Realizan dinámica deportiva alumnos del Tecnológico con menores provenientes de Oaxaca quienes han trascendido a nivel mundial por sus logros en competencias deportivas y por jugar descalzos
Por Martin Contreras - 26/07/2018

Martín Contreras | Campus Monterrey

Los niños triquis de Oaxaca y los Borregos de basquetbol compartieron la duela de la Arena Borregos, para disfrutar de una convivencia llena de alegría, compañerismo y aprendizaje, en el campus Monterrey.

Un total de 24 niños, los entrenadores Benamar Gómez, Enrique Jiménez y la coordinadora de la Academia Indígena de México, Flor Martínez, vivieron la nueva experiencia en su visita.

“No hay palabras para describir como nos sentimos por el trato que nos dan. Estamos muy contentos de que los niños vivan este tipo de experiencias”, afirmó el entrenador Benamar Gómez.

Para los niños triquis, quienes realizaron la actividad descalzos ya que así se sienten más cómodos, tener este tipo de aventuras les da mayor confianza y liderazgo.

“Desde que nací soy niño triqui. Aquí aprendí a ser disciplinado y a ser un jugador de basquetbol”, dijo Aureliano Ramírez, quien tiene 14 años de edad.

En la convivencia, que inició Sigifredo Treviño, director de Formación Atlética y Deportiva, niños triquis y jóvenes participaron en dinámicas aplicadas por el entrenador Luis Farías.

Los niños triquis y jugadores de los equipos representativos de basquetbol varonil y femenil, tanto de profesional como de PrepaTec, lanzaron tiros y jugaron dribles uno contra uno.

Niños triquis y Borregos de basquetbol
Lo Borregos y Borreguitas de Basquetbol convivieron y participaron en la dinámica con los niños triquis.

El servicio social es una oportunidad de trascender y una oportunidad de crecer, divertirse, darle más significado a la formación en la carrera que estudian nuestros alumnos, mencionó Ernesto Benavides, director de Servicio Social del Campus Monterrey.

Todos compitieron en un circuito de tiro y los 10 que encestaron primero tiraron de nuevo a la canasta con el apoyo de una máquina lanzabalones.

Para financiar el viaje de 25 horas por tierra que hicieron desde Oaxaca a Monterrey, los niños triquis recogieron y vendieron botes de aluminio, con la idea de vivir nuevas experiencias que los ayuden en su formación.

La invitación para que vinieran los niños fue hecha por la institución Niños y Jóvenes Emprendedores, A.C., apoyada por el Departamento de Servicio Social, como parte del campamento de verano Emprendedor Super Star, en el que participan menores de 6 a 16 años.

“Con la idea de fomentar en los niños del campamento el liderazgo y el trabajo en equipo, decidimos traer a los niños triquis para que hablaran de sus experiencias”, afirmó la coordinadora del campamento y presidenta de Niños y Jóvenes Emprendedores AC, Norma Vargas.


LEE TAMBIÉN: 

 

Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios