La tendencia del arreglo en el tercer piso recién remodelado de rectoría ya se había mostrado en otras instalaciones de la institución

 

Alejandro Navarrete y Natalia Arias | Redacción Nacional

En una de las entradas al piso, hay dos sillones con una guitarra Fender acústica, lista para tocarse por cualquiera que la quiera tomar. 

Unos metros más adelante, sobre el pasillo alfombrado, se puede llegar al snack bar, en donde se puede elegir fruta, té, barras energéticas o también frituras, café, jugos y refrescos a disposición, según las ganas que uno tenga en el momento.

Enfrente, una canasta de basquetbol cuelga sobre la pared, acompañada de una caja con decenas de mini balones de plástico para intentar los tiros. Del otro lado del piso, un futbolito espera también quien se dispongan a jugar con él. Queda claro que esta no es una oficina típica.

Es el tercer piso de la Rectoría del Tecnológico de Monterrey, que ha abierto sus puertas, luego de ser remodelado, para que los colaboradores puedan usarlo libremente y trabajar ahí bajo la nueva modalidad de espacios abiertos.

 

Snack bar

Guitarra en piso 3 de Rectoría

Aquí, las salas de juntas se apartan con pantallas táctiles que se encuentran en la entrada de cada una, o pueden reservarse también desde una página web o una app a la que tienen acceso todos los colaboradores de la institución.

Hace unos meses, se abrieron también las instalaciones de Nuevo Sur, ubicadas en la plaza comercial del mismo nombre en Monterrey, en donde cientos de colaboradores del Tec pueden aprovechar también una cafetería Panem en el interior de las oficinas, un Kids Club con juegos para niños, y hasta una terraza en donde habrá asadores para uso libre del personal.

En Campus Norte, otras oficinas cercanas también de la institución, hay mesas con juegos de ajedrez, una pera de box (con todo y guantes) y una sala con videojuegos para usar en los tiempos libres. 

En la propia Rectoría, un piso arriba, el cuarto, los principales directivos de la institución trabajan ya de la misma forma, sin oficinas con paredes y puertas, sino en escritorios compartidos abiertos tipo cowork, y sin salas de juntas personales. Todo se comparte con los colaboradores que quieran hacer uso de los espacios y reserven las salas.

 

Futbolito

Piso 3

Según un estudio realizado por el Social Market Foundation, un think tank con sede es Westminster, Reino Unido, y la Universidad de Warwick, tener diversión en la oficina o tener un ambiente mucho más relajado y diferente a la norma, aumenta la productividad de los empleados del 12% al 20%. Este estudio fue publicado por la revista Entrepeneur en el 2017.

En tanto, para el Tec, el vicepresidente de Talento y Cultura, Hernán García, ha explicado que aquí se ha aplicado una filosofía de transformación inspirada en parte en los trabajos del futurólogo y experto en tendencias laborales, Jacob Morgan:

“Para lograr una experiencia extraordinaria en los espacios laborales, nos enfocamos en tres cosas: cultura en la organización, espacios centrados en la persona y habilitadores tecnológicos".

 

Rectoría renovada del Tecnológico de Monterrey

Sala de juntas del Tecnológico de Monterrey

 

Hoy, más de 5 mil profesores y colaboradores llevan a cabo sus labores en áreas renovadas que ofrecen beneficios adicionales como:

  • Recursos de todos y para todos
  • Cultura flexible, tú decides dónde trabajar
  • Impulso del trabajo en equipo
  • Mayor productividad

Hasta ahora, se tienen más de 30 proyectos de cambios en instalaciones a este tipo de espacios abiertos y flexibles de tendencia contemporánea.

Esta es la nueva tendencia que ha implementado el Tecnológico de Monterrey, crear espacios únicos y cómodos, que rompen con el esquema de una oficina común.