Alumnos de maestría y doctorado de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tec de Monterrey acreditaron sus soft skills con un taller de imagen personal y expresión verbal durante la sesión de verano 2018.
por Mónica Arreola - 01/08/2018

Mónica Arreola | Escuela de Ingeniería y Ciencias

Con información de Adriana Guerrero, coordinación de Vivencia para posgrados de la Escuela de Ingeniería y Ciencias, región México.

 

Imagen personal para ingenieros

 

Semestre a semestre los ingenieros trabajan en sus hard skills, es decir los conocimientos y habilidades que obtienen de los cursos teóricos y de la investigación. Pero el verano 2018 se dedicó a sus soft skills para complementar sus competencias en imagen personal y expresión verbal.

 

Imagen personal para ingenieros

 

“El curso nace por una necesidad que nos expresaron nuestros alumnos de posgrado y los directivos de sus respectivos programas. Además, nosotros, en el área de vivencia sabemos que el éxito profesional no sólo depende de los conocimientos, sino también de las herramientas y competencias complementarias que puedan apoyar el ámbito personal y profesional, llamadas habilidades blandas o soft skills” expresó Adriana Guerrero, coordinación de Vivencia para posgrados de la Escuela de Ingeniería y Ciencias (EIC), región México.

 

Durante los meses de mayo a junio del 2018 el profesor Daniel Castillo Briones y las consultoras Wendy Crespi e Ivette Crespi guiaron a los alumnos durante una serie de sesiones sabatinas. Daniel se encargó de la parte de expresión verbal dónde les mostró estímulos físicos y no físicos para tener una comunicación efectiva a través de posturas, porte, voz y miradas en ambientes laborales. Por su parte, Crespi & Consultores, se enfocaron en imagen personal y les recalcaron que el cuerpo debe de transmitir lo que está inhibido en la palabra y revelar información.

 

“La imagen que los demás se formen de nosotros, a partir de una primera impresión, es la que generalmente permanece y la que nos abre o cierra las puertas hacia nuevas oportunidades. Ésta se fortalece con todo aquello que dejamos ver de nosotros y se consolida con lo que los demás perciben con nuestra forma de actuar, aunque las palabras que utilizamos son importantes también. En el proceso comunicativo revelamos nuestro conocimiento y respeto hacia los demás, son la entonación y el lenguaje corporal, los aspectos más determinantes” compartió Castillo Briones.

 

Imagen personal en el TEC

 

“Las conductas inadecuadas podrían perjudicar la imagen y es poco probable que podamos recuperarla; asimismo la forma de vestirse influye en el estilo que nos caracteriza, así como el arreglo personal. Es muy oportuno que cuidemos la apariencia física, pues debemos escoger nuestra vestimenta según las metas que nos trazamos, ser detallistas para dar una buena impresión. Si se trata de un ambiente laboral, se busca transmitir sobriedad y discreción, con un estilo que exteriorice respeto y presencia corporativa” concluyó Crespi.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios