Estudiantes de la carrera en Psicología Organizacional llevan en campus Monterrey su última clase; realizan distintas dinámicas, previas a su graduación
Por MARLENE GONZÁLEZ | CAMPUS MONTERREY - 04/06/2021 Fotos MARLENE GONZÁLEZ

Una experiencia emotiva y llena de nostalgia al reencontrarse con algunos compañeros fue la que vivieron alumnos de Psicología Organizacional (LPO) durante su último día de clases en campus Monterrey

En el Seminario Estratégico de Recursos Humanos, impartido por el maestro José Luis Montes, los jóvenes realizaron dinámicas como su evaluación final, cartas que serán depositadas en la cápsula del tiempo del Tec, entre otras. 

Como parte de estas actividades de cierre, los estudiantes emanaron felicidad por su próxima graduación y externaron a través de un video su gratitud al profesor ante el apoyo brindado en la carrera.  

“Es momento que cierren las puertas del estudiante para abrir las puertas del profesionista. Esta va a ser una etapa muy importante que van a llevar en su vida. Es tiempo de verse a sí mismos y reflejados en el otro.  

“Van a tener oportunidad de una graduación que será muy emotiva. El día de la ceremonia quiero que vivan el momento y graben en sus corazones cuando digan su nombre, recojan el título y bajen con sus papás”, dijo Montes durante la clase. 

 

Última clase de alumnos LPO.
Respetando los protocolos de seguridad e higiene, los estudiantes tomaron el Seminario Estratégico de Recursos Humanos en punto de las 18:00 horas.
 

 

Asimismo, en la sesión el docente compartió unos videos con mensajes de profesores en los que desearon el mejor de los éxitos para las carreras profesionales de las y los alumnos. 

“Es una oportunidad maravillosa compartir con ellos este momento tan crítico de su vida y que viene siendo el parteaguas de lo que son como estudiantes y de lo que será su vida como profesionistas. 

“Tengo la suerte de haberlos acompañado desde su primer semestre. Es algo muy bonito. Son un grupo heterogéneo, abierto, muy alegre y optimista, eso es algo maravilloso en ellos”, dijo el profesor. 

Una sensación increíble el poder llevar el cierre de actividades de forma presencial fue lo que mencionó Anakaren Uriegas sobre su experiencia en campus Monterrey. 

“Era algo que estábamos añorando, crucé el campus y dije ‘lo logramos: regresamos al salón’. Vi a mis compañeros y el tener este reencuentro de lo que vivimos fue algo increíble que apreciamos muchísimo. Estamos demasiado agradecidos

Me sentí feliz en esta última clase; las emociones al mil. Mucha nostalgia, pero al mismo tiempo una gratitud muy grande de estar aquí con mis amigos. Ver por última vez a mi director, tener clases, ver las sillas, el aula, todo, estoy demasiado feliz”, dijo Uriegas. 

 

Alumnos de la clase de LPO.
Anakaren Uriegas, Miguel Salazar, Amaya Gomezgil y Ana Pulido, estudiantes de la Licenciatura en Psicología Organizacional. 

 

Para el estudiante Miguel Salazar, visitar por última vez como alumno de profesional el campus Monterrey, significó una nostalgia por recorrer los espacios

“Después de tanto tiempo el volver la verdad es que se siente muy padre y considero que es algo genial, tenía muchas ganas de esta reincorporación. Siento un alivio para los estudiantes que van a empezar su verano. 

“Esta última clase me pareció muy padre. Siento que estoy feliz de convivir con gente tan genial. José Luis Montes es un excelente profesor y persona”, indicó Salazar. 

Ser parte de la historia es lo que representó para Amaya Gomezgil, de 10° semestre, su regreso al campus Monterrey, quien además señaló estar entusiasmada por su graduación. 

Me fui de intercambio a Barcelona en el verano del 2019, ni si quiera conocí el Espacio de Reflexión, entonces estoy demasiado feliz de estar de vuelta. 

“Estoy demasiada emocionada, siento que es historia porque es como la luz en el túnel oscuro. Me siento bien en esta nueva normalidad, es tranquila y segura pues sí respetan los espacios”, dijo Gomezgil. 

 

Alumnos LPO en Rectoría.
Al terminar la clase, los alumnos no dejaron pasar la oportunidad de tomarse una foto del recuerdo en el edificio de Rectoría. 

 

Contenta y llena de esperanza es como se sintió la alumna Ana Pulido tras su regreso presencial al campus Monterrey. 

“Esta última clase representó algo positivo, algo que se pudo disfrutar. Lo disfruté mucho porque era algo que no esperaba realmente”, señaló Pulido. 

Más de 1000 estudiantes forman parte en estos primeros tres días en el regreso a las actividades, las cuales tomaron de manera voluntaria y que se están llevando bajo estrictas medidas de seguridad y con un aforo reducido.

Del 31 de mayo al 18 de junio se estarán realizando en campus Monterrey, si las condiciones lo permiten, actividades administrativas, pruebas piloto y capacitación de aulas híbridas, actividades de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE), entrenamientos, clases y laboratorios, como parte del regreso consciente. 

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Categoría: