Conoce las historias de 5 jóvenes que son parte de la séptima generación de Líderes del Mañana y que inician su carrera en el Tec
Por Asael Villanueva | Redacción CONECTA - 12/08/2020

Estefanía, Omar, Jorge, Eduardo y Frida tienen en algo en común: han demostrado a través de proyectos ser agentes de cambio para sus comunidades de origen.

Ellos son parte de la séptima generación de Líderes del Mañana, compuesta de 185 jóvenes que fueron elegidos por su talento académico y potencial de liderazgo social, para estudiar en el Tec con una beca del 100 por ciento.

Esta es parte de la historia de esos 5 jóvenes, quienes han demostrado empatía por aquellos que enfrentan condiciones muy vulnerables.

 

1. AYUDA A CONSTRUIR HOGARES Y EMPRENDE SOCIALMENTE

Desde los 16 años Estefanía Ruelas forma parte de la asociación civil CONTECHO, que ayuda a personas que no tienen un hogar a construir sus casas junto con voluntarios.

Ahora, ya con 18 años, fue nombrada como coordinadora de CONTECHO en Los Mochis, contando con la oportunidad durante esta pandemia de apoyar a familias en situación vulnerable.

“No solo es construir y dejarlos. Les damos seguimiento a las familias y buscamos que no sean dependientes, sino que puedan salir adelante”, compartió Estefanía.

Pero esta no ha sido su única forma de apoyar a la sociedad. Cuando Estefanía estaba en tercer grado de secundaria tenía un viaje que no podía costear su familia; decidió empezar a vender accesorios y pulseras.

 

Estefanía llevando recursos a una niña

 

De recibir pedidos locales, pasó también a recibir de estados como Sinaloa, Nuevo León y Quintana Roo; así creó un modelo en el que todo lo recaudado fue donado a una organización que atiende a mujeres con cáncer de mama.

“Me siento muy feliz de haber contribuido a una de las causas que considero más nobles y sé que puedo impulsar esto todavía más ya estando en el Tec”, indicó.

La joven originaria de Los Mochis, Sinaloa planea estudiar en el área de negocios enfocándose a las finanzas en el Tec de Monterrey, campus Sinaloa.

 

Estefania en un congreso llamado SELIDER

 

2. REGALA SONRISAS Y PROMUEVE UNA MEJOR SALUD MENTAL

Omar Rangel visitaba el área de oncología de un hospital infantil con la intención de llevar una sonrisa a los pacientes.

Junto con su hermana fundó la asociación Regalando Sonrisas, con la que apoyó durante 3 años a niños y jóvenes con acceso a ropa y juguetes, entre otras cosas.

“En el transcurso de mi preparatoria fui desarrollando más mi conciencia y me di cuenta que podía hacer algo más. Ayudar a la gente, indicó.

 

 

También, a raíz de que no existían gran cantidad de programas de apoyo para asistencia en temas de salud mental en su estado Tamaulipas, decidió hacer algo en el tema.

“Emprendí el programa 'Comparte Esperanza' con la finalidad de aproximar servicios de ayuda en situación de crisis en relación a la depresión y suicidio”, señaló Omar.

En este programa se brindaba atención a jóvenes mediante una página web que incluye información sobre el tema y un chat de ayuda mediante Facebook, para asesorarlos.

Omar ahora forma parte de la séptima generación de Líderes del Mañana y realizará sus estudios en Administración en el Tec de Monterrey, en el campus Querétaro.

 “Al principio piensas que cosas como esas no pasan. Cuando leí la carta donde decía que tenía el apoyo fue uno de los mejores momentos de mi vida. Hasta lloré”, consideró Omar.

El joven comenta que su madre ha sido un gran apoyo para lograr sus metas. “Está orgullosa de mí y de que estoy cumpliendo mis sueños. Siempre creyó en mí”, compartió.

 

3. COMPARTE CONOCIMIENTOS CON NIÑOS Y JÓVENES

Frida Cano tiene una imagen grabada en su mente: una escalinata fuera de una casa donde un abuelo, un padre y su hijo estaban consumiendo drogas.

Convencida de que los problemas sociales pueden combatirse al enfocar la energía de niños y jóvenes en aspectos positivos, decidió poner manos a la obra.

La joven originaria de Azcapotzalco fundó un taller de ecología para niños de 6 a 12 años, donde les enseñó aspectos como reciclaje y a cuidar el ambiente. 

“Me gustaba que les daba esperanza, los invitaba a conocer más, a interesarse por el ambiente. Estaban asombrados de que había algo más que lo que vivían”, señaló Frida.

 

Frida junto con el grupo al que apoyaba con talleres

 

Una de las situaciones que vivió Frida en preparatoria en la Ciudad de México era que el metro para regresar a su casa iba lleno y a veces tenía que esperar por horas.

Entonces decidió crear un proyecto en el que se usaban sensores de peso para saber qué vagones no están llenos para agilizar y eficientar la entrada y salida de las personas.

Esas ganas de crear e innovar son parte de Frida desde que era pequeña, por lo que decidió estudiar Ingeniería en Robótica y Sistemas Digitales, luego de recibir la beca Líderes del Mañana.

“Me interesa saber cómo se fabrican las cosas. En ingeniería me llama la atención automatizar, facilitar una tarea complicada y que una computadora lo haga por ti.

“En el Tec me gustaría aprovechar todo. Me visualizo creando proyectos para aplicarlos en la vida real”, aseveró.


Frida dando curso sobre ecología

 

4. INSPIRADO POR LOS ROBOTS

Jorge Quiróz llegó al Tec guiado por los robots, ya que durante 4 años participó en FIRST Robotics Competition, uno de los torneos de róbótica más importantes a nivel mundial. 

Al comenzar a recordar cómo inició en FIRST, Jorge menciona cómo usó la robótica para inspirar a jóvenes y niños, así como le había sucedido a él.

“En esos cuatro años que estuve en FIRST iniciamos varios proyectos. Hacíamos pláticas y damos cursos de robótica en casas hogares”, comentó Jorge.

Estos mismos cursos los llevaban a organizaciones y empresas para los hijos de trabajadores, como la planta de motocicletas Italika, donde impartieron algunos talleres.

 

Omar trabajando sobre un robot

 

Jorge también ha ayudado a su comunidad de otras formas, como con cursos de concientización sobre el cuidado del medio ambiente y hasta compartiendo música en casas hogares y de retiro.

“Hicimos un proyecto que se llama 'Canto para el corazón' e ibamos a casas hogares y a casas de retiro a tocar. Tocabamos boleros para los señores grandes”, recordó.

Con otro de sus proyectos llamado “Lectura para el corazón” beneficiaron a 3 instituciones educativas con más de mil 600 libros que recolectaron ellos mismos.

Originario de Ecatepec, Estado de México, gracias a Líderes del Mañana estudiará Ingeniería Mecánica en el campus Ciudad de México.

“Quiero generar un cambio en el país, que haya un cambio en la industria, que haya más eficiencia. Que se gaste menos gasolina, que haya más tecnologías sustentables”, compartió.

 

5. INNOVACIÓN, FINANZAS Y ARTE LE BRINDAN UNA NUEVA OPORTUNIDAD 

La resiliencia ha llevado a Eduardo Delgado a ser parte de la séptima generación de Líderes del Mañana.

El nacido en Guerrero aplicó para la beca en la sexta edición pero no la obtuvo, por lo que entró a estudiar ingeniería en otra universidad en la Ciudad de México. 

“Ahí pasé momentos difíciles en mi vida y decidí no continuar. No le había dicho a mis papás ya que ellos estaban en Guerrero y yo vivía con unos tíos en CDMX", compartió. 

Pero decidió no darse por vencido y volvió a aplicar para Líderes del Mañana este 2020.

Ha trabajado en crear un prototipo de una incubadora para recién nacidos que sea de bajo costo, en proyectos de educación financiera y en ese camino encontró su gusto por el arte.

“La incubadora la hicimos porque me di cuenta que había unas similares pero rebasaban los 300 mil pesos y en Guerrero hay varios fallecimientos por falta de equipo médico en comunidades rezagadas”, indicó.

Eso no lo detuvo de seguir creando por lo que entró a un centro emprendedor donde le enseñaron aspectos financieros de los negocios.

Más adelante, al realizar un proyecto para enseñar finanzas en las escuelas, participó en una convocatoria del banco Scotiabank donde junto con su equipo obtuvo el primer lugar nacional y el segundo continental.

Ese proyecto de educación financiera fue un gran acercamiento al arte ya que tuvo que realizar diseños e infografías para el mismo.

Ahora entrará al Tec en el campus Ciudad de México para estudiar Arte Digital

Tal vez ahora sí pueda terminar la incubadora, hacer muchas ideas que tengo respecto al arte. Creo que estaré en un ambiente muy activo y eso me ilusiona mucho”, afirmó.


 

 

 

SEGURO TAMBIÉN QUERRÁS LEER:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios