En el Día Mundial sobre Prevención del Suicidio, conoce más sobre la herramienta que puede ayudar a salvar vidas
por Luis Mario García - 09/09/2019

Más de 350 millones de personas sufren depresión en el mundo, lo que ha convertido a este trastorno en la principal razón de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la morbilidad.

En México, estos casos han crecido en los últimos años, sobre todo en los jóvenes de 15 a 29 años, y este mal, acompañado de la ansiedad, en ocasiones llevan a las personas en pensar en el suicidio.

Ante esta problemática, el Tecnológico de Monterrey ha diseñado una serie de esfuerzos a través del área de Bienestar y Consejería, como es el caso de los talleres QPR (Question, Prevent and Report), con los cuales se busca apoyar a personas que muestren indicios de depresión.

QPR son unos primeros auxilios en la parte de prevención del suicidio. Esto lo vemos como un evento de contención”, explicó Jorge Lozano Laín director de Bienestar y Consejería en la Región Norte.

“Lo que se hace es tratar de apoyarlo, de que se sienta bien, de alguna forma escucharlo. Tranquilizarlo a él, ¿cómo? Decirle ‘estoy aquí para escucharte’”, añadió.

Question: Hay varias formas de hacer la pregunta, pero es recomendable empezar por conocer el grado de estrés del afectado ¿ocurre algo? ¿te veo distraído últimamente? 

Persuade: Persuadir a alguien comienza con el simple hecho de saber escuchar a la persona. 

Report: Lo mejor es acompañar personalmente al afectado con un profesional adecuado, siempre y cuando el afectado esté de acuerdo.

Este entrenamiento fue diseñado por el doctor Paul Quinnet, del Instituto QPR. 

¿CÓMO AYUDAR?

En el campus Monterrey ya hay más de 6 mil 500 personas, entre alumnos, profesores y colaboradores, que han llevado le taller QPR, apuntó Lozano Laín.

A ellos, se les llama ‘keepers’ y están capacitados para detectar casos de riesgo, apoyar a las personas y después poder referirlos con un especialista.

El taller tiene una duración de 90 minutos, y se requieren habilidades como saber escuchar, tener paciencia y ser empático.

Desde hace más de año y medio se imparte en el campus Monterrey con el principal objetivo de que los guardianes motiven a la persona a aceptar ayuda de profesionales, agregó Lozano Laín.

“La idea es que él se sienta bien, más relajado y pueda entrar en confianza con nosotros y, por otro lado, hablar con el psicólogo, y él intervendrá”, externó Lozano Laín.

QPR

QPR

GRANDES ESFUERZOS

Debido a que los casos de suicidio han aumentado a nivel mundial, es la segunda causa de muerte entre los jóvenes, el área de Bienestar y Consejería busca promover la salud integral del alumno en siete ejes:

  • Social
  • Ocupacional
  • Espiritual
  • Físico
  • Intelectual
  • Emocional
  • Financiero

“Un eje rector importante para nosotros es la parte de la salud integral. La vida es un equilibrio, en la medida que esté equilibrada va a ser más completa. La razón de ser de Bienestar y consejería es la búsqueda de esta salud integral”, manifestó Lozano Laín.

QPR
Bienestar y Consejería está diseñada para ayudar a los alumnos en momento de mayor estrés.

Bienestar y Consejería está formada por estos departamentos, los cuales buscan crear este balance en la vida estudiante, tanto en el ámbito académico, como el de salud, mental y espiritual.

  • Asesoría y Consejería
  • Mejoramiento Académico
  • Programa de Prevención
  • Servicios de Salud
  • Oficina de Dignidad Humana
  • Inclusión y Accesibilidad
  • Bienestar Integral
  • Conducta Estudiantil

PREVENCIÓN

Otros esfuerzos que se realizan para prevenir trastornos como depresión y ansiedad, es el curso de primeros auxilios de salud mental, el cual tiene como objetivo capacitar de una forma más profunda sobre los problemas que generan estos males.

“El curso es más profundo y más preventivo que el de contención, es más que entiendan la problemática y el por qué una persona pueda estar en depresión. Es más factores de riesgo y de protección”, manifestó.

Las nuevas generaciones han crecido en un entorno diferente al de años pasados, lo que le ha generado ciertas actitudes que deben manejarse con cuidado, apuntó Lozano Laín. Algunas de éstas son:

  1. Falta de resiliencia, o no poder soportar el fracaso.
  2. Falta de comunicación personal, debido a su uso frecuente de redes sociales, por lo que no han generado la habilidad de platicar con alguien en confianza.
  3. Muchos padres de familia trabajan, y a veces no hay esa comunicación tan estrecha con los hijos.
  4. Falta de espiritualidad, de estar bien consigo mismo y con los demás.

Debido a esta tendencia el estar alertas se ha vuelto indispensable, señaló Lozano Laín.

En la página de https://tqueremos.mty.itesm.mx obtendrás mayor información al respecto.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios