En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, profesoras del Tec nos hablan sobre sus experiencias, retos e inspiraciones a lo largo de su vida profesional
Por Mariana Jacuinde Mayés | Campus Morelia - 10/02/2020

“Cuando le dije a mi mamá que quería estudiar biología, ella me dijo que mejor fuera secretaria, que era algo más claro para mi futuro”, relata la profesora María del Pilar Ponce. 

“Pero yo desde chica ya tenía esa meta fija y me dediqué a ir por ella", explica la bióloga que por más de 15 años ha fomentado la ciencia en sus alumnos de PrepaTec campus Morelia.

El 11 de febrero fue declarado el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia por la UNESCO, con el objetivo de reconocer el rol que representan las mujeres en los campos de la ciencia y tecnología.

Nadia Reyes, maestra y profesora en estadística, comenta que estudiar algo relacionado con las ciencias no solo te ayuda a resolver problemas científicos, sino que te ayuda a encontrar la solución a problemas de la vida diaria.

“Me inspiró todo el conocimiento que se va construyendo y desarrollando en las matemáticas y más aún en la estadística, además de que es aplicable en todas las áreas del conocimiento”, menciona.

 

Profesora María del Pilar inspirando a los alumnos en la ciencia
Profesora María del Pilar inspirando a los alumnos en la ciencia.


La curiosidad, persistencia y apertura mental son algunas de las habilidades que se desarrollan cuando se estudia algún área de la ciencia o tecnología, tal como lo describe Arlette Audiffred, profesora en ciencias químicas.

“En mi caso, toda la vida mi papá me llevaba a la planta donde trabajaba, al rancho de mis familiares y nos platicaba cosas, y eso te va abriendo e inspirando más el interés a la ciencia”, explica Arlette.

Por otro lado, la ingeniera en sistemas computacionales y ganadora del premio Profesor Inspirador, Cleopatra Garza, recuerda que cuando estaba empezando  la carrera, se comenzaba a cambiar la forma en la que se programaba.

“Como era parte de la primera generación que programaba con esa tecnología, me motivaba y me emocionaba el retarme y aprender algo nunca antes visto", comenta Cleopatra, profesora del Tec.

 

MOTIVAR Y APOYAR

“La ciencia por tradición se considera que es para hombres, pero cada vez somos más mujeres involucradas”, comentó Cecilia Treviño. profesora del departamento de Ingeniería Mecánica de campus León.

En el Tec de Monterrey, “los docentes tienen un papel importante al motivar y apoyar a las chicas para evitar los estereotipos de la mujer en México”, agregó.

Por otro lado, Claudia Gutiérrez, una de las 3 mujeres del doctorado en Biotecnología del Tec en Querétaro, afirmó que las alumnas comparten la disciplina, curiosidad intelectual y habilidades manuales con enfoque metódico.

 “El incremento de las mujeres que estudiamos y trabajamos en la rama de las ciencias es notable gracias al interés de generar un cambio en la sociedad”, aseguró.

 

LOS RETOS PARA REDUCIR LA BRECHA DE GÉNERO

De acuerdo con datos de la UNESCO 2014-2016, menos del 30% de los investigadores en el mundo son mujeres, dejando una brecha de género muy amplia.

“El miedo que se tiene hacia las ciencias es mayor en las mujeres, posiblemente se debe en parte a que no nos sentimos identificadas como científicas”, comenta Sandra Eugenia García, ingeniera en sistemas computacionales.

Muchas veces la curiosidad y las ganas de explorar el mundo por parte de las niñas se ven frenadas desde casa, porque no se tiene en consideración que las mujeres son igualmente capaces que los hombres, refiere Sandra.

“Se nos recalca mucho el estudiar carreras que vayan de acuerdo a nuestro género, pero las carreras no tienen género y no se deberían elegir por esto”.

El interés por la ciencia en las niñas siempre ha estado ahí, solamente que no se le ha dado el impulso a que lo desarrollen desde pequeñas y poco a poco lo van perdiendo, comenta por otra parte María del Pilar. 
 

Profesoras del Tec campus Morelia involucradas en la ciencia
De izquierda a derecha: Sandra Eugenia García, Arlette Audiffred, Cleopatra Garza, Aidee Chávez y María del Pilar Ponce.

Mi hija tiene 2 años y ya hago experimentos con ella, aunque no tenga consciencia de que ya está haciendo ciencia”, comenta Aidee Chávez, licenciada en química farmacobióloga.

“Nos ponemos a hacer algo tan sencillo como un volcán y ella sabe perfectamente qué mezclar para que funcione”. 

Platicando historias de mujeres científicas exitosas, llevándolas a eventos, ferias científicas, haciendo desde casa experimentos científicos son algunas de las cosas que se pueden realizar para despertarles la curiosidad a niñas y niños.

“Creo que lo más fácil para motivarlas es mostrarles eso, enseñarles a hacer experimentos y que se den cuenta de lo padre que es entender por qué sucede”, propone Aidee.

En los sectores de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas es necesario un cambio de paradigma, sólo así se podrá seguir impulsando el interés natural de las niñas e inspirarlas a seguir sus metas, concluyen.


 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios