Judith Pérez Arceo, maestra y comediante, nos cuenta cómo es que las dos profesiones pueden ser más similares que diferentes.
Por Shannon Nogales Castillo - 27/03/2020

“Tengo un humor particular, no me da miedo el escenario y también sé escribir”.

Así es como se describe así misma Judith Pérez Arceo, maestra de Ciencias Sociales y Humanidades de PrepaTec Morelia, sus habilidades que la motivaron a ser comediante

Relata que hace dos años y medio un amigo suyo la acercó al “stand-up”, palabra que describe a un tipo de espectáculo humorístico en donde el protagonista actúa de pie

Aunque uno pensaría que hacer stand-ups y ser maestra son actividades totalmente distintas, Judith nos dice lo contrario. 

Ella considera que existen ciertas similitudes, entre subirse a un escenario y estar al frente de un aula; “En clase tienes que llamar su atención y no aburrirlos, y en el stand-up tienes que hacerlos reír”.

 

Judith en show

 

También la preparación es parecida, porque en ambos tienes que tener un guion y así tienes una guía de lo que expondrás a los que te estarán observando. 

“En el escenario parece que estás improvisando, aunque en realidad no. Tienes toda una estructura para terminar con un chiste. No solo es pararte.”  

Gracias a que se dirige a dos públicos tan diferentes, adolescentes y adultos, la maestra afirma que el más complicado de los dos son los chicos que ve en los salones

“Un día me tocó presentarme en un escenario y la mayoría del público eran adolescentes, y como me burlo de mi vida, fue complicado que entendieran mis chistes.”

 

“En clase tienes que llamar su atención y no aburrirlos, y en el stand-up tienes que hacerlos reír”.

 

LA PRIMERA LECCIÓN

La primera vez que estuvo dentro de un salón de clases fue muy peculiar, porque fue en una preparatoria y solo eran mujeres

“Para mí resultó ser más complicado pararme con puras mujeres y más siendo adolescentes”.

Por otro lado, su primera presentación de stand-up fue en la graduación de un curso que tomó y estaban presentes sus compañeros y familia

“Una parte de mi rutina era sobre mi mamá y una crítica hacia ella; me dieron nervios porque hablé de eso, pero al final siguió la broma y el show”.

Judith llegó al campus en 2005, siendo una recién graduada de la carrera. Comenzó dando un par de clases, y ahora es maestra de tiempo completo. 



QUIZÁS QUERRÁS LEER TAMBIÉN:


 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
1
Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios