El recién becado por la prestigiosa Academia Juilliard, Eduardo de la Vega, concluye su capítulo universitario y comparte sus experiencias musicales y formativas en campus Monterrey
Por Marlene González | campus Monterrey - 23/06/2020

El joven graduando y pianista Eduardo de la Vega ha demostrado que para poder destacar se necesita de mucha perseverancia.

Así lo destaca su maestro Roberto Hernández, Director de la Orquesta Sinfónica del Tec, quien comparte que Eduardo se distinguió en las actividades de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE)  por ser talentoso, persistente y estudioso.

“Eduardo pertenece a un reducido grupo de alumnos que han tenido la oportunidad de tocar en más de una ocasión como solista, acompañado de la Orquesta Sinfónica del Tec de Monterrey”, comentó.

Esta virtud que ha aplicado por años en la música lo llevó a convertirse en el primer regio y segundo latinoamericano en obtener la beca “The Kovner Fellowship”, en Julliard.

Antes de alcanzar su anhelo, el egresado vivió una amplia trayectoria musical en el campus Monterrey y aplicó los conocimientos de su carrera para lograr su sueño.

La primer experiencia que el estudiante vivió en la escuela de artes en Nueva York fue similar a la que tuvo en sus inicios en Arte y Cultura, cuando su participación fue denegada.

Desde que se enteró que existía una orquesta, Eduardo quería formar parte, pero sabía que el piano no es común en ella.

Cuando estaba en PrepaTec Cumbres le marqué al director de orquesta y le comenté estar interesado en ser parte y dijo que para el piano no había beca ni lugar, y me colgó”, recordó.

Después me enteré que el pianista ya se iba a graduar y le volví a marcar y dije ‘maestro, soy tal persona, toco el piano’ y ahí me dijo ‘vente, vamos a hacerte una audición’”.

Tras deslumbrar en su prueba, De la Vega comenzó a ir a los ensayos de la orquesta y desde allí se le ofreció la beca en la preparatoria y en la carrera.

Eduardo de la Vega
El pianista regio Eduardo de la Vega, de 24 años, está por graduarse de la carrera de Creación y Desarrollo de Empresas en campus Monterrey.

La pasión musical del joven de 24 años comenzó a rendir frutos en el Tec, pues por su talento se le ofreció integrarse al coro del Tec, donde fue el pianista principal de 2012 al 2020.

Tras ello, Eduardo de la Vega tenía en la mira otra meta: ser director de la Orquesta Sinfónica del Tec.

No sabía a quién pedir la oportunidad, hablé con mucha gente hasta que fui con Guillermo Palacios y con él fui asistente de dirección de producciones como ensamble 45, 46, ‘Los Locos Adams’, ‘Mamma Mia!’ y allí pude dirigir”, dijo.

Eduardo de la Vega

 

SE APOYA EN SU CARRERA 

Los conocimientos que adquirió en la carrera de Creación y Desarrollo de Empresas fueron los que Eduardo aplicó en su vida para volver a intentar una vez más estar en Julliard.

La manera de complementarlo con empresas y música me ayudó a saber administrarme, sin eso no hubiera podido planear un buen ahorro o proyectos, porque al final Julliard fue un proyecto para mí”, expresó.

El estudiante señaló que si no hubiera sido por el Tec no hubiera tenido la oportunidad de tocar como solista en la orquesta o dirigir diversos proyectos de liderazgo.

Vieron que no sólo sabía tocar piano, sino también sabía cómo desarrollarme en otras partes. Fue magnífico, estudiar en el Tec es estar en revoluciones muy altas.  El Tec fue un pilar en lo que soy ahora”, destacó.

Eduardo de la Vega
De la Vega ha participado en la inauguración del Estadio BBVA en 2015, Titanium “70 aniversario del Tec de Mty” en 2013, entre otros.

De la Vega reconoció que tuvo momentos cruciales cuando se trataba de llevar a cabo sus estudios y responsabilidades en Arte y Cultura al mismo tiempo, pero que aprendió de ellos.

Aprendí que todos tenemos límites, tenía que ir a clases, hacer tareas, practicar para piano, lo más difícil fue eso, tener que organizarme”, comentó.

Pero difícil pues no, todo me gustaba y mucho, estar con todos, no tuve dificultad. Lo disfruté mucho”.

En sus 12 semestres de carrera y con un promedio de 90, el alumno consideró que los logros que ha tenido en el Tec no son del todo los premios, sino las oportunidades que le dieron. 

Considero como logro “Café Pautado”, que son pequeños conciertos que se dan en el lobby del Auditorio Luis Elizondo para la comunidad Tec”, dijo.

Recibí el Premio Borrego al Mejor Músico, dos Premio Gerardo Maldonado y gané una convocatoria de CONARTE por un show musical infantil, dimos conciertos a niños de primarias en Nuevo León”.

Premios de alumno Eduardo de la Vega

Apoyar a otras personas que estaban en busca de aprender inglés o matemáticas fue en lo que se centró el estudiante durante su servicio social en el Centro Virtual de Aprendizaje.

Algunos de nosotros damos por hecho que vamos a la escuela porque tenemos que aprender, pero hay gente que lo busca porque le gusta. Eso es bonito”, comentó.

Liderazgo, organización y perseverancia son habilidades que el pianista regio consideró que desarrolló durante su estancia en el Tecnológico de Monterrey y que llevará por siempre.

Lo que más extrañará Eduardo de la Vega del Tec son las producciones y a quienes colaboraban en ellas.

El Tec es incomparable en producciones, es de lo mejor que he visto, y toda la estructura organizacional, pero más que nada las personas. Voy a extrañar la orquesta, estar allí tanto tiempo”.

El músico no dejó pasar la oportunidad para agradecer a aquellas personas que a lo largo de su camino lo apoyaron y lo siguen haciendo, como sus padres de familia y profesores.

Un agradecimiento infinito a mis papás porque estuvieron allí y me acompañaron desde chiquito, están al pendiente de todo, y a mis hermanos también por sus palabras”, señaló.

"Roberto Hernández, Marcelo González, Hugo Garza, Guillermo Palacios y Hazael Martínez, agradezco profundamente por todo el apoyo y confianza que tuvieron en mí, su liderazgo y visión me motivaron a desarrollar mis propios proyectos”.

Para sus compañeros de Arte y Cultura, Eduardo dijo que tuvo la fortuna de forjar grandes amistades con quien creció y compartió grandes momentos que llevará para toda la vida.

A la orquesta, el coro, ensamble, revista musical, en general a la gran familia de difusión cultural: ¡Infinitas gracias y sin duda nos seguiremos encontrando en el camino!”, compartió.

 

FUTURO MUSICAL 

Aunque Eduardo de la Vega se desarrolló en Arte y Cultura y a nivel licenciatura en la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey, su plan es especializarse aún más.

Quisiera desarrollarme en piano y dirección pero ya en los niveles más grandes, quisiera verme en las esferas más altas de la música. También quiero especializarme en música de cámara” dijo.

Los artistas se enfrentan a dilemas de si vivirán de esto o si son suficientes para seguir. Todos debemos intentarlo, darle oportunidad a nuestros sueños. Si no lo hubiera intentado de nuevo no estaría aquí”.

Con información de Karla Escobar y Brayan Nava

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LEER:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Etiquetas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios