Docentes hablan sobre los candidatos, los órganos electorales y lo que le espera al próximo presidente de la República
por Luis Mario García - 11/04/2018

Uno de los principales retos que enfrenta el proceso de las elecciones del 1 de julio es la baja confianza que tiene la ciudadanía en los órganos electorales, señaló Jesús Cantú Escalante, profesor de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública.

Dentro del ciclo de conferencias de Coyunturas, el docente señaló que desde 1997, cuando considera inició la época de democracia electoral en el país, se llega con la mayor desconfianza en estas instituciones, así como en los partidos políticos.

“Las autoridades electorales hoy son tres: el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE), por diversas razones hoy están muy desprestigiadas y no tienen la confianza ciudadana”, expresó en el evento celebrado en el Auditorio de Industrias Creativas.

Las razones de esta desconfianza se debe a que los dos órganos electorales que son colegiados, el INE y el TEPJF, fueron constituidos a partir de cuotas de partidos políticos y existe un conflicto entre el consejo general del primero y la sala superior del segundo, aseguró Cantú Escalante.

Coyunturas elecciones 2018
Los alumnos asistentes tuvieron la oportunidad de realizar preguntas a los especialistas.

Dentro de Coyunturas, que se tituló “Elecciones presidenciales 2018: futuro en juego”, también participaron Cintia Smith, profesora del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política del Campus Monterrey, y José Ruiz, profesor del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

La profesora ofreció un panorama de las elecciones de los últimos años, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha perdido gubernaturas de estados, así como puestos en la cámara de diputados y senadores, lo que se debe principalmente a la mala imagen del gobierno federal.

Debido a esta dispersión de poder, el candidato a la presidencia ganador el 1 de julio tendrá un gran reto al tratar de gobernar, indicó.

“Va a haber una distribución tremenda del poder, va a estar muy repartido entre varios partidos políticos y sea quien sea el presidente ese va a ser su reto fundamental”, manifestó.

Por su parte, Ruiz manifestó que de acuerdo a su visión hay dos avenidas que los votantes pueden elegir: la del centro, representada por José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón,  y la de izquierda, en la cual sitúa a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque añadió que la izquierda también es un espacio heterogéneo, ya que cuenta con un líder dominante, candidatos a otros puestos muy diversos y sin experiencia política, y ha mostrado ciertas apelaciones hacia una ideología más de centro o derecha.

“La pregunta es ¿hasta qué punto puede moverse López Obrador al centro sin perder su voto duro de la izquierda?”, expresó Ruiz.  

Si la sociedad se moviliza y vota con criterio habrá mayores posibilidades de tener un proceso electoral limpio, señaló Cantú.

“Lo único que puede destruir esta posibilidad de un fraude es una gran movilización ciudadana el próximo 1 de julio, que realmente el resultado electoral en las urnas sea totalmente irreversible”, externó.

Coyunturas es organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política con apoyo de las sociedades de alumnos de estas dos carreras: SALRI y SALPL.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios