Alumnos del Tec de Monterrey desarrollaron durante la Semana i material didáctico para niñas y niños de bajos recursos que estudian Chino Mandarín.
por Luis Daniel Sotelo - 27/09/2018

 

Luis Daniel Sotelo | Campus Laguna

30 estudiantes del Tecnológico de Monterrey diseñaron material didáctico para que 16 niñas y niños aprendan de manera más rápida y divertida Chino Mandarín.

A través de Semana i, y en colaboración con la asociación civil Centro Cultural Hanyu, los jóvenes realizaron distintos productos como memoramas, ruletas y libros de trazos chinos.

“Los chavos tuvieron una inmersión en cultura china, una sesión del idioma, clases de pintura para aprender caligrafía, sesión de cultura general y realización de faroles para un evento que tendrá el centro”, describió Gabriela Reyna, responsable de esta actividad desarrollada en el campus Laguna.

 

"Ayudar no está en chino”, descubren alumnos del Tec
* Los alumnos del Tec con el equipo y alumnos del Centro Cultural Hanyu.

 

Manolo Carsó, estudiante del campus Monterrey aseguró que la actividad resultó interesante al tener que aprender distintos aspectos sobre una cultura distinta.

“Hicimos un juego que incluye tarjetas con palabras tanto en chino como en español. La parte más complicada fue aprender sobre la cultura y poder diseñar un material”, compartió.

Por su parte, Juan Manuel García, alumno del campus Santa Fe, comentó que buscó una actividad fuera de su ciudad para poder disfrutar de una nueva experiencia.

“Este proyecto me gustó porque podemos ayudar a los niños y cambiar un momento de su vida, seguro todos nos llevamos una buena experiencia, tanto los niños como nosotros”, aseguró.

 

"Ayudar no está en chino”, descubren alumnos del Tec
* Libro de trazos chinos.

 

El Centro Cultural Hanyu opera bajo convenio en el colegio HECAT, una escuela de tiempo completo que atiende a niños de bajos recursos desde preescolar hasta secundaria en la ciudad de Torreón.

La asociación brinda educación del idioma con un fin social en donde cualquier persona, sin importar su condición social, pueda aprenderlo.

Marisol Contreras, directora del centro; explicó que los 16 menores pertenecen a “Panditas”, un club de iniciación a la cultura china, sin embargo, comentó que no existe material lúdico y de enseñanza chino – español.

La licenciada en Mercadotecnia por el Tec de Monterrey destacó el esfuerzo de los jóvenes y el esquema de trabajo de Semana i.

“Se me hace padrísimo porque hay alumnos foráneos, conocen el proyecto y ven que hay diferentes maneras de ayudar, el centro tiene un fin social. Donde hay educación no hay distinción social y estamos encantados de recibir a los chicos del Tec. Como egresada me siento afortunada”, finalizó.

 

"Ayudar no está en chino”, descubren alumnos del Tec

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios