Roberto Íñiguez, decano del Tec, participó en el panel internacional Cumulus Connects, una asociación global que impulsa la educación de arte y diseño a través de diferentes foros y paneles de discusión entre expertos.
Por Brandon Corona | Redacción CONECTA - 24/09/2020

"(La era poscovid) es una gran oportunidad para crear reflexiones relevantes en nuestros estudiantes para que como futuros diseñadores, estén conectados con los obstáculos".

Esto lo compartió Roberto Íñiguez, decano nacional de la Escuela Arquitectura, Arte y Diseño del Tec, dentro de su participación en el evento Cumulus Connects, espacio de difusión de Cumulus Association que es la principal organización mundial al servicio de la educación e investigación en arte y diseño. 

El decano del Tec participó en el panel virtual "Las necesidades cambiantes en la educación y la investigación en diseño: una visión global". que tuvo como objetivo crear diálogos inspiradores entre expertos sobre problemáticas actuales.

Dentro de dicho panel también participaron:

  • Mary V Mullin, Presidenta de Sir Misha Black Awards, Reino Unido
  • Dori Tunstall, Decana de Facultad de Diseño en OCAD University, Canadá
  • Mariana Amatullo, Presidenta de Cumulus Association y Vicerrectora de las iniciativas estratégicas globales de Parsons School of Design, Estados Unidos
  • Ashoke Chatterjee, Ex-director ejecutivo del Instituto Nacional de Diseño de India

Íñiguez centró su exposición en tres temas, haciendo un énfasis en cómo la actual pandemia de COVID-19 ha presentado retos para la educación en el diseño, y qué significa esto para las universidades.
 

Escuela de Arquitectura

 

1) ROMPER CON LA GLOBALIZACIÓN DEL DISEÑO

Tomar modelos de fuera, heredar patrones de otros países, y seguir el flujo de la globalización han sido obstáculos en encontrar nuestro propio camino, destacó Íñiguez.

“En este momento es un tema muy importante la colonización del diseño en general, porque toda nuestra historia, de cómo el diseño llegó a Latinoamérica, surge en que heredamos modelos de afuera.

“Nosotros seguimos en ese tránsito de encontrar nuestro propio camino, y nosotros ya tenemos nuestra propia historia”.

El diseño en Latinoamérica ha formado un diálogo cada vez más local, creando una disposición a “derrotar” la globalización más y más fuerte, agregó.

 

2) UNIVERSIDADES, CON UN PAPEL CLAVE

Señaló que en Latinoamérica hay un alto nivel de desconfianza en instituciones y en organizaciones.

“Las universidades tienen el índice más alto de credibilidad, así que, a fin de influenciar, creo que tenemos un rol muy importante en la comunidad”, puntualizó el decano.

El decano destacó que las universidades tienen un papel importante para poder influenciar y desarrollar competencias dentro de los estudiantes.

“Las universidades están diseñando una ‘aceleración digital’, y este tipo de evoluciones sobre cómo hacer las cosas”, dijo.

 

Roberto Íñiguez
Roberto Íñiguez, decano de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño. Foto: Tomada de YouTube.

 

3) CREAR NUEVOS MODELOS EDUCATIVOS

Es bueno tomar ventaja sobre el aceleramiento tecnológico y crear nuevas experiencias educacionales donde trabajar cara a cara y trabajar remotamente puedan coexistir, dijo el experto.

Mencionó que este tipo de aprendizajes desafían al típico modelo educativo de “aprendiz y maestro” que solían tener en muchas escuelas, agregó.

“Esta es una gran oportunidad para crear nuevas narrativas, porque el diseño tiene la responsabilidad de crear estas nuevas narrativas para el futuro que queremos lograr”.

Así que hay seguir esta disciplina, que tiene el poder de conseguir esta convergencia en el futuro, de redimirse, de especular, de conocer los límites y de provocar cambio, explicó.

“El mundo está más y más polarizado y el futuro es nuestro único punto de convergencia”, finalizó el experto.


Si quieres ver el panel, da clic aquí.

 

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios