Viridiana Mazzocco termina sus estudios de Creación y Desarrollo de Empresas en campus Monterrey, dando fin a una etapa de logros en Borregas de básquetbol femenil
Por MARLENE GONZÁLEZ | CAMPUS MONTERREY - 19/06/2020

“En febrero (de 2015) son los tryouts en campus Monterrey, por si quieres ir”.

Tras estas palabras, Viridiana Mazzocco, originaria de Guanajuato, hizo un viaje de ida a Monterrey sin regreso para embarcarse a una experiencia repleta de grandes hazañas.

“El entrenador Mario Moreno se interesó en que estuviera en el equipo y cuando fuimos allá me quise quedar por el ambiente del equipo y la escuela”, recordó con alegría la joven de 23 años.

Desde la corta edad de 11 años y midiendo 1.75 metros de estatura, Viridiana incursionó al baloncesto como parte de un pasatiempo en la escuela primaria.

Pasado los años y con cualidades más arraigadas de exigencia y disciplina, la número 9 de Borregas ha conquistado diversas canchas en todo México y en países como Brasil y China dijo Viridiana quien se desempeñó principalmente en la posición de ‘poste’.

En cuatro años y medio en el Tec, la egresada en Creación y Desarrollo de Empresas jugó en siete finales consecutivas a nivel nacional obteniendo tres oros, tres platas y un bronce además del campeonato panamericano 3x3.

“En junio-julio del 2019 tuve la oportunidad con mi equipo de ir a unos panamericanos en la modalidad 3x3 en Brasil, quedamos campeonas y clasificamos al mundial a China”, dijo Viridiana.

“En esos dos eventos representamos al Tec, a México, pero realmente lo que representas es a la institución porque lo dice en tu uniforme, la bandera que cuelgan es la de tu institución”.

 

Trayectoria deportiva Viridiana Mazzoco

El orgullo y amor de Viridiana por portar el jersey de Borregas son sentimientos que forjó con gran dedicación en entrenamientos y partidos junto al equipo del campus Monterrey.

Pero también durante su estancia con el grupo la estudiante vivió diferentes experiencias que le permearon virtudes para su desarrollo formativo, y esto lo consideró como su principal reto de estar en el Tec.

“Cuando vienes de un lugar donde tú eres la que más juega y luego entras a un equipo donde todas las jugadoras tienen talento pues te pega demasiado anímicamente”, relató.

“Esto le pasa a muchos deportistas, el basquetbol influye en nuestra vida y te puede ir mal en la vida personal y académica, es esa parte de madurar”.

Ante la situación que se vive por la contingencia actual, la estudiante tuvo emociones encontradas al abordar el tema del torneo que quedó pendiente y que tenía tantas ganas de jugar.

 

Alumna Viridiana Mazzocco en competencia en China
Viridiana Mazzocco durante el torneo 3x3 de FISU University World Cup, en Xiamen China.

 

COMPROMISO EDUCATIVO

Viridiana Mazzocco se despedirá del campus Monterrey con un promedio de 90 por el que trabajó en 9 semestres, manteniendo su beca deportiva.

Con su responsabilidad y organización en las materias aún y con partidos, la estudiante nunca perdió su rol en la educación, pues con estas características pudo cumplir sus tareas en el aula.

“Si te organizas desde un principio y tienes ese hábito, la universidad no creo que se te complique. La vida en el Tec demanda tiempo”, señaló Mazzocco.

Fuera del papel como jugadora, durante su vivencia estudiantil la joven dedicó su tiempo para participar en eventos benéficos para la comunidad del estado de Nuevo León.

“En una materia de arte contemporáneo nos invitaron a pintar casas en el Cerro de la Campana en busca de crear un impacto en la sociedad por medio del arte”, recordó.

“Conviví con mucha gente que son agentes de cambio y aunque ves situaciones difíciles también ves el lado que todos somos humanos, esa fue la experiencia más padre”.

El amor por el deporte de Viridiana también se extendió hasta su servicio social, pues llegó a impartir clases de básquetbol a niños y niñas que vivían en los alrededores del Tec.

“Fue muy gratificante, habían niñas que ahora son adolescentes, se siente muy padre que la convivencia aún siga, que me fueran a ver jugar y que digan que lo que les enseñé les sirvió”, expresó.

 

Alumba Viridiana Mazzocco con niñas de su clase de basquetbol
Como parte de su servicio social la joven de 23 años fungió como maestra de básquetbol para niñas y niños que vivían cerca del campus Monterrey.

Para Viridiana, uno de los obstáculos que enfrentó como estudiante era que, al ser foránea, el estar lejos de su familia en situaciones cuando los necesitaba era muy difícil para ella.

“No hay ninguna barrera académicamente porque te aplicas y lo sacas, pero es el estar lejos de la familia es algo muy complicado”, señaló.

Las puertas que le fueron abiertas y las herramientas que le proporcionó el Tecnológico de Monterrey en sus estudios fue por lo que la estudiante se mostró agradecida de la institución.

“Fue una de las mejores experiencias de mi vida, el Tec me ayudó a crear una familia, a madurar, valorar lo que me dan, valorar quien soy, y por supuesto enriquecerme en conocimiento”, comentó la alumna.

“Lo que más voy a extrañar es la convivencia entre mi equipo. Lo pienso y me da más melancolía, nos hablábamos para comer o reunirnos después de entrenar”.

Viridiana Mazzocco festejando con su equipo
Mazzocco consideró como una familia a sus compañeras y amigas de Borregas de básquetbol.

Viridiana Mazzocco no dejó pasar por alto brindar cálidos agradecimientos principalmente a su papá y a su mamá por ser los motores e impulso en todas las etapas de su vida.

“Gracias por no dejar que me rindiera, por ser nuestra porra número uno en nuestros inicios y darme la oportunidad de estudiar en una de las mejores universidades de México”, expresó.

Por ayudarla a forjar su carácter y madurar tanto fuera y dentro de la cancha, la estudiante agradeció en su mensaje a su coach Mario Moreno.

“Gracias por permitirme vivir experiencias únicas que me enriquecieron. Gracias por permitirme estar en esta gran familia”, dijo.

Por su parte, el entrenador definió a Mazzocco como una persona sincera, dedicada, entusiasta y muy exigente con sus compañeras Borregas.

“Sé que a donde vaya aportará su liderazgo y gran energía para crear un gran ambiente de trabajo. Estoy seguro que continuará creciendo porque siempre está abierta para seguir aprendiendo”.

La alumna de 23 años dio las gracias a sus hermanas, compañeras y amigas de equipo por su entrega, compromiso y pasión.

“Se volvieron personas fundamentales en mi vida con las que se que siempre podré contar. Las voy a extrañar muchísimo pero siempre estaré para ustedes. Las quiero”, expresó.

Viridiana Mazzocco tiene como planes a futuro incursionar al ámbito laboral y de darse la oportunidad poder jugar basquetbol de forma profesional.

Con información de Paulina Sánchez

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios