Space Falcons, de la Preparatoria Universidad Tecmilenio campus Laguna, recibió el premio Inspiration Award 2019
por Andrea López - 10/08/2019

Space Falcons es un grupo de estudiantes mexicanos apasionados de la robótica que representó al país en la final mundial de FIRST Lego League en Sidney, Australia, donde obtuvieron el premio Inspiration Award 2019.

Este premio se le otorga al equipo que mejor representa los valores de la competencia, que son saber trabajar en equipo, mantener el espíritu de competencia amistosa, compartir experiencias, aprender juntos y divertirse. 

"Que de verdad entiende de qué se trata y que vive tanto la parte de los robots como del proyecto bajo estos valores. Es el equipo inspiración para otros participantes”, consideró Priscila Velázquez, coach de Space Falcons.
 

Space Falcons.


El equipo está conformado por Ilean París de la Torre, Aída Elízabeth Rodríguez, Elizabeth Álvarez, Raúl Enrique Solorio y Javier Terrones, estudiantes de la preparatoria Universidad Tecmilenio campus Laguna.

“Este premio representa nuestro esfuerzo, todo el trabajo desde antes del viaje hasta el momento de la competencia. Es prueba de que todo nuestro esfuerzo valió la pena”, dijo Gadiel Garza Vargas, quien junto con Alejandro Landeros Fierro, ambos estudiantes mentores de Space Falcons.

“Nuestra función es apoyarlos en cuanto a nuestra experiencia. Yo participé en esta competencia, por ejemplo. Los asesoramos desde en la construcción del robot hasta en cómo presentarse y llevarse bien con el resto de los equipos. ¡Y en que nunca falte la diversión!”, agregó Landeros.

La final mundial de FIRST Lego League se llevó a cabo del 4 al 7 de julio y reunió a 40 equipos de 25 países diferentes.

La competencia está dedicada a despertar el interés de los jóvenes por la ciencia y la tecnología. Los jóvenes tuvieron la oportunidad de aprender más sobre la construcción y programación de robots, así como de hacer nuevos amigos y conocer otras culturas.

“Esta la segunda vez que participamos y desde el año pasado nos empezamos a preparar para esta edición. Al inicio nos juntábamos los fines de semana y conforme se fue acercando la competencia nos fuimos reuniendo más seguido”, recordó Solorio Saavedra.

“En la competencia regional obtuvimos el segundo lugar en la tabla y el premio a la mejor programación. Así obtuvimos el pase al nacional, que fue en Monterrey. Ganamos diseño mecánico y el décimo lugar de la tabla general.

"Ahí se nos otorgó el pase a Australia, la competencia mundial, donde ganamos el Inspiration Award”, describió.

Space Falcons.

MÁS ALLÁ DE LOS ROBOTS

En entrevista, Space Falcons compartió que aprendió mucho de ver a equipos de otros países, así como de chicos más grandes.

“Había participantes con más experiencia y nos ayudó mucho verlos programar y construir sus robots”, dijo Rodríguez Cisneros.

“Nos adentramos aún más en el mundo de la robótica, construcción, programación, es algo que valoro mucho”, añadió Álvarez Treviño.

“Tuvimos oportunidad de ver los mecanismos y programaciones de diversos equipos, sobre todo me llamaron la atención los equipos asiáticos, y aprendimos de ellos cosas que podemos aplicar en siguientes años”, comentó Terrones Pérez.

“Yo vi, por ejemplo, que otros chicos usaban mucha neumática, y yo nunca había visto ese tipo de robots. Les pregunté que cómo lo implementan y me explicaron amablemente. Así aprendí cosas que antes no sabía hacer”, dijo Torre Pargas.

Pero FIRST Lego League es mucho más que la competencia de robots, pues ofrece a los jóvenes la oportunidad de hacer amigos en todo el mundo y conocer más sobre otras naciones. 

“El ambiente fue muy bueno, dentro y fuera de la competencia, porque había mucho compañerismo, hicimos muchos amigos. Y esto también es uno de los valores de la competencia.

"Hicimos buena amistad con equipos de Brasil, Turquía, Israel, entre otras partes del mundo. Al final incluso hicimos un intercambio de camisetas”, detalló Terrones Pérez.

“Cuando empecé a hablar con otros equipos, por ejemplo de Filipinas, me contaron de cómo es su país, su cultura, sus tradiciones. Los de Pakistán me platicaron de sus bailes, su música. Incluso vi fotos de otros participantes en sus ciudades.

"Fue toda una nueva experiencia para mí, nunca había conocido tantas personas de tantos lugares diferentes. Estuvo genial, porque todos compartimos la misma afición, la robótica, concluyó Torre Pargas.

El equipo ya realizó su primera reunión para empezar a preparar su participación el siguiente año. 


Foto de portada: AFP

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Tags:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios