María Hajnal Callejas es alumna de Ingeniería Química Administrativa en el Tec de Monterrey, pero también le apasiona estar involucrada en diversos grupos estudiantiles

Héctor Leal y Lorena Morales| Redacción Nacional

Un día se le puede ver tocando su guitarra y cantando canciones; al siguiente bailando jazz; y al otro en un escenario interpretando a personajes como Morticia Addams.

Así de versátil es la vida de María Hajnal Callejas, estudiante de Ingeniería Química Administrativa en el Tec de Monterrey campus Estado de México.

En este, su quinto semestre, el nuevo Modelo Educativo TEC21 le ha permitido compaginar sus materias académicas con actividades de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE) como teatro, baile y canto, grupos que también realizan acciones sociales.

También dentro de su carrera durante un año formó parte de la Sociedad de Alumnos, ayudando a la organización de eventos alrededor de su disciplina académica, como expos y foros.

“He desarrollado competencias fuera del salón de clases que me han ayudado muchísimo en la cuestión académica, como el trabajo en equipo, la perseverancia, el compromiso y la disciplina, considera.

EL TEATRO: UNA PASIÓN

María, quien tiene 20 años de edad, ha interpretado diversos personajes en obras en las que ha actuado, pero fue el papel de Morticia en el musical “Los Locos Addams”, es el que más la ha marcado.

“Fue una experiencia increíble”, relata. “Representó un reto para mí en todos los sentidos, porque para empezar el personaje es completamente distinto a mí. Además, nunca había hecho algo del género de la farsa, más lo vocal y el baile, lo hicimos de una forma muy profesional”.

morticia

Fueron ocho en total las representaciones que se llevaron a cabo en el teatro del campus, además de ser la primera vez que actúo en una obra con música totalmente en vivo.

Pero su gusto por la actuación no se queda sólo en el escenario. María es parte de la mesa directiva del grupo estudiantil de teatro “Catarsis”.

“Nuestro objetivo principal es incentivar el amor por el teatro en los jóvenes, incluso en los colaboradores del Tec, por eso no sólo armamos obras de teatro, también hacemos shows, organizamos salidas en grupo a obras de teatro, e incluso organizamos entrenamientos actorales por medio de workshops”, describe.

Cuando reflexiona qué más le aporta estar involucrada en estas actividades, comparte que las amistades que han surgido.

“La convivencia es otra cuestión que disfruto al máximo. Los profesores nos brindan muchísima atención, nos motivan a dar todo lo mejor. Junto con mis compañeros nos llegamos a convertir casi casi en una familia”.

ENTRE MICRÓFONOS Y PISTAS DE BAILE

Cuando estudiaba preparatoria María tuvo la oportunidad de estar en un grupo de canto, por eso cuando ingresó al primer semestre en el Tec de Monterrey no dudó un segundo en continuar con esta actividad.

Desde entonces es parte del Ensamble Vocal, por lo que es muy común escuchar su voz de mezzosoprano en eventos del campus como graduaciones, ceremonias de excelencia, entre otros.

“También como grupo hacemos actividades altruistas, como cantar en el Teletón o convivir con niños de diversas instituciones. Es parte de lo que nos incentivan a hacer en grupos representativos, buscar causas sociales que podamos apoyar”.

Otra de sus aficiones es el tocar instrumentos musicales.

tocaguitarra

"Empecé a tocar la batería en este semestre que acaba de terminar y la verdad me siento muy bien porque también he comenzado a tocar guitarra y piano. Toco de todo un poco, aunque siento que fue más fácil para mí seguir con la batería”, confiesa.

Dentro del baile, el jazz es su fuerte, por lo que forma parte del Tec Dance Project, grupo que le ha permitido ser parte de varias competencias.

Cuando le preguntan acerca de qué la mueve para rendir el día a día, contesta: “Somos muy jóvenes todavía y queda mucha vida por delante, probablemente llegue un punto en el que no podamos hacer tantas cosas.

"Entonces en estos momentos es nuestra oportunidad de aprovechar. Cuando lo hacemos con todo el corazón, lo menos que sentimos es peso sobre las cosas”.

Somos muy jóvenes todavía y queda mucha vida por delante, probablemente llegue un punto en el que no podamos hacer tantas cosas, entonces en estos momentos es nuestra oportunidad de aprovechar.

 

LEE TAMBIÉN:

Tec de Monterrey reinventa su experiencia estudiantil; presenta "LiFE"

Saxofón, tenis e ingeniería: así vive Jessica la universidad

Negocios, debates, deportes, música y foto: el ‘soundtrack’ de su vida

Andrés, un estudiante entre escenarios, canchas y el mundo virtual

Tochito, grupos estudiantiles y mentora: la vida de Lilia como alumna

Finanzas, letras, baile y deportes llenan su vida estudiantil

Al son que le toquen baila...pero también nada, cocina y ayuda

Mario Andrés: impulsa la música y tiende la mano a los demás

Ella es Paula: actúa, concientiza y apoya a sectores vulnerables

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios