propuestas. De esta manera creo que pudimos conocer las necesidades reales de los pobladores y además darles valor económico a los desechos del agave. El trabajo en la comunidad fue bueno, ya que el presidente municipal mostró interés para que se siga colaborando en el ejido y en la presentación de productos” agregó Santacruz.

 

Los resultados de este Semestre i les ha permitido a los estudiantes participar en diferentes foros a lo largo del 2017, tales como, el concurso ExpoCiencias Nuevo León del 25 al 29 de septiembre en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el evento Vive con Causa que se llevó a cabo el 17 de octubre en Campus Monterrey y el ya tradicional Conexión Tec, celebrado el 22 de noviembre también en Campus Monterrey.


 

¿Quiénes participaron?

  • 26 alumnos de las carreras: Ingeniería en Biotecnología (IBT), Ingeniería en Nanotecnología y Ciencias Químicas (INCQ) e Ingeniería en Desarrollo Sustentable (IDS)
  • Albino Vargas, dueño de AGMEL y asesor de los proyectos

  • Janet Gutiérrez Uribe, directora del departamento regional Bioingeniería, Región Sur, EIC

  • Esther Pérez Carrillo, profesora investigadora, departamento regional Bioingeniería, Región Norte, EIC

  • Daniel Guajardo Flores, profesor investigador, departamento regional Bioingeniería, Región Norte, EIC

  • Javier Serrano Bosquet, director asociado del departamento de Estudios Humanísticos, Región Norte, Escuela de Humanidades y Educación (EHE)

  • Diana Cárdenas Chávez, profesora investigadora, departamento regional Bioingeniería, Región Sur, EIC (IBT, Campus Puebla)

  • Rafael Bourget, profesor del departamento regional de Ingeniería Industria, Región Norte, EIC

  • Patricia Vázquez, profesora de cátedra, departamento regional Bioingeniería, Región Norte, EIC

  • Miguel Martínez, profesor de cátedra, Escuela de Humanidades y Educación (EHE)


 

¿Qué es el Semestre i y qué sigue?

El Semestre i es un sistema de aprendizaje en el cual los alumnos tienen a su cargo un reto durante todo un semestre. En este modelo, los estudiantes contribuyen a generar propuestas para el aprovechamiento ético de los recursos naturales para el beneficio de una comunidad.   Desde el semestre AD 2017 y EM 2018 el Semestre i, Moléculas del millón se ha desarrollado en el Ejido El Porvenir.

 

La profesora Arlette espera que durante el semestre agosto-diciembre 2018 el Semestre i se abra en el Campus Guadalajara además del Campus Monterrey

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios