El maestro desea dejar un impacto en sus alumnos para que ellos puedan ser mejores en lo que realizarán a futuro

Héctor Leal | Redacción Nacional

Uno de sus propósitos principales como profesor es crear esperanzas en sus alumnos, que tengan una visión más crítica de la realidad a la que se enfrentan.

Así es como Luis Gerardo González López, uno de los tres ganadores en la categoría profesional del Premio nacional al Profesor Inspirador, quien imparte sus enseñanzas con sus estudiantes en el Tec de Monterrey campus Toluca.

Luis Gerardo, originario de Guadalajara, tiene su propio estilo a la hora de impartir sus clases y de esta forma los alumnos se enfocan, y no se distraen.

Uno, me gustan los juegos y me gusta desarrollar en el salón de clases una experiencia, y podamos observar juntos, compartir, y a partir de la reflexión aprender los conceptos sobre las materias que estamos viendo. Me gusta que los alumnos descubran nuevas cosas y aprendan cosas diferentes. Que sientan que pierden algo cuando faltan”.

En el 2004 comenzó su etapa como maestro en el campus Toluca y a partir de allí comenzó su conexión con el estudiantado.

Mi propósito es crear esperanzas. Generar escenarios distintos. Ayudarlos a cambiar su mirada, que tengan una mirada crítica. Que ellos tengan las herramientas necesarias para que vean una realidad diferente”.

“La educación es una labor de construcción. La educación es poder actuar para dar esperanza. Que los alumnos vean diferentes formas de transformar la sociedad”, señaló.

González López, de 40 años de edad, imparte las materias de comportamiento organizacional, cultura organizacional e innovación y psicología, dentro de la Escuela de Negocios.

Luis Gerardo busca contribuir a la construcción de una cultura de Derechos Humanos. El Consulado de México en Nueva York le extendió la invitación para participar en el Foro Dreamers en Movimiento 2017 y ha sido conferencista en México, Canadá, Ecuador, Perú y Tanzania.

Por otra parte, Luis Gerardo es un apasionado de la literatura de fantasía y ciencia ficción, además de ver todo tipo de películas. Además disfruta estar con su familia, formada por su esposa Ana y su hija Rocío.

Con especial cariño evocó a los profesores que tuvo en su niñez y que de alguna manera le dejaron cosas buenas en su vida.

Recuerdo a los profesores del kínder y puedo reconocer en cada uno de aquellos profesores de mis diferentes etapas escolares la semilla que sembraron en mí y que me transmitían eso que ahora imparto”.

Luego de ganar este reconocimiento, el maestro comentó: “Profesor Inspirador es recoger todos esfuerzos cotidianos, ponerlos enfrente y  decir ‘esto es muy valioso’. También es conectar con los alumnos. Es fundamental descubrirlos como personas, que cada uno tiene una necesidad individual. El reto del profesor es cómo le llego a todos”.

El maestro desea dejar un impacto en sus alumnos para que ellos puedan ser mejores en lo que realizarán a futuro.

Para mí la educación es como un propósito de vida y estoy consciente que es mi herramienta para hacer un impacto, de poder hacer que las cosas sean mejores para todos”.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios