Los Líderes del Mañana del campus Monterrey llegan cargados de inspiración y metas para convertirse en un ejemplo a través de sus acciones. Conoce la historia de tres de ellos:
Por Redacción CONECTA - 10/08/2018

Luis Mario García, Martha Mariano y Gabriel Vázquez | Campus Monterrey

Alondra

Hace de una tragedia su inspiración

Alondra Vázquez Alvarado, Líder del Mañana de nuevo ingreso transformó una tragedia en inspiración para buscar ayudar a la sociedad.

Después de estudiar la preparatoria en ALFA Fundación, Alondra Vázquez Alvarado aplicó para el programa Líderes del Mañana gracias a su desempeño académico y su labor social a lo largo de su trayectoria estudiantil, y ahora podrá cumplir su sueño de estudiar la carrera de Médico Cirujano en el Tecnológico de Monterrey, campus Monterrey.

“Ser líder del mañana es un reto, conlleva mucha responsabilidad el cumplir con todos los requisitos que significa obtener la beca, ya que para ser un líder tienes que dar más de lo que se te pide no por querer cumplir sino porque uno así lo desea” explicó.

El interés por la medicina nació en Alondra cuando su familia enfrentó un momento complicado y trágico, la pérdida de un ser querido motivó a la joven estudiante a prepararse para hacer lo posible dentro de sus capacidades para que nadie tuviera que sufrir lo que ella y su familia pasaron.

“Hace más de un año un primo mío de 8 años falleció por complicaciones en el corazón, también tuvo un nacimiento complicado, estuvo en tratamiento toda su vida, prácticamente 8 meses los vivió en hospitales, me afectó y lo sentí mucho, reflexioné que tal vez lo que a él le pasó pudo evitarse o pudo llevar un mejor tratamiento, pero la situación económica y también la organización de los hospitales no fue la mejor”.

“Hay personas que están sufriendo lo mismo que mi primo o incluso peores problemas y no pueden salvar sus vidas, me gustaría cambiar esa situación a través de mi carrera, que otras personas no sufran lo que mi familia sufrió” añadió.

Alondra, quien vive en el Fraccionamiento Bernardo Reyes, durante toda su vida no ha sido ajena a buscar ayudar a otros, ha realizado campañas de donación de cabello en su preparatoria, así como campañas de donación de sangre y bienestar.

“En primer semestre hice una campaña en la preparatoria de donación de cabello, yo siempre había querido donar mi cabello, donaron más de 50 niñas a la Asociación Anticáncer de Monterrey y hace un año hice campaña de donación de sangre en el Fraccionamiento Bernardo Reyes, se invitó a los vecinos a donar y además fue una campaña de cuidado de la salud por que quien puede donar sangre significa que está sano”.

Pablo quiere ayudar a que otros jóvenes logren su sueño

Pablo quiere ayudar a que otros jóvenes logren su sueño

Ser un Líder del Mañana representa para Pedro Pablo Ortiz López no solo la oportunidad de desarrollarse él y su familia, sino de apoyar a demás jóvenes que carecen de este tipo de apoyo en su ciudad natal, Acapulco.

“Es una luz de esperanza sobre todo en la ciudad de dónde vengo porque las oportunidades se dan muy poco, porque cuando terminas la prepa muchos de los jóvenes de mi edad no encuentran qué hacer o cómo continuar con sus vidas diarias”, explicó el ahora estudiante de la Licenciatura en Negocios Internacionales (LIN) del campus Monterrey.

El día que le fue notificado que fue aceptado como Líder del Mañana, Pedro Pablo recibió una noticia trágica: su padre falleció debido a la situación de inseguridad que se vive en Acapulco, pero eso no le impedirá continuar con su sueño de estudiar en la Institución, ya que también era el de su progenitor.  

“Entonces mi compromiso como Líder del Mañana es con México, con el Tec y con la ciudadanía mexicana en general. Yo quiero ayudar, quiero ser un referente para que jóvenes que busquen sus sueños los encuentren y que en un futuro yo llegue a ser alguien que apoye a todo el que pueda a través de asociaciones civiles”, añadió.

Pedro Pablo ya ha comenzado con esta labor, en su estado natal formó una asociación que se encarga de alejar a los jóvenes de la violencia a través de talleres para que consigan empleo.

A través de ésta ha apoyado a comunidades lejanas de Acapulco al llevarles agua y ha donado uniformes a equipos deportivos de niños y jóvenes.

El nuevo estudiante de la Institución también busca apoyar a su familia. Tiene a su madre y tres hermanos; además, su abuela y dos sobrinas dependen de ellos.

A través de su blog A normal person es como Pedro Pablo busca dar a conocer su vida y así motivar a otros a buscar el éxito personal y profesional.

Estudiante del CETyS en preparatoria, Pedro Pablo ganó tres veces el concurso de oratoria en su ciudad natal y obtuvo buenos lugares a nivel estatal, por lo que no tiene problemas para expresar su deseo de trascender y ser un líder de su comunidad.

Una ingeniera con buenos pasos

Una Ingeniera con buenos pasos: De bailarina de ballet a Líder del Mañana

Diana Cristina Andrade tiene 17 años, es hija de padres comerciantes y su mayor sueño es compaginar dos de sus más grandes gustos: la ingeniería y el ballet.

Actualmente, Diana es egresada de la Licenciatura de Danza Clásica de la Escuela Estatal de Danza de Villahermosa, Tabasco, donde desarrollo su pasión por el ballet desde la corta edad de 8 años, disciplina que la ha llevado a ser una persona con entrega y dedicación.

“El programa de Líderes del Mañana es una gran responsabilidad por todo el apoyo que nos están brindando, así que hay que responder de la misma manera y haber estado en ballet en los últimos diez años me ayudó mucho a volverme más responsable, organizada y a trabajar bajo presión” describió la alumna.

Diana recuerda con cariño cuando su papá, cerrajero desde hace 20 años, le expresaba uno de sus mayores anhelos: el que uno de sus hijos estudiara en el Tec de Monterrey y ahora que ve este deseo realizado no duda del orgullo que siente por su hija, quien busca convertirse en ingeniera biomédica.

“Mis papás están muy contentos, saben que es difícil que tenga que separarme de la familia, pero vale la pena y ellos lo entienden y me apoyan”, manifestó Andrade.

Para esta joven tabasqueña estudiar Ingeniería Biomédica en el Tecnológico de Monterrey le brinda la oportunidad de conjuntar dos disciplinas muy diferentes, pero con un objetivo en común: implementar soluciones tecnológicas en la industria de la salud.

“Esta carrera era la que tenía lo que más me gustaba ya que me atrae la parte de anatomía, pero también me gusta mucho la parte de ingeniería y creo que era la carrera de combinaba adecuadamente mis gustos”, concluyó.

Diana, Pedro Pablo y Alondra forman parte de los 42 estudiantes que ingresan este semestre al campus Monterrey dentro de la 5ta. generación de Líderes del Mañana, compuesta por un total de 211 alumnos en todos los campus.

Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios