Viven semana intensa y de grandes retos alumnos de Arte y Cultura del campus Monterrey al compartir por primera vez gira y escenario con el mariachi Vargas de Tecalitlán
por María Julia Castañeda - 02/10/2018

Participar, organizando, aprendiendo e innovando, en la primera gira nacional de la Orquesta Sinfónica del Tecnológico de Monterrey, en conjunto con el Mariachi Vargas de Tecalitlán, fue una experiencia única de Semana i para más de 90 alumnos de campus Monterrey, Saltillo y Querétaro.

El equipo compuesto por músicos, bailarines y staff vivió una semana intensa y de inmersión total en las actividades de producción de gira por Querétaro, Torreón, Saltillo y Monterrey, para sacar adelante un proyecto de calibre profesional con llenos totales en todas sus presentaciones.

“Nuestra orquesta es una orquesta juvenil, son jóvenes que están viviendo muchos de ellos su primera experiencia artística, es su primera experiencia este a este nivel”, compartió Roberto Hernández, director de la Orquesta del Tec de Monterrey.

“El Mariachi Vargas es una entidad de la cultura mexicana, es uno de los mariachis más importantes en México y se hacen llamar el mejor mariachi del mundo, el trabajo de ellos es fenomenal, musicalmente tienen un nivel muy alto y tienen una gran cantidad de seguidores”, detalló.

La idea del proyecto de Semana i llamado ‘Producción de Gira: Concierto Sinfónico con el Mariachi Vargas de Tecalitlán’ surgió luego de que la orquesta del Tec tuvo la oportunidad de compartir hace un año escenario la con agrupación de música vernácula, explicó Hernández.

“Finalmente logramos tener este proyecto sacarlo a flote y termina siendo la primera vez que la Orquesta Sinfónica del Tecnológico hace una gira nacional”, dijo.

Destacó que esta también fue la primera vez que en la gira se incluyeron estudiantes de otros campus que participaron, tanto en la orquesta como en el conjunto de danza ‘Raíces’.

Una semana de retos constantes

El primer reto fue poder ajustarse a un calendario muy estricto entre un grupo de alumnos muy amplio que tuvieron la responsabilidad de auto organizarse, explicó Roberto.

“Nosotros les sugerimos una estructura de liderazgo dentro de orquesta, bailarines, y ellos se dividieron en grupos pequeños, todos en coordinación, y a su vez, organizándose con nosotros”, dijo.

“Para nosotros como maestros fue también un reto poder mantener a un grupo unido, trabajando de manera coordinada, disciplinada, mantenernos contentos porque parte de que el arte de una obra sale bien es que todo estemos en el mismo canal, en el mismo tono, entonces para nosotros también es un reto importante, es la primera vez que lo hacemos en el Tec de Monterrey”, añadió.

Los alumnos partieron de Monterrey a Querétaro la mañana del martes 25 de septiembre para alistarse para el concierto que se llevó a cabo el 26 de septiembre, el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, en Querétaro, frente a más de 3 mil personas, señaló Hernández.

“Fue un reto importante para nuestra orquesta porque nos presentamos en el auditorio más importante de Querétaro y además es un público culto y que conoce muy bien la música que hacemos”, dijo.

Al día siguiente, equipo se regresó a Monterrey para presentarse el jueves 27 y el viernes 28, en un Auditorio Luis Elizondo completamente lleno, dijo.

Mariachi
La primera gira nacional de la Orquesta Sinfónica del Tecnológico de Monterrey, en conjunto con el Mariachi Vargas de Tecalitlán, contó con llenos totales en todas sus presentaciones.

Finalmente, el sábado por la mañana salió de nuevo el autobús a Torreón donde tuvieron una presentación, y el domingo por la mañana viajaron a Saltillo para el último espectáculo de la gira.

“Yo me siento muy orgulloso de estar a cargo de este proyecto, muy contento de representar al Tec en esta gira con los muchachos”, expresó Roberto con emoción.

Más que un concierto, una enseñanza de vida

“Están todos muy emocionados con el hecho haciendo un concierto que para ellos es muy importante, ¡qué bueno que podemos darle esta experiencia dentro de su etapa como estudiantes del Tec!, una oportunidad que es única, muchos de ellos, una oportunidad que solo van a tener esta vez y lo vivieron muy intensamente”, explicó el director de la orquesta.

Hernández destacó que las competencias que los alumnos más desarrollaron durante esta semana fueron el trabajo colaborativo y la resolución de problemas.

“Es bien importante que ellos puedan tomar soluciones adecuadas a las situaciones que se dan minuto a minuto desde la parte artística, de la parte técnica, hasta de la mera convivencia que es bien importante en este tipo de proyectos”, dijo.

Para Adriana Montemayor, quien participó en la gira como flautista principal, la experiencia fue muy enriquecedora y llena de retos y satisfacciones al generar buenos resultados durante los conciertos.

“En general, aunque los tiempos estuvieron limitados, creo que el resultado fue bastante bueno y la verdad es que cada vez fue mejor, los últimos conciertos fueron mejores que los primeros”, expresó.

Para José Manuel Martínez Rojas, alumno de quinto semestre de Ingeniería en Producción musical, todo el equipo se llevó un gran desarrollo y cada integrante formó una parte vital en el proyecto para poder lograr que el público disfrutara de una excelente función.

Lo que más me gustó de la gira fue poder llevar nuestro trabajo a distintos escenarios para presentarlos dentro y fuera de nuestra casa que es el auditorio Luis Elizondo, así mismo el tener la oportunidad de colaborar con una agrupación de músicos de excelencia artística como lo es el Mariachi Vargas”, expresó el alumno que participó como contrabajista.

“Fue exigente debido a las cinco fechas consecutivas de concierto en diferentes ciudades, pues cada una de estas requiere preparación y esfuerzo previo, sin embargo, las dificultades fueron reducidas gracias a un excelente trabajo de producción y logística por parte del staff que hicieron que nuestro trabajo fuera posible”, agregó.

El trabajo en equipo y la destreza en la resolución de conflictos fueron los valores y competencias más desarrollados por Jorge Antonio Castro Ríos, estudiante del noveno semestre de Ingeniería Industrial y de Sistemas, quien participó en el espectáculo como parte de la compañía de danza Raíces del Tec de Monterrey.

“Soy parte del cuerpo de baile de la compañía de danza raíces del Tec de Monterrey, se integró a un cuerpo de baile de 12 personas para acompañar a la orquesta y el mariachi en esta gira y plantear además de un reto ambicioso, un espectáculo diferente para el público”, explicó.

“En cuanto a las competencias que desarrollé, están primero que nada el trabajo en equipo, ese sí fue fundamental para que la gira funcionara de la manera en que lo hizo, también puse a prueba mi destreza para la solución de problemas y retos que se nos iban presentando, la toma de decisiones críticas en momentos antes de dar función era necesaria para mantener la homogeneidad del espectáculo”, concluyó.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios