Cuatro alumnos del Tec obtienen galardón por proyectos enfocados en resolver problemáticas de la actualidad
Por Luis Mario García | campus Monterrey - 28/11/2019

Un arroz con pro bióticos, un cinturón que previene ataques a las mujeres, un sistema para optimizar el inventario de las empresas y un proceso que genera energía por medio de electrólisis del agua fueron los proyectos ganadores del Premio FRISA al desarrollo emprendedor.

Los alumnos Ana Paola Bahena Morales, María Fernanda Treviño Ramos, Sergio Adrián Sepúlveda Cuevas y Mariana Aguilar Gamboa fueron los ganadores de esta edición, realizada el pasado 26 de noviembre.

Representa una oportunidad enorme, yo siempre he visto el emprendimiento, más en la posición privilegiada en la que estamos, como una opción de mejorar el entorno en que vivimos”, manifestó María Fernanda Treviño, estudiante de Administración Financiera.

La premiación se realizó en el Espacio "EI" ubicado en el Edificio Centrales del campus Monterrey con la presencia de Carmen Garza T, directora de la Fundación FRISA.

Ganadores Premio FRISA con directivos
Los alumnos ganadores Mariana Aguilar, María Fernanda Treviño, Sergio Sepúlveda y Ana Paola Bahena, junto a directivos del Tec y Carmen Garza T (centro), directora de la Fundación FRISA. 

BUSCAN SOLUCIONES PRÁCTICAS

Uno de los requisitos de los proyectos seleccionados fue que ayudaran a resolver problemáticas enfocadas en los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

Así, Ana Paola Bahena ideó un alimento que pudiera prevenir males gastrointestinales.

La idea es producir arroz con pro bióticos para combatir el objetivo de la ONU de salud y bienestar.

“Estoy muy contenta, fue todo un reto, desde el desarrollo, de la idea, fue una experiencia muy padre y muy enriquecedora”, explicó la estudiante de Ingeniería en Industrias Alimentarias.

Los pro bióticos son micro organismos vivos que interactúan con la flora intestinal y ayudan a controlar la multiplicación de los microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud.

María Fernanda Treviño ideó un cinturón para las mujeres que se usa bajo la ropa el cual, a base a inteligencia artificial, detecta ciertos sonidos o movimientos que implican que la persona va a ser víctima de un ataque sexual.

Al momento de que esa red detecta que la mujer va a ser víctima de un ataque lanza un olor desgradable que inhibe el deseo del atacante.

“De igual manera, ese mismo cinturón va a poder mandar ubicación en momento real a contactos predeterminados de la víctima”, manifestó.

Una empresa de generación de energía eléctrica por medio de electrólisis de la molécula del agua llamada Reox fue la que ideó Sergio Adrián Sepúlveda, proyecto con el que ha estado comprometido durante años.

“Fueron tres años de trabajo de investigación, de revisar algunos papers, de consultarlo con asesores expertos en el tema y de una inquietud muy grande en saldar una hipoteca social y resarcir el daño que hemos estado haciendo con el uso de combustibles fósiles desmedido.

Para el 2030 es muy posible que no podamos abastecer la demanda energética sin antes subir los dos grados centígrados en la atmósfera terrestre, y eso no permitiría sustentar la vida en la tierra”, indicó el alumno de Ingeniería Química.

El otro proyecto ganador fue el de Mariana Aguilar, un sistema integrado para llevar a cabo inventarios de manera automatizada a través de sensores.

“Con esto se mejorará la eficiencia de la empresa, mejorar los tiempos en los cuales los trabajadores, en lugar de contar las cosas, van a pasar tiempo trabajando y aparte se pueden hacer pronósticos con esta información”, explicó la estudiante de Ingeniería en Mecatrónica.

A ella le interesó resolver esta problemática porque en México el 78 por ciento de los empleos son generados por pequeñas y medianas empresas, las cuales el 30 por ciento no duran más de cinco años, según datos del INEGI.

Los alumnos estuvieron inmersos desde la mañana hasta cerca de la noche en tres fases de emprendimiento: propuesta de valor, selección mercado y un video pitch, las cuales fueron evaluadas por un equipo de expertos.

Premio FRISA
Los participantes al premio pasaron un día de inmersión en emprendimiento con talleres y conferencias. 

Carmen Garza T felicitó a los participantes por mostrar su deseo de emprender en el país.

Hoy vi a chavos con muchas ganas de cambiar a México, con muchas ganas de cambiar al mundo, con muchas ganas de cambiarse a sí mismos.

“Los invito a seguir explorando, a seguirse preparando, salgan de aquí sabiendo que fueron ocho o nueve horas sumamente bien invertidas”, expresó.  

Por su parte, Javier de la Fuente, director regional del Departamento Académico de Emprendimiento, resaltó los proyectos presentados.

Los vimos en las presentaciones, fueron excelentes trabajos todos. Hay mucha entrega, dedicación y compromiso con lo que ustedes estaban haciendo”, dijo. 

Nora Griselda Hernández Torres, profesora de emprendimiento y coordinadora del Premio FRISA, señaló que los alumnos cursaron durante el semestre la materia de Formación para el Desarrollo de Liderazgo Emprendedor y Desarrollo de Empresas de Impacto Social.

El premio consiste en la beca para un verano en una universidad enfocada al emprendimiento.

FRISA gráfico

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios