Rodrigo Ruz y Matias Molinari, alumnos de campus Monterrey diseñan aplicación móvil para apoyar a jóvenes con ofertas académicas y pasantías, superando a participantes de más de 15 países
Por MARLENE GONZÁLEZ | CAMPUS MONTERREY - 21/08/2020

Ante la situación de desempleo en jóvenes estudiantes del País, una aplicación busca hacerle frente a ello al ofrecer a alumnos oportunidades con las que pueden desarrollar habilidades: Dook.

La plataforma tiene como fin que alumnos de preparatoria y universidad adquieran aptitudes a través de proyectos académicos de profesores y pasantías para lograr mayor competitividad laboral.

La idea nació de Rodrigo Ruz y Matias Molinari, alumnos del campus Monterrey, quienes sumaron su esfuerzo y dedicación para diseñar Dook aún y con horarios distintos al estar uno en México y otro en España.

 

Equipo Dook, Rodrigo Ruiz y Matias Molinari
Matias Molinari y Rodrigo Ruz han trabajado en línea durante seis meses en la aplicación móvil “Dook”.

“La aplicación también surge de la necesidad de brindarle a estudiantes la posibilidad de continuar los planes que tenían antes del COVID-19, como investigaciones científicas”, dijo Molinari.

“Nos dimos cuenta de que por medio de la tecnología podíamos ayudar a personas, hicimos la aplicación para centralizar oportunidades académicas donde el estudiante las filtre en base a sus gustos”.

Este dúo, que trabajó todo a distancia y aún no se conocen en persona, logró en seis meses ganar en los hackathons “MIT Covid19 Challenge”, ‘Call for Code México’ y recientemente el 7 de agosto el ‘Call for Code Latinoamérica’, dando cátedra de que no hay límites para el desarrollo de competencias en equipo de manera virtual.

Aunque se prevé que la aplicación sea lanzada a mediados del semestre agosto-diciembre 2020, puedes revisar más información aquí; estará disponible para iOS y Android.

 

¿QUÉ ES DOOK?

Dook es una aplicación de desarrollo profesional que permite a estudiantes hallar oportunidades académicas y extracurriculares que sean de su interés, así lo definió Rodrigo Ruz, estudiante de Ingeniería Físico Industrial.

“Es un proyecto que surgió por voluntariado, vemos que además con toda la filosofía de experiencias presenciales y retos del Modelo Tec21 es algo muy relevante”, dijo Ruz.

“Queremos que, así como a nosotros se nos complicó al principio tener ese empujón para involucrarse en actividades extracurriculares y oportunidades académicas, queremos que sea un proceso más ágil para estudiantes y que la app reduzca esa barrera de entrada”.

 

Dook app
La aplicación móvil estará disponible para iOS y Android y se prevé que sea lanzada a mediados del semestre agosto-diciembre 2020.

Rodrigo, quien cursa el séptimo semestre, señaló que con Dook se pretende que profesores abran su oferta a los alumnos para participar en proyectos y con ello, adquirir conocimiento.

“Deseamos que, así como tendremos contacto con organizaciones para que suban su oportunidad de pasantía, de hackathons, que sea una herramienta flexible para que un profesor con un proyecto de investigación o académico suba esa oportunidad a la app.

"Ya si a un estudiante le interesa que pueda conectarse con ese profesor y formar un equipo para poder impulsar esa iniciativa”, dijo el alumno.

A través de la oferta, explicó Rodrigo, cada oportunidad académica va ligada con un curso que ayuda al alumno a desarrollar habilidades para aprovechar mejor la oportunidad.

Matias Molinari, estudiante de Ingeniería Mecatrónica, destacó que la plataforma permite desplegar oportunidades en base a perfiles y rangos de personalidad que ayudan también a reclutadores.

“Agregamos inteligencia artificial, a la hora que el usuario haga su perfil nosotros en base a cómo describe sus experiencias, no solo recomendaremos oportunidades que te pueden interesar, sino que creamos un mapa de habilidades.

“Podemos predecir ciertos rangos de personalidad, sobre todo habilidades blandas que ayudan al estudiante y al reclutador a visualizar un perfil sin tener que meterse mucho a detalle”, indicó el originario de Argentina.

De un inicio, Dook será lanzada para la comunidad del Tec, pero sus creadores indicaron que se buscará que cualquier estudiante y organización externa tenga acceso a ella.

 

UNA APP DE LOGROS

Rodrigo Ruz y Matias Molinari han triunfado en los hackathons que participaron y de los que han tenido como temática buscar soluciones a problemáticas causadas por COVID-19 y cambios climáticos.

Su racha de distinciones internacionales con “Dook” inició con el MIT Covid19 Challenge, el cual se realizó del 29 al 31 de mayo de este año y en el que ganaron la categoría “Educación”.

Tras ello, participaron en el Call for Code México, que sirvió para calificar en el Call for Code Latinoamérica, donde lograron el primer lugar de entre casi 2 mil participantes de 15 países.

 

Infografía Dook

En Latinoamérica, “Dook” se posicionó por arriba del proyecto Yaku, que quedó en segundo lugar; este trabajo está basado en un software de reconocimiento de desechos en el agua.

La tercera posición la obtuvo el equipo de Brasil MAIA, un chatbot capaz de extraer información sobre sentimientos y emociones de empleados para hacer análisis a partir de ellos.

“El participar en hackathons ha sido para ir mejorando más la plataforma. En el MIT presentamos una primera versión muy rústica de lo que era el modelo de la aplicación”, dijo Molinari.

“El hackathon de Call for Code permitió implementar nuevas cuestiones de tecnología de inteligencia artificial, como que hemos ido mejorando cada vez más y puliendo la idea”.

Los primeros tres lugares en Latinoamérica ganaron un kit gamer con silla, mouse y teclado cada uno, además de la oportunidad de participar en el siguiente hackathon global para competir por 200 mil dólares.

 

Livestream call of code
El pasado viernes 7 de agosto “Dook” triunfó con el primer lugar en el Call for Code Latinoamérica.

Darse cuenta de que, hay personas que se identifican con la causa y que creen en la solución que han creado es lo que Rodrigo consideró lo más importante de ganar a nivel Latinoamérica.

“Me motiva mucho entender que no es una problemática que solamente era mía, sino que es algo escalable que puede generar beneficio y tener impacto más allá que lo que ahorita podemos ambicionar”, dijo el joven de 22 de años.

“(Aprendí que) si se tiene una idea tienes que tratar de impulsarla y tratar de explorarla, las ideas son poderosas, todo empieza con una y un sueño, poder ver cómo esa idea se ha ido capitalizando en un proyecto mayor es algo que me ilusiona mucho”.

Por su parte, Matias destacó sentirse motivado y agradecido del proyecto que ha desarrollado junto a su compañero, además de sentir un gran compromiso de aportar a la sociedad.

“No todos tienen la posibilidad de estudiar donde estudiamos, siento responsabilidad de hacer algo con ello, me da satisfacción saber que hago algo con lo que aprendo”, dijo el estudiante de Ingeniería en Mecatrónica.

“(Aprendí a) nunca rendirme, a tener resiliencia, a trabajar en equipo, y trabajar, pero de una manera única, porque nunca había trabajado a miles de kilómetros, esto me enseñó mucho”.

Recientemente los estudiantes del campus Monterrey recibieron una beca de Citibanamex del 100 por ciento para participar en un programa de incubadora de proyectos, el cual apoya en generar los modelos de estos.

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios