Luis Manuel Villarreal, del equipo de animadores del cortometraje ganador en la edición 2020 del Oscar, se integra a la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño
Por Ricardo Treviño | Redacción CONECTA - 02/10/2020

Fotos: Cortesía Luis Manuel Villarreal.

“Creo que el medio de la animación en México tiene muchos retos, ya que no hay un gusto por tratar de enseñarle a más personas; pero podemos cambiar eso y levantar juntos esa industria”.

Este es el planteamiento de Luis Manuel Villarreal, uno de los animadores de Hair Love, el cortometraje ganador del Oscar en su edición 2020. Ahora también será profesor distinguido en el Tec de Monterrey.

El mexicano cuenta con una trayectoria de más de 20 años en esa industria y dirige su propio estudio de animación, llamado Jugando en Serio.

Al incorporarse a la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño (EAAD) del Tec, buscará que los jóvenes próximos a graduarse se adentren al mundo de las producciones profesionales.

“Mi idea es proponer un cortometraje donde los alumnos hagan todo el proceso, soltarles la rienda como artistas y dirigirlos por el camino correcto para tratar de meter el corto a festivales a nivel mundial, compartió Villarreal.

 

 

Jesús Baca, gerente de Atracción de Talento Académico del Tec, destacó la llegada de Villarreal como profesor distinguido.

“Definitivamente cumple con la visión del Tec de tener a los mejores profesores; en el área de animación tiene mucho que ver con alguien que ha logrado posicionar su trabajo y que es reconocido por eso.

“Lo que se espera con una persona con una carrera tan consolidada es que el impacto en el desarrollo de competencias de los estudiantes sea más evidente”, señaló Baca.

 

Luis Manuel fue parte del equipo que ganó el Oscar por Mejor Cortometraje Animado.
Luis Manuel Villarreal cuenta con más de 20 años de trayectoria como animador.

 

COMPARTIR APRENDIZAJES

El animador mexicano comparte que transmitir sus conocimientos en técnicas de animación a otras personas es algo que le gusta y tiene experiencia.

“Doy talleres en mi estudio en ciertos momentos del año, no soy una escuela, soy un estudio de animación, pero eso me da las formas para dar un taller”, resaltó.

Villarreal ve indispensable desarrollar el talento de los artistas digitales para impulsar la industria de la animación en el país.

“Lo que nos hace falta en México es trabajar en equipo, si no lo hacemos nunca vamos a llegar a ningún lado”, consideró.

 

 

Con su incorporación al Tec en la región Ciudad de México, el artista espera poder trabajar varios proyectos con los estudiantes de Animación Digital.

“El valor que le puedo dar al Tec es tratar de llevar un paso arriba a estos alumnos, enseñarles a tener su propio camino, su propio estilo, que busquen más allá de lo que ven y hacerles notar que son más grandes de lo que esperaban”, señaló.

Jacinto Quesnel, director del Departamento de Arte región Ciudad de México del Tec, dijo que la llegada de Villarreal acercará a los estudiantes aún más a la realidad profesional.

“Alguien con la trayectoria de Luis Manuel nos puede ayudar muchísimo en la conexión con lo que el campo laboral está demandando en los niveles más altos de la disciplina”, destacó.

 

El ganador del Oscar cuenta con experiencia en animación y diseño de personajes.
Villarreal también tiene experiencia en dirección de animación y diseño de personajes.

 

PASIÓN POR LA ANIMACIÓN

“Para muchos animación es una serie de imágenes que pasando a cierta velocidad te dan sensación de movimiento, o ‘dar vida’ a los personajes; para mi va más allá, animación no es lo que ves, sino lo que sientes cuando la ves, opina Villarreal.

Desde muy corta edad se sintió cautivado por la animación; recuerda que viendo caricaturas con su papá le preguntó cómo se movían los personajes.

“Él agarró una hoja y dibujó tres circulitos, muy simple, uno con ojitos viendo a la izquierda, otro al centro y otro a la derecha, y me dijo, cuando los dibujos pasan rápido el muñeco se mueve.

“Entonces yo me quede como que ‘¡wow, que padre! Desde ahí yo me clavé con la animación, es real, desde los seis años”, recordó.

Una década después entró a hacer prácticas a una agencia en Monterrey y ahí tuvo su primer acercamiento con la industria de la animación.

Desde entonces se esforzó por mejorar su talento, incluso utilizaba una videocasetera para pausar las imágenes y dibujar en 2 minutos todo lo que pudiera. 

“Lo que sé ahorita, el 90% lo aprendí por mi mismo, como no había una escuela, ponía películas VHS todo el tiempo, dibujaba cuadro por cuadro para analizar las animaciones”, recordó.

 

"(...) para mí animación no es lo que ves, sino lo que sientes cuando la ves"

 

Desde 2004 cuenta con su propio estudio de animación, Jugando en Serio, con el que ha trabajado todo tipo de proyectos, dentro y fuera de México.

“Por ejemplo, nos buscaron para unas pruebas para animar personajes de Warner Brothers porque nos quieren tomar en cuenta para empezar a mandar cosas a México; animamos personajes de los Looney Tunes y Animaniacs", dijo Villarreal.

Jugando en Serio ya trabajó en el diseño de personajes para la película Blazing Samurai que aún está en producción y que es dirigida por Chris Bailey, animador en Disney.

Uno de sus proyectos propios más recientes es la serie infantil ¿Y Charlotte?

 

 

UN OSCAR EN SUS MANOS

En el 2018, cuando asistió a un evento que reunió a productores y estudios como Disney y Warner; conoció a Mike Owens, quien fue director de animación en Animaniacs.

“Me dijo 'te voy a contactar con varios estudios que conozco porque tienes una calidad muy alta y tienes que hacer trabajos de otro nivel”, recordó Villarreal.

Meses después, Owens lo llamó y lo invitó a unirse al equipo que realizó Hair Love, corto que narra cómo un padre de familia lidia con el cuidado de su hija y su casa, mientras su esposa está hospitalizada por cáncer. Villarreal animó tres de las escenas.

“Fueron escenas muy bonitas y significativas para mí. Recordé mucho cuando estaba muy chiquillo y mi mamá se enfermó, justamente de cáncer. Tuve una conexión cañón y al animar saqué todo ese sentimiento”.

 

 

 

El cortometraje de Sony Pictures Animation poco a poco se fue colocando entre los mejores hasta quedar entre la lista de los nominados al Oscar.

“Yo ya estaba súper contento, fui a ver los Oscar a casa de un amigo y cuando dijeron el nombre del cortometraje pues todos empezamos a saltar y a gritar”, dijo el animador.

Cuando fue a Los Ángeles, a los estudios de Sony para festejar por obtener el Oscar, saludó en persona al director Matthew Cherry, quien lo felicitó.

“Me dijo, ‘ten, tú te tienes que tomar una foto con el Oscar porque también es tuyo, esto no es solamente mío, es de todo el equipo.

“Ahí te das cuenta de la madurez que debe tener un proyecto donde todos son importantes”, resaltó.

Al reflexionar sobre su nuevo sueño, Villarreal comparte que ahora aspira a ganar un Oscar con un proyecto propio y con su estudio, que sea una estatuilla que demuestre el talento que hay en México.

 

 

SEGURO TAMBIÉN QUERRÁS LEER:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios