Alumnos del campus Monterrey conservarán en imagen el recuerdo de su formación profesional en el Tec
por Martha Mariano | Campus Monterrey - 06/04/2018

Martha Mariano | Campus Monterrey

La mañana era soleada y Edson Mancilla observaba el momento en que su hija Silvanna, acercándose al entarimado, posaba junto a sus compañeros de carrera, profesores y directivos, con el Mural de Rectoría como fondo. Después del ‘clic’ de los fotógrafos, el orgulloso padre, con flores y globo en mano, felicitaba a su hija por estar a un paso de cumplir su meta.

Silvanna Mancilla y su papá

 

Este fue tan sólo uno de los muchos momentos y anécdotas que se vivieron en la Foto de Generación, que reunió a los jóvenes que integran la generación 115 del campus Monterrey.

En medio de un ambiente de añoranza y orgullo, los alumnos esperaban pacientes a que su grupo pasara frente a las cámaras para preservar este momento.

Sonrisas para las fotografías y selfies que tomaban con sus propios celulares invadieron el ambiente como una muestra de alegría y satisfacción por estar cerca de convertirse en egresados del Tecnológico de Monterrey.

Al ser la Foto de Generación un preámbulo de lo que próximamente vivirán –la graduación- el doctor David Garza Salazar, Rector de la Institución, remarcó las expectativas sobre esta generación.

“Desde que entran a estudiar sus carreras nosotros como autoridades del Tec de Monterrey visualizamos el día que reciben su título y que puedan involucrarse en la sociedad para transformarla”.

 

Alumnos en la Foto de Generación de campus Monterrey

 

Victor Gutiérrez, Vicepresidente Región Norte, presente durante este icónico momento, también compartió un mensaje para los jóvenes en el que los anima a ser un ejemplo de entrega.

“Ser ex alumnos de la Institución conlleva una gran responsabilidad porque donde quiera que estén tendrán siempre el nombre del Tec asociado, por eso queremos que recuerden que cuando hablamos de líderes, hablamos de un concepto de líderes que está al servicio de los demás”, resaltó.

Una formación que trasciende

Acudir a la Foto de Generación provocó que los alumnos hicieran un recuento de lo que han aprendido durante su estancia de formación profesional. Compartimos dos de estas historias:

Priscilla Portales LED

 

Para Priscilla Portales combinar dos de sus grandes pasiones -el violín y el Derecho- fue un esfuerzo que bien valió la pena en su paso por el Tecnológico de Monterrey, lugar donde pudo consolidar su trabajo para formarse diversas experiencias que la llevaron a obtener varios reconocimientos.

“El Tec me ofreció aparte de una carrera profesional increíble, una plataforma en Difusión Cultural para desarrollarme artísticamente en la música, aquí gané varios premios Gerardo Maldonado por mi participación estando en la Orquesta Sinfónica y también me entregaron un premio en la Gala Borrego 2018”, compartió.

Con una trayectoria en el violín desde los 5 años de edad, Priscilla además cumple el sueño de trabajar por su país a través formarse en la carrera de Licenciado en Derecho (LED), la cual le ha brindado la oportunidad de formarse habilidades y competencias que la lleven a ser un agente de cambio para la sociedad mexicana.

“Para mí el Tec es una institución formadora de líderes intelectuales; ahora soy una persona con una visión más amplia del panorama actual acerca del Derecho Mexicano y de la sociedad, veo que soy una joven más informada y más responsable”, consideró.

“Lo que más voy a extrañar del Tec es el departamento de Difusión Cultural y a los maestros de mi carrera porque los considero grandes seres humanos que se preocupan por sus alumnos dándonos consejos no solo del Derecho sino también de la vida”, expresó.

Víctor Manuel Macías (LBC)

 

“Estudiar en el Tec me abrió las puertas para hacer muchas cosas y proyectos, ha sido una experiencia única que me ha dado mucho”, así describe su experiencia en el Tecnológico de Monterrey Víctor Manuel Matías, originario de Chiapas y futuro Licenciado en Biociencias.

Comprometido con dejar huella y forjarse una visión innovadora, Víctor se ha esmerado por tener una participación activa a lo largo de su carrera a través de las Modalidades de Investigación e Innovación y de Liderazgo para el Desarrollo Social, las cuales le han brindado la oportunidad de viajar a países como Estados Unidos y el Reino Unido para compartir y adquirir conocimientos en el área médica.

“Durante mi trayectoria estuve un semestre en Chiapas donde trabajé con una ONG para crear una aplicación con una herramienta que pudiera valorar el trastorno nutricional de los niños, además hice cinco veranos en investigación clínica en diferentes países donde participé en el Departamento de Pediatría y el verano de este año me iré a The University of British Columbia”, compartió.

Ganador de la beca Santander con la que pudo estudiar un semestre en la Universidad Autónoma de Madrid, el alumno tiene en claro los pasos a seguir en su carrera los cuales incluyen ser un clínico científico especializado en oncología, además de realizar una maestría y un doctorado.

“Desde mis primeros años me gustaba mucho la biología molecular, biología celular, todo lo relacionado con el cáncer, porque cada cáncer es único y si conoces cuál es la fisiología y el movimiento del compartimiento celular, puedes saber posibles tratamientos que puedas utilizar en cada uno de ellos”, compartió.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios