Dialogan catedráticos con alumnos del campus Monterrey sobre los retos del nuevo Gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador

Martha Mariano | Campus Monterrey

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador es una salida fácil para el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, coincidieron académicos del campus Monterrey, en el Panel Coyunturas ¿Un nuevo México?

Organizado por la Escuela de Gobierno y Ciencias Sociales, el panel fue presidido por los profesores José Ruiz, Cinthia Smith y Jesús Cantú para discutir los retos del nuevo modelo de gobierno que estará vigente a partir del 1 de diciembre.

En esta idea de la transición tenemos que hacer un ejercicio activo de memoria, de que aún tenemos un presidente y un presidente que tiene muchas explicaciones que dar”, señaló José Ruíz, ante un lleno total del Auditorio de Industrias Creativas.

Ruíz destacó tres ideas clave que surgen a raíz de este proceso electoral. En primer lugar, consideró que el País está viviendo una transición adelantada.

Por otro lado, cuestionó las decisiones que se van a gestar en este nuevo sexenio. Finalmente, descalificó la casi nula oposición a la que se enfrentarán los nuevos dirigentes de la coalición Juntos Haremos Historia.

“El no tener oposición no le beneficia al nuevo Gobierno porque las oposiciones legitiman la toma de decisiones”, dijo.

Este nuevo modelo de gobierno quedará grabado en la memoria de los mexicanos como el primer proceso electoral en el que una opción electoral gana en 31 de los 32 estados, señaló la profesora Cinthia Smith.

“Esta mayoría absoluta significa que el nuevo gobierno va a poder establecer un nuevo marco legal para todas las políticas públicas de los proyectos sustanciales que tiene esta alianza como proyecto de gobierno, un hecho inédito para México desde 1997”, puntualizó la académica.

Coyunturas
Alumnos del campus Monterrey participaron en el diálogo con los académicos.

EL RETO: MANTENER LA CONFIANZA

Tras ser cuestionados por alumnos, los catedráticos afirmaron que el reto de Morena es mantener la confianza en la gente, frente a un país con puntos de vista divididos.

“Morena no es un movimiento social, son una serie de movimientos sociales en los cuales hay una gran diversidad. 

"Los movimientos sociales que apoyan a Morena son parte de su base y ese es el gran reto, cómo darle a esa diversidad una cierta estructura con la que se empiece a parecer un poco más a partido político”, señaló Jesús Cantú.

Para esto, la sociedad debe mantenerse firme y no caer en la inmovilidad social, sino convertirse en agente de cambio a través de la voz y la acción, expuso Cantú.

“Espero que sigan surgiendo estas voces críticas que hagan frente y que obliguen siempre a tener como guía a la necesidad de remediar esta crisis social”, concluyó el catedrático.

El evento fue organizado también por el Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, la Sociedad de Alumnos de Ciencias Políticas (SALPL) y la Sociedad de Alumnos de Relaciones Internacionales (SALRI).

Categoría:

En Nuestros Otros Medios