Carlos diseñó el proyecto Alhii Robot O’dam, que significa “niño robot tepehuano”, que brinda cursos de robótica a jóvenes de la Telesecundaria y Telebachillerato de Santa María de Ocotán, en el Mezquital, Durango.
por Héctor Leal - 29/07/2018

Héctor Leal | Redacción Nacional

Con tan solo 24 años, Carlos Fábila inició con un proyecto de enseñar robótica a jóvenes indígenas tepehuanes, tanto de forma teórica como práctica, en busca de poder inspirarlos a seguir aprendiendo, en una comunidad de Durango.

Había un niño huichol de sexto año de primaria que se la pasaba asomado por la ventana todas las clases, hasta que lo invitamos a entrar al curso”, explica Carlos, egresado del Tec de Monterrey en Ingenería en Mecatrónica.

Carlos diseñó el proyecto Alhii Robot O’dam, que significa “niño robot tepehuano”, que brinda cursos de robótica a jóvenes de la Telesecundaria y Telebachillerato de Santa María de Ocotán, en el Mezquital, Durango.

Actualmente hay 3 grupos que integran un total de 40 alumnos

"Hoy los jóvenes han aprendido a soldar, conectar componentes electrónicos, programar, y en general, a construir un proyecto de robótica, tanto en teoría como en práctica”, afirmó Carlos.

 

fotosecundaria

Carlos se encargó de crear el proyecto basándose en la experiencia que tuvo durante su servicio social en MiniRobótica durante el periodo 2013-2014 en el Tec.

Carlos resaltó que se siente muy orgulloso de lo que los jóvenes tepehuanes han logrado.

"Todo lo que necesitaban era que se les diera una oportunidad, y lo genial de esta experiencia es que puedo ayudar a personas de mi estado”, dijo el egresado de Ingeniería de Mecatrónica, generación 2017.

La causa social principal del proyecto es el fomento de la ciencia y la tecnología que contribuye a reducir la brecha digital.

Esta brecha está definida como la desigualdad que hay entre las personas con respecto a la posibilidad de tener acceso a la tecnología, y estar familiarizados con ella, por diferencias geográficas, socioeconómicas o culturales. 

Hay un total de 18 mil 700 tepehuanos, que por su origen en náhuatl significa “dueño de cerros”, según el último censo del INEGI, distribuidos en los asentamientos de Durango, Nayarit y Chihuahua.

La comunidad de tepehuanos ha recibido con agrado los talleres de robótica.

Actualmente la escuela que se encuentra con un nivel académico insuficiente y particularmente en el área de matemáticas, obtuvo una evaluación de 55%.

“La semana antepasada se graduaron dos grupos de secundaria (de niños de alrededor de 14 y 15 años) a quienes se les entregaron diplomas. En el mismo evento el tercer grupo (el avanzado) que gradué del curso de robótica estaba formado por niñas de segundo de secundaria, el niño huichol de sexto año de primaria y unos chavos del telebachillerato".

Un día antes de la graduación, los chicos tuvieron una Feria de Ciencias donde los dos grupos básicos expusieron una maqueta con luces de semáforos y alumbrado público automatizados, y el grupo avanzado tuvo una competencia de robots”.

Además el EXATEC comentó que espera que a partir de agosto este proyecto continúe funcionando, ya que está buscando apoyos para que siga en activo.

(Con información de Arturo Temoltzi)


LEE TAMBIÉN:

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios