Uno de los jugadores más emblemáticos en la historia moderna de Borregos Salvajes es Carlos Mercado, quien en su último año lideró al equipo al campeonato
Por Luis Mario García | campus Monterrey - 18/12/2019

Dos momentos fueron trascendentes en la vida de Carlos Mercado para que pudiera llegar a jugar con los Borregos Monterrey.

El primero fue cuando era adolescente y uno de sus primos le regaló un jersey de Borregos, equipo que él todavía no conocía.

Yo tenía un primo que estudiaba en el Tec de Monterrey, en una fiesta de Navidad me entrega una playera de Borregos y me dice ‘tú vas a jugar aquí, estos son los buenos’.

Ahí despertó mi interés por saber qué es Borregos, ahí empezó mi afán de ver los juegos, de meter a Youtube y ver finales pasadas”, recordó el estudiante de la Maestría en Administración Energética.

Carlos Mercado

Desde ese momento decidió que jugaría en el equipo de futbol americano del Tecnológico de Monterrey, por lo que originario ingresó a la PrepaTec, Ciudad de México, de donde es originario.

Luego, en un partido en el Estadio Tecnológico contra el campus Monterrey en el 2012, fue el coach Jonathan Alderete, coordinador defensivo, quien lo invitó a ser parte de Borregos Salvajes (de Monterrey), equipo que ya había formado una dinastía a nivel nacional.

“Lo que me gustó mucho fue que jamás me dijo ‘ven a hacer pruebas’ o ‘necesitamos verte’, fue directo. Me gustó mucho esa oportunidad. La tomé.

Sin embrago, tenía 16 años cuando decidí venirme aquí solo y entonces sí fue un impacto para mí y mi familia y un crecimiento para todas las áreas de mi parte”, expresó el egresado de la licenciatura en Ciencias Políticas por el campus Monterrey.

Así fue como Carlos comenzó una carrera llena de éxitos en Borregos Monterrey, donde fue titular desde novato, seleccionado en múltiples ocasiones, así como bicampeón con el equipo y tricampeón con la selección nacional universitaria.

Carlos Mercado campeón
Uno de los mayores logros de Carlos Mercado es el campeonato ganado en 2019 en el Estadio Borregos. 

UNA CARRERA EXITOSA

Fue en el 2013, en el Estadio Universitario contra Auténticos Tigres, el debut de Mercado en Liga Mayor.

Desde entonces, siempre portó el número 50 y se mantuvo como titular en todas las temporadas, incluso solo faltó a un partido en sus siete años como Borrego Salvaje.

Esta regularidad le permitió ser seleccionado en nueve ocasiones, a nivel CONADEIP y nacional, récord para un Borrego, y pudo disputar los tres mundiales universitarios de futbol americano: en Suecia 2014, Monterrey 2016 y China 2018, consiguiendo el tricampeonato.

Además, consiguió dos títulos con Borregos Monterrey, en el 2015 y el 2019, los cuales consideró sus mayores logros.

Ganar en el 2015 a la UDLAP fue un juego que por números no podíamos ganar, ellos tenían un equipo de ensueño, ahora nos tocó a nosotros tenerlo, pero sacarles la final fue extraordinario, señaló.

La final de esta temporada contra la UDLAP le permitió retirarse como campeón, sueño de todo jugador, recalcó.

Borregos campeones
Mercado fue tres veces campeón del mundo a nivel universitario. En la foto se encuentra con sus compañeros de Borregos Monterrey seleccionados nacionales que ganaron este título en China 2018.  

FILOSOFÍA BORREGO

El haber sido parte de Borregos fue trascendental en su vida, ya que se impregnó de su filosofía ganadora y de levantarse en los momentos más difíciles.

“Aquí todos están enfocados en un solo objetivo: ser campeón y cada año es lo mismo, entonces te exiges y exiges más. 

A pesar de que me tocó una época difícil de Borregos el objetivo nunca dejó de ser el mismo. Es lo que te enseñan y es lo que tratar tú como veterano de dejarle a los que se van a quedar”, señaló.

Gracias a este pensamiento señala que se siente confiado en poder trascender en su vida, ya sea en el trabajo o si llega una oportunidad de jugar futbol americano a nivel profesional en Canadá o México.

“Bien dicen que el futbol americano es como la misma vida, va a haber bajas, altas, va a haber momentos en que te la vas a vivir arriba y de un momento a otro te puedes caer.

Te enseñan a levantarte, a ser resiliente, te enseña a ser un hombre trabajador que siempre está alineado a sus objetivos, sostuvo.

Las risas en el vestidor de sus compañeros son de las cosas que más extrañará, resaltó.

Al llegar a ese vestidor, podías haber tenido un mal día en la escuela, tener una mala noticia de casa, y llegabas a ese vestidor, abría esa puerta y tu humor tenía que cambiar porque estás con tus compañeros, amigos.

Llegas, platicas con ellos lo que pasó ese día, el fin de semana, como está él, y más como foráneo te impactan muchos esos pequeños detalles, te mantienen a flote en momento difíciles”, manifestó.

Carlos Mercado vestidor
El vestidor de Borregos Monterrey es uno de los lugares que más extrañará Mercado, por la cercanía que compartía con sus compañeros. 

El jugar un viernes por la noche, con las luces, el público y junto a sus compañeros, también será un recuerdo que se quedará por siempre.

“Esta temporada un muy buen amigo me dijo ‘disfruta esos momentos que nadie ve’, y faltando pocos minutos para que se acabara el juego (final contra la UDLAP) me detenía en medio de la jugada y volteaba a ver a las bandas", relató.

Destacó que recordará con gran agrado el apoyo y amistad que le ofreció el coach Alderete desde el momento en que lo reclutó hasta su último juego.

DECISIÓN QUE TRASCIENDE

El otro momento importante en su carrera como Borrego fue después de la final del 2018 que perdieron contra Borregos Toluca, en su sexto año, donde pensó en retirarse del equipo.

La derrota del 2018 me pegó mucho. Había sido una de las temporadas en las que yo veía al equipo más fuerte que nunca, pero el perder de la forma en la que perdimos yo no me la podía creer.

Yo di todo, se hizo todo y no se dio, también lo vi con varios compañeros, y me dije ‘qué pasa’, soy yo, me entró una depresión bastante fuerte que hasta me hizo ya no querer jugar con el equipo de mis amores. Hubiera sido la peor decisión de mi vida”, agregó.

Con el apoyo de Luis Sansores, otro de los capitanes del equipo, y del coach Carlos Altamirano, cambió de parecer y pudo conseguir el título junto a sus compañeros por primera vez en el Estadio Borregos.  

“Gracias al coach Altamirano y Luis Sansores regreso y me voy de la mejor manera que jugador de Liga Mayor puede soñar”, apuntó.

Esa empatía que recibió del coach Altamirano es algo que recordará por siempre, mencionó.

Su forma de trabajo, su forma de dirigirse conmigo, soy de las pocas personas que alguien puede entender y tratar al 100 por ciento y él fue una de las pocas. Siempre me entendió y supo hacia dónde quería ir yo”, dijo.

Mercado gráfico

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios